Lee este artículo en:

Protocolos de salud para la entrada de reemplazos (1/3)

El periodo de aislamiento y adaptación, no es negociable, es una inversión.

Martes 29 marzo 2016 (hace 8 meses 10 días)

El aislamiento y la adaptación, son los pasos críticos para el inicio de la vida productiva de las cerditas de reemplazo. El objetivo del aislamiento y la adaptación, es la prevención de la introducción de nuevos patógenos en nuestra explotación, el mantener la estabilidad de la piara, y el permitir la adaptación de los nuevos animales a los patógenos de la granja receptora antes de su entrada en la granja y a su vida reproductiva.

Una manera sencilla y visual de describir las múltiples piezas que componen el proceso de introducción de la reposición en la granja podría ser la siguiente tabla. En ella se observa los diferentes elementos de cada pieza, así como los posibles factores de impacto en el resultado final de cada una de las partes. Se ha de tener en cuenta que la categorización de cada factor no implica que el impacto sea positivo o negativo.

 

Proceso Aislamiento Adaptación
Fase Monitoreo Exposición Recuperación
Objetivo Evitar introducción patógenos Maximizar inmunidad Minimizar excreción
Impacto Cuarentena (instalaciones/proceso) +++ - -
Localización +++ - -
Sanidad granja origen +++ ++ +
Recría on site vs. off site ++ +++ ++
Flujo en la recría (todo dentro/todo fuera vs. flujo contínuo) ++ +++ ++
Frecuencia de introducción - +++ +++
Sanidad granja destino - ++ +++
Edad de introducción - ++ +++

(Juan Carlos Pinilla, Al Leman Conference 2015)

 

Adaptación, el punto clave en la estabilidad de la granja. Como adaptar los nuevos reemplazos a los patógenos más comunes de nuestra granja?

El principio más importante a tener en cuenta es que la sanidad del reemplazo debe ser mejor que el de la granja receptora, pero a la vez, asegurar que ese reemplazo es inmune a las enfermedades que hay en la granja de destino. Los protocolos de adaptación deben ser específicos para cada explotación y no replicar simplemente los que se llevan a cabo en otras granjas de un sistema.

Las dos estrategias más usadas durante esta fase son: la vacunación de los animales para el desarrollo de la inmunidad adquirida y/o la exposición a los patógenos de la granja para el desarrollo de la inmunidad natural. Algunas de las vacunaciones se establecen ya en la fase de aislamiento, para proteger a los animales durante la fase de adaptación. Así mismo, también se usan medicaciones estratégicas para minimizar los síntomas clínicos pero a niveles que permitan también la infección de los nuevos animales.

 

Método de exposición Ejemplos
Feedback Parvovirus, PED, TGE, Rotavirus, otros agentes entéricos
Inoculación/injection PRRSv
"Seeders"/cerdos infectados Mycoplasma hyopneumoniae, otros micoplasmas, Pasteurella
Vacunación PRRSv, PCV2, IAV, Erysipelas, Parvovirus, App
Ambiente/pasivo Parvovirus

 

Exposición "natural": requiere el contacto con animales de la granja receptora (seeders) y/o feedback. Estos "seeders" deben estar excretando el/los patógenos diana a los que queremos exponer nuestra reposición y para ello el veterinario debe conocer el comportamiento epidemiológico de estos patógenos. Como guía, una cerda de matadero (primípara o de primer parto) para cada 20 animales puede resultar suficiente para una exposición natural. Sin embargo, el ratio exacto de animales necesario es poco científico y dependerá del número de contactos/tiempo, de la probabilidad de transmisión por contacto, y del tiempo que los "seeders" estén excretando.

 

Patógeno R estimado Fuente
IAV 10.4 Allerson et al, 2012
PRRSV 2.6 Charpin et al, 2012
M. hyopneumoniae 1.16 Meyns et al, 2004
PCV2 5.9 Andraud et al, 2009

(Ratio de transmisión de diferentes patógenos en porcino. La R determina el número de animales "contacto" que pueden ser infectados a partir de un solo animal "infeccioso")

Los protocolos de "feedback" son especialmente importantes para generar la inmunidad maternal frente a la mayoría de patógenos que producen procesos entéricos en los lechones de parideras. Aunque no hay una ciencia exacta respecto al protocolo de aplicación, cuando se aplica correctamente (suficiente exposición) se observa una dramática reducción de los problemas entéricos en la descendencia.

 

Recomendaciones:

  • La duración de la fase de adaptación dependerá de los patógenos que deseemos adaptar. En general sería recomendable no menos de 4 semanas de aislamiento y 4 semanas para la adaptación. Recordar que para la adaptación de PRRSv necesitaríamos un periodo adicional de 30 días más.
  • No empezar las vacunaciones hasta una semana posterior a la entrada en aislamiento para permitir la recuperación de los animales después del transporte.
  • Limitar las entradas anuales. La manera de conseguirlo es mediante la entrada de múltiples edades por grupo. Para poder consensuar sanidad y productividad, es recomendable disponer de dos instalaciones. Ello permitirá trabajar TDTF sin pérdida de capacidad productiva.
  • La comunicación entre veterinarios es esencial para conocer qué estamos comprando y cuál será el mejor protocolo de adaptación de nuestra reposición.
  • Cada granja debe tener su propio protocolo de entrada. Para ello es básico que el veterinario conozca la epidemiología de las enfermedades presentes en la explotación (elección de los "seeders", tiempo de infección, periodo de recuperación, etc).
  • El periodo de aislamiento y adaptación, no es negociable. Es una inversión.

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags