2 comentarios

Lee este artículo en:

Monitorización de PRRS en granjas de reproductoras- ¿los fluidos orales de lechones lactantes son una alternativa?

La obtención de fluidos orales en porcino es un método práctico, fácil, efectivo y fiable para muestrear poblaciones, aunque cuando se trata de lechones lactantes no ha sido tan fácil ni tan práctico...

Introducción

La monitorización convencional del PRRS en las granjas de reproductoras de Norte América se basa en el análisis rutinario de muestras de sangre de lechones lactantes. Sin embargo, la obtención de estas muestras requiere bastante tiempo, es costosa y se necesitan dos personas adecuadamente formadas. Además puede causar estrés o incluso la muerte del lechón. Por esta razón, muchos veterinarios prefieren sangrar cerdos mensualmente lo que dificulta una rápida detección de un brote de PRRS. La hipótesis de nuestro estudio era que el desarrollo de un sistema de monitoreo fiable y práctico basado en la obtención de fluidos orales a partir de lechones lactantes permitiría a los veterinarios mejorar de forma significativa los protocolos de muestreo ya que con este sistema se podría aumentar la frecuencia de los muestreos y ampliar la población analizada. Así se podría reducir el tiempo necesario para detectar un brote de PRRS, y/o detectar el virus en situaciones de baja prevalencia en granjas próximas a la estabilidad.

Las muestras de fluidos orales se han utilizado con frecuencia en animales de cebo y adultos (verracos y cerdas/primerizas) con gran éxito. Sin embargo, no hay mucha información disponible sobre cómo obtener fluidos orales de lechones lactantes.

El objetivo de este estudio es resumir las pruebas de campo realizadas con el fin de obtener un procedimiento estandarizado y exitoso de obtención de fluidos orales en lechones lactantes.

Métodos

Se realizaron cinco pruebas de campo para observar el efecto del muestreo de familia (cerda y lechones tenían acceso a la cuerda) o de camada (sólo los lechones tenían acceso a la cuerda) (gráfico 1).

Otros factores evaluados fueron el efecto que tenía el hecho de dar sabor a las cuerdas, el momento del día en qué se exponían los lechones a las cuerdas y la longitud de las mismas (tabla 1).

 

Gráfico 1. Muestreo de camada (sólo los lechones fueron expuestos a las cuerdas) y de familia (tanto la cerda como los lechones fueron expuestos a las cuerdas).

Gráfico 1. Muestreo de camada (sólo los lechones fueron expuestos a las cuerdas) y de familia (tanto la cerda como los lechones fueron expuestos a las cuerdas).

 

Tabla 1. Diseño de 5 pruebas para determinar el efecto de diferentes factores en el porcentaje de éxito a la hora de obtener fluidos orales de lechones lactantes.

Pruebas Objetivos Tamaño de la muestra
Prueba 1 Comparar muestreo de familia vs camada 20 cerdas y sus respectivas camadas
Valorar el entrenamiento con la cuerda el día anterior al muestreo 20 cerdas y sus respectivas camadas ​(el día de entrenamiento usado como control)
Valorar el efecto producido al dar sabor a las cuerdas con manteca de cacahuete 10 cerdas y sus respectivas camadas
Prueba 2 Valorar el efecto producido al dar sabor a las cuerdas (salsa de soja, manteca de cacahuete, sirope de chocolate, vinagre de manzana y azúcar) 10 camadas – cada camada fue expuesta a 5 cuerdas saborizadas y una cuerda control
Prueba 3 Comparar muestreo de familia vs camada 25 cerdas y sus respectivas camadas
Prueba 4 Comparar muestreo de familia vs camada 39 cerdas y sus respectivas camadas
Prueba 5 Comparar muestreo de familia vs camada 36 cerdas y sus respectivas camadas

Para todas las pruebas se decidió que una muestra era correcta si se obtenían al menos 0,5 ml de fluidos orales a partir de las cuerdas. El porcentaje de éxito se calculó al dividir el número de muestras correctas entre el total de camadas o cerdas y camadas expuestas a las cuerdas.

 

Resultados y discusión

En base a nuestra experiencia, la recogida de fluidos orales de lechones lactantes no es tan fácil como en el caso de cerdos de mayor edad. Sin embargo, hay factores que tienen una influencia positiva en el porcentaje de éxito a la hora de obtener muestras de lechones lactantes (tabla 2).

 

Tabla 2. Resumen del porcentaje de éxito a la hora de obtener fluidos orales de lechones lactantes en 5 pruebas de campo.

Objetivo Prueba 1 Prueba 2 Prueba 3 Prueba 4 Prueba 5
Camada vs familia          
Global (%) 88 vs 100 0* 84 vs 88 0 vs 67 14 vs 56
Cuerda control vs cuerda saborizada (%) 60 vs 50 0 - - -
Entrenamiento previo vs sin entrenamiento 75% vs 55% - - - -
Edad de los lechones (días) ~21 ~ 14 ~21 ~14 ~18
Momento del día 6 - 7 am 8 - 9 am 6 - 7 am 8 - 9 am 8 - 9 am
*Muestreo sólo en camadas

El porcentaje de éxito del muestreo por familia varió entre el 55,56% y el 100% según las pruebas. En el caso del muestreo por camada el porcentaje de éxito varió entre un 0,00% y el 88,00%. Cuando las cerdas tuvieron acceso a las cuerdas lo lechones interactuaron también con ellas siguiendo el comportamiento de la madre. Cuando los lechones tuvieron acceso a las cuerdas sin ninguna práctica previa, 30 minutos no fueron suficientes para dejar suficientes fluidos en las cuerdas. Resultó interesante observar que, cuando los lechones tuvieron un entrenamiento anterior, el porcentaje de éxito dentro del grupo camada aumentó un 20%. Esto sugiere que los lechones o necesitan un animal de mayor edad para enseñarles como interactuar con las cuerdas, o sino tener un entrenamiento antes de la recogida de muestras para aumentar el porcentaje de éxito.

En la prueba número 1 se estudió el uso de manteca de cacahuete como saborizante para las cuerdas con el objetivo de que éstas fueran más atractivas para los lechones. La manteca de cacahuete mejoró ligeramente el porcentaje de éxito de la obtención de fluidos, aproximadamente un 10%. Sin embargo, cuando se intentó determinar si otros saborizantes serían mejores, no se pudieron obtener muestras. Hay dos posibles razones para explicar esta situación: 1) la edad de los lechones, ya que tenían una media de 14 días de vida, y por los resultados de otros ensayos (comentados abajo) los lechones de mayor edad permitieron obtener mejores porcentajes de éxito ; y/o 2) que los lechones no tuvieron entrenamiento previo, ni tampoco sus madres.

Como hemos comentado anteriormente, la edad es un factor importante asociado al porcentaje de éxito del proceso de toma de muestras en las camadas. Cuando los lechones tenían aproximadamente 21 días de vida el porcentaje de éxito fue mayor (pruebas 1 y 3) en comparación con los estudios realizados con lechones más jóvenes (pruebas 2, 4 y 5). Una explicación posible es que los lechones se vuelven más curiosos con la edad, y por ello interactúan más con su entorno.​

Otro factor que tuvo un efecto positivo en el caso de las camadas fue el momento del día en el que se colocaron las cuerdas. Cuanto más temprano se colocaron las cuerdas mejor fue el porcentaje de éxito (pruebas 1 y 3). Creemos que esto es debido a la mayor actividad de los lechones. Al principio del día, cuando las cerdas son alimentadas, los lechones interactuaban más con las cuerdas. Por el contrario, más tarde, cuando las cerdas y los lechones ya habían comido éstos disminuían su actividad o dormían. En las pruebas 1 y 3 las cuerdas se colocaron a las 6 de la mañana y fueron las pruebas con un porcentaje de éxito mayor. Se muestra información más detallada de los resultados de la prueba 1 en la gráfica número 2.

 

Gráfico 2. Resultados de la prueba número 1- Efecto familia, manteca de cacahuete, entrenamiento el día anterior y la interacción de todos los factores sobre el porcentaje de éxito a la hora de obtener muestras de fluidos orales de los lechones lactantes. En el centro del gráfico puede observarse el volumen medio de la muestra obtenida y la desviación estándar. La parte azul del gráfico muestra el porcentaje de éxito de  cada factor, la parte roja del gráfico muestra el porcentaje de error o fallo. La descripción de los factores se puede observar en el título de cada gráfico: saborizante (manteca de cacahuete/ control) y tipo de muestreo en el día de entrenamiento (familia o camada) antes de la barra y saborizante (manteca de cacahuete o control) y tipo de muestreo en día de la recogida de muestras (familia o camada) después de la barra.

Gráfico 2. Resultados de la prueba número 1- Efecto familia, manteca de cacahuete, entrenamiento el día anterior y la interacción de todos los factores sobre el porcentaje de éxito a la hora de obtener muestras de fluidos orales de los lechones lactantes. En el centro del gráfico puede observarse el volumen medio de la muestra obtenida y la desviación estándar. La parte azul del gráfico muestra el porcentaje de éxito de  cada factor, la parte roja del gráfico muestra el porcentaje de error o fallo. La descripción de los factores se puede observar en el título de cada gráfico: saborizante (manteca de cacahuete/ control) y tipo de muestreo en el día de entrenamiento (familia o camada) antes de la barra y saborizante (manteca de cacahuete o control) y tipo de muestreo en día de la recogida de muestras (familia o camada) después de la barra.

Otro factor asociado al éxito en la obtención de fluidos orales fue la altura a la que se colocaron las cuerdas con respecto al suelo. Cuando las cuerdas estaban situadas más cerca del suelo de la jaula de partos los lechones interactuaron más con ellas si lo comparamos a cuando las cuerdas estaban colgadas a 7,6-10,2 cm del suelo.

Conclusiones

La industria porcina necesita métodos de toma de muestras que sean prácticos, fáciles, efectivos, y fiables para poder llevar a cabo planes de vigilancia y control de enfermedades. La toma de muestras de fluidos orales tiene todas esas características. Sin embargo, no ha sido fácil ni práctico seguir este procedimiento de toma de muestras a partir de lechones lactantes. Por ello, llevamos a cabo una serie de estudios para determinar qué factores tenían un efecto positivo, es decir, facilitaban, la obtención de fluidos orales de lechones lactantes:

  • Edad de lechón: animales de 3 o más semanas de edad tuvieron mejores resultados
  • Momento del día: cuanto más temprano se expusieron los lechones a las cuerdas, mayor fue el porcentaje de éxito. La mejor hora fue a las 6 de la mañana, a partir de las 8 de la mañana los resultados empeoraron
  • Saborizante: la manteca de cacahuete mejoró ligeramente el porcentaje de éxito en el caso de los muestreos sólo de la camada (comparado con no añadir saborizante). El trabajo previo de remojar las cuerdas implica más trabajo.
  • La altura de las cuerdas con respecto al suelo: cuanto más cerca estaba la cuerda del suelo más fácil fue para los lechones interactuar con ella.
  • Familia vs camada: el resultado obtenido con cerda y los lechones fue mejor que cuando sólo se expuso a los lechones, tanto en porcentaje de éxito como en volumen de muestra obtenida
  • Entrenamiento anterior: el hecho de tener práctica previa con las cuerdas mejoró el porcentaje de éxito en el muestreo realizado por la camada.

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Muy interesante el artículo. Es cierto que en lechones jóvenes, incluso destetados, es complicado tomar muestras por este método. También lo es que en cerdas a veces resulta complicado que muerdan las cuerdas. Cualquier aportación en este sentido es bienvenida. Dado que en lechones lactantes ya podemos tener circulación de PRRS y gripe, me parece muy interesante esta contribución para el estudio de la presencia de estos agentes en esa fase. Para los autores, el gráfico 2 me resulta difícil de interpretar. Gracias.

ACM

Carmen CiaVeterinario21-abr-2017 (hace 6 días)

Completamente de acuerdo contigo.
¿tienes alguna experiencia añadiendo sabores etc para mejorar este parámetro?

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags