Decepción tras decepción

Después de seis lonjas consecutivas con repetición se han desarrollado tres mercados correlativos con una baja acumulada del 9% en nuestra cotización. De nada han valido las opiniones de respetados operadores que pronosticaban leves descensos.

Martes 30 septiembre 2008 (hace 8 años 2 meses 3 días)

Después de seis lonjas consecutivas con repetición se han desarrollado tres mercados correlativos con una baja acumulada del 9% en nuestra cotización. De nada han valido las opiniones de respetados operadores que pronosticaban leves descensos.

La suavidad de las temperaturas (el ganado crece como nunca) y una subsecuente oferta persistente (ligera de peso, sí, pero persistente) y la incapacidad de Alemania de mantener el tipo en su mercado han provocado los descensos súbitos de estas tres últimas semanas en Mercolleida.

Es habitual que, en septiembre, en España se produzcan reajustes drásticos a la baja, aunque para esta temporada se había pronosticado que los precios podrían evolucionar de forma diferente (caída suave para rebotar en noviembre).

La crisis financiera galopante y sin freno (crash en muchos titulares de prensa de hoy) está afectando la mentalidad del consumidor medio europeo que reacciona con extrema cautela y prudencia, ajustando su consumo a un perfil más bajo de lo habitual (ergo: las piezas nobles no encuentran su valor real en el mercado); las exportaciones hacia países terceros siguen con buen pulso aunque en un ritmo inferior al del primer semestre, los censos continúan mostrando –en toda la UE– disminución clara en el número de madres... como siempre los componentes y variables de mercado son muchos, muy complejos y extraordinariamente complicados.

A pesar de la severa corrección bajista de la segunda quincena de septiembre, todavía existe la firme convicción de que “algo gordo se prepara” como respuesta natural (y quizás drástica) a la reducción de los censos. Nuestros colegas del IFIP francés pronostican para el verano próximo una cotización puntual de la canal superior en 45 céntimos a la actual, lo que refleja su creencia de que, al final, la reducción del censo debe impulsar la cotización a otro nivel.

La realidad y los hechos son tozudos, de momento la oferta es abundante, los sacrificios se desarrollan a muy buen ritmo, las ventas son bastante fluidas (a excepción de las piezas más nobles como se indicó ya en el comentario anterior) y las cotizaciones permanecen en toda la UE en un nivel que no invita al optimismo.

La globalización de los mercados es un hecho innegable. La evolución es clara en casi todos los sectores: menos operadores y más grandes, con crecientes imbricaciones económicas entre países. La crisis económico-financiera actual tendrá, ciertamente, repercusiones mayores que si los mercados fueran más independientes. Con seguridad habrá consecuencias –de uno u otro calibre pero las habrá- en el sector porcino mundial aunque se nos antoja imposible vaticinar cuales.

Nos queda el triste consuelo de pensar que “No hay mal que cien años dure” (ni cuerpo que lo aguante).


Guillem Burset

Comentarios del mercado porcino

Descenso a los infiernos31-oct-2008 hace 8 años 1 meses 2 días
Horizontes despejados30-jun-2008 hace 8 años 5 meses 3 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags