TwitterLinkedinWhatsAppTelegramTelegram
0
2
Lee este artículo en:

Resumen de la Allen D. Leman Swine Conference 2023 (II): Bioseguridad y costes de producción

En esta segunda entrega, Antonio Palomo nos resume las ponencias sobre bioseguridad y las relacionadas con los costes de producción de la pasada Allen D. Leman 2023.

Bioseguridad

Vaccination strategies to reduce PRRSV recombination – J. Calvert, Zoetis

Muchas de las nuevas cepas de virus PRRS son, de hecho, el resultado de recombinaciones entre dos o más cepas existentes de PRRSv-1 o PRRSv-2, de forma que no se han reportado recombinaciones entre los tipos 1 y 2. El virus tiene un elevado grado de mutaciones. Las vacunas con virus vivo modificado no están exentas de recombinaciones, encontrando nuevas cepas con secuencia genómica que incluye virus campo más virus vacunal. Incluso, está documentada la recombinación entre dos cepas de vacuna que dan lugar a un virus menos atenuado que el de la cepa vacunal de origen. La recombinación entre cepas de virus PRRS solo puede ocurrir cuando ambos virus infectan la misma célula en el mismo cerdo al mismo tiempo.

Survival of five strains of PRRSV in tap water at 3 different temperatures – V. Lugo, Universidad Nacional de Colombia

Las prácticas de manejo y bioseguridad son estrategias importantes para el control del PRRS aunque los focos continúan siendo frecuentes. Son pocos los estudios que valoran la estabilidad del virus en el agua y la posibilidad de que se disemine por este medio. Ensayan la estabilidad de cuatro cepas del virus PRRS-2 y una del PRRS-1 Lelystad a tres temperaturas de agua (4-25 y 37ºC) observando cómo se prolonga su supervivencia >35 días a 4ºC y menos de 1 día a 37ºC, por lo que el agua fría es un importante factor de riesgo de diseminación del virus.

Do all PRRS variants have the same level of infectiousness? – M. Melini, University of Minnesota

Cada año el virus PRRS se disemina de unas granjas a otras, siendo más o menos rápida dependiendo de numerosas variables. Una hipótesis es que unas cepas sean más infecciosas que otras, con el resultado de mayor capacidad de transmisión entre cerdos y granjas. Los cerdos infectados con cepas L1C 1-4-4 tuvieron cuadros más severos y requirieron menos cantidad de partículas víricas para originar un cuadro que las cepas L9 1-4-2 y L1A 1-7-4.

A standardized outbreak investigation instrument - a new tool to make sustainable progress on biosecurity – D. Holtkamp, Iowa State University

Debemos estandarizar nuestros programas de investigación de los problemas sanitarios, así como los riesgos en nuestros sistemas de bioseguridad basados en estudios epidemiológicos e identificar todos los eventos y movimientos alrededor de los procesos. Lo debemos hacer de forma sistemática y no esporádica. Desde 2022 están realizando dichos programas de estandarización sobre los problemas tanto de PRRS como de DEP (SHIC) a través de 14 especialistas. Los componentes de dichos programas estandarizados de investigación de focos son definir bien la metodología y terminología, así como los formularios de investigación. El principal propósito es preparar una respuesta de emergencia frente a las enfermedades y reducir su diseminación (“Prevent the need to respond – more important”), lo cual tiene un transfondo económico considerable tanto para productores como para toda la industria americana. En estos momentos, en patologías endémicas se trata de identificar y priorizar las medidas de bioseguridad, dirigir las medidas de control prioritarias, hacer sostenible el progreso de bioseguridad y aumentar la competitividad global. La investigación de un cuadro infeccioso solo tiene valor si se identifica la causa del foco. Desde 2018 hasta 2022 hubo un incremento en casos de PRRS en cuanto a incidencia anual acumulada con ligero descenso en 2023, lo que implica que se están haciendo progresos en este sentido. EEUU, Corea del Sur, España, China y Dinamarca estamos en los top 5 de tasas de mortalidad acumulada en 2021, seguidos por Francia, Suecia y Canadá, estando Brasil en los países productores con menor mortalidad, a niveles de Hungría y Vietnam.

Sabemos lo que tenemos que hacer, pero no siempre lo hacemos, o no en el orden de prioridades precisas (cuáles son los principales factores de riesgo en cada granja – empresa), al tiempo que debemos identificar las soluciones posibles e implementarlas en el rango de las prioridades y de las soluciones en base a su coste, capital invertido y facilidad de ejecución. Poner soluciones correctas a problemas erróneos es tan peligroso como poner soluciones erróneas a problemas reales (Peter Drucker). Lo importante es saber lo que hay que hacer y hacerlo bien. Las investigaciones de un foco solo tienen valor si se identifica la causa del foco para evitar pérdidas de oportunidades, por lo que tenemos que estandarizar el programa de investigación en todo momento. Para ello las vías de captura de datos son importantes, tomando el tiempo preciso para recabar toda la información (papel, bases de datos, referencias científicas, compartir información e ideas entre miembros del equipo), lo que requiere educación, disciplina y entrenamiento.
www.vetmed.iastate.edu

Using new technologies to investigate disease outbreaks – K. Talbot, Hy-Life

Se centra en cómo empezó la DEP en Manitoba (Canadá) con un caso en 2014, 1 en 2015, 5 en 2016 y 80 en 2017, Comenzaron la investigación de los casos visitando las granjas, haciendo un cuestionario al personal, desarrollando un manual de prácticas y obteniendo información de transporte, mantenimiento, retirada de cadáveres, tratamientos, vacíos sanitarios, y asegurándose de que toda la información fuese correcta. Entre 10-20% de las visitas a las granjas no estaban registradas. En el otoño de 2021 desarrollaron un software propio (Farm Health Guardian – FHG), que aplicaron a 30 granjas de la empresa y lo terminaron de implantar en la primavera de 2022 con una app en los móviles, GPS en vehículos y dispositivos portables con diferentes niveles para usuarios con diferentes niveles de acceso para directores, propietarios, responsables y visitantes. El sistema es geolocalizable y permite un entrenamiento, auditoria y uso fácil a tiempo real, además de ser muy visual y rápido para la comunicación de focos (alertas, sonidos, mensaje de textos, emails). Proveen un calendario con un periodo de incubación en cada lugar de datos de interés, lista de todas las personas, camiones y propiedades por niveles de riesgo.

Tan pronto como se sospecha de un foco, no se espera para la confirmación y se pone en marcha el protocolo de medidas de contención como restricción de movimiento de animales tanto dentro como fuera de la granja aprobados por los veterinarios, mientras se continúa con la investigación de la etiología. Se aprueban o niegan las acciones – funciones que cada uno de los involucrados pueden o no hacer (personal, camiones), se comunica inmediatamente la alerta por teléfono, se alerta a los directores sobre las visitas a los diferentes centros interrelacionados, de tal forma que es confidencial entre las personas seleccionadas en el programa. El programa permite visualizar y medir los puntos de la bioseguridad que son susceptibles de mejora y debemos permanecer en constante aprendizaje. Debemos considerar que la memoria de las personas es débil.

Utilizing outbreak investigations to improve biosecurity in a system – K. Coleman, Iowa Select Farms

Tienen cerdos en 14 estados. Es importante investigar los cuadros infecciosos ya que no siempre encontramos el foco, otras veces encontramos oportunidades de mejora, invertimos tiempo en revisar nuestros protocolos de bioseguridad y ver nuestros puntos vulnerables. Un problema puede suponer una gran oportunidad. El motivo de investigar es continuar mejorando en todos los procesos, colaborar entre departamentos y facilitar el entrenamiento del equipo, para lo que debemos mantener la mente abierta y tener respuestas abiertas a cualquier pregunta. Cómo enfocarlo en base a sistemas estándar, utilizando reportes, observaciones a nivel de granja y medios de apoyo para determinar la causa (tipo de granja, signos clínicos, cuándo comienzan, anamnesis, historia clínica, movimientos de animales, visitas recientes, revisar reportes de transporte). Aplican sistemas de vídeo en las áreas críticas de todas las granjas de madres y en la mayoría de los centros de recría de cerditas (30 días de grabación).

Las visitas a las granjas son preceptivas manteniendo los ojos bien abiertos (“fresh eyes”), observando cada detalle, manteniendo la mente abierta, centrándonos en las áreas de riesgo y dedicando tiempo al equipo de trabajo para conocer sus opiniones y respuestas a nuestras preguntas. Y llegamos al punto, y ahora qué (Then what?) de forma que analizamos cada caso de forma individual, analizando los cambios de procedimientos y poniendo el foco en puntos adicionales en la compilación de datos, evaluando riesgos (frecuencia de eventos, tipos de eventos, cambios a implementar con retorno de inversión), mantener intercambio de opinión con personas clave revisando las áreas no cumplimentadas y adoptando las medidas de corrección oportunas. Para continuar avanzando hacemos un plan de medidas proactivas poniendo el foco en la bioseguridad, la formación adecuada, clarificación de los equipos de trabajo y soporte entre departamentos. La investigación a pie de granja se considera esencial. A veces nos podemos sentir frustrados por no encontrar el origen del incendio de forma precisa debiendo pensar en que su investigación, si nos permite establecer mejoras, ya ha merecido la pena.

Improving biosecurity through Bob Morrison’s legacy – J-P Vaillancourt, Université de Montréal, Québec, Canadá

Todas las medidas de bioseguridad tienen como fundamento reducir o eliminar las fuentes de infección o mantener una separación entre ellas y las granjas que queremos proteger. Su objetivo es implementar medidas de bioseguridad regionales para minimizar los riesgos de contaminación cruzada. En muchos casos, los elementos críticos de los programas de bioseguridad tienen que ver con las personas, ya que las características de las personas, su actitud y sus creencias tienen un impacto en la aplicación correcta de las medidas de bioseguridad. Son frecuentes las negligencias y el no considerar la bioseguridad como una prioridad. Los rasgos de personalidad y la inteligencia emocional son dos de los principales determinantes de su cumplimiento. La inteligencia emocional (IE) tiene un impacto positivo en la efectividad y eficiencia de los trabajadores, mejores niveles de coordinación y mayor consecución de logros de los objetivos. Dicha IE también es importante para el liderazgo, la motivación, la comunicación, la toma de decisiones, las relaciones interpersonales y los cambios de manejo. Es preciso modular los programas de entrenamiento, supervisión y fortalecimiento de los trabajadores. Así, enseñar cómo se transmite cada agente infeccioso ayuda a la percepción de las medidas para evitarlo, siendo esencial tomar conciencia de los factores de riesgo, asociado a determinar la relación coste-beneficio de cada intervención para la granja y para el bienestar, tanto de animales como trabajadores.

Costes de producción

Using data to impact your bottom line – B. Eckberg, Metafarms

Metafarms controla 2,3 millones de cerdas en su plataforma y unos 40 millones de cerdos a matadero. Están poniendo el foco en los parámetros de mortalidad derivados del incremento en los últimos cinco años en todas las diferentes fases de producción.

Parámetro 2018 2023
Mortalidad de cerdas 12,2 % 15,6 %
Mortalidad predestete 13,2 % 14,8 %
Mortalidad media en lechones destetados 5,18 % 4,86 %
Mortalidad en engorde media 3,83 % 5,56 %
Parámetro Cambio 2018-2023
Granjas < 10% de mortalidad de cerdas ↓ 15,6%
Granjas 10-15% de mortalidad de cerdas ↓ 14,5%
Granjas >15% de mortalidad de cerdas ↑ 28,7%
Granjas < 10% de mortalidad predestete ↓ 40,7%
Granjas 10-15% de mortalidad predestete ↑ 27%
Granjas >15% de mortalidad predestete ↑ 13,6%
Granjas con mortalidad media < 2% ↓ 10%
Granjas con mortalidad media > 5% ↑ 8,1%
Granjas con mortalidad media en engorde < 3% ↓ 11%
Granjas con mortalidad media en engorde > 10% ↑ 10%

La mortalidad media en 2023 de lechones destetados es de 4,86% frente a 5,18% en 2022, 3,73% en 2021 y 3,83% en 2018. La mortalidad en engorde media en 2023 es del 5,56% frente a 5,55% en 2022 y 4,22% de 2018 y 2019. La media de mortalidad en wean-finish en 2023 es del 6,7%. En cuanto a la mortalidad en el engorde hacen tres apartados por las discrepancias en los inventarios que ascienden al 0,21% de los cerdos registrados en los últimos diez años, ya que diferencian bajas durante el transporte y a la llegada. En cuanto al transporte, la media es de un 0,26% mantenida los últimos años y sobre el 0,71% los muertos a las horas de llegada. Una plaza de engorde en EEUU se valora en 38$/año. Presenta como oportunidad de mejora el poder llevar a tiempo real, en una plataforma digital, todas las incidencias en las unidades de engorde (entradas animales, pienso, bajas – causas, medicaciones, anotaciones Vet incidencias).

Nutritional strategies to lower feed costs for grow-finish pig – A. Gaines, Ani-Tek

Debemos tener en cuenta la dinámica de precios y del coste de la energía de los piensos en estos momentos de volatilidad. Entre el verano 2020 y 2022, el precio de los piensos se dobló. En la primera mitad de 2023 el coste de alimentación por cerdo bajó 7 $ frente a 2022 (107,1 vs 114,12 $). El precio del maíz pasó de 5,99 a 7,34 y 6,83$/Bu en los primeros semestres de 2021, 22 y 23 respectivamente. La evolución de la soja pasó de 418,83 a 457,30 y 472 $/t en la primera mitad de 2021, 22 y 23 respectivamente. El precio de la grasa se multiplicó por 1,6. En sus pequeñas y mejores recomendaciones para formulación, hay que considerar mantener la investigación en dietas de lechones, verificar ingredientes con valor residual (atención a los valores nutricionales de cada materia prima y sus variaciones), reducir algún margen de seguridad, apreciar las necesidades de nutrientes reales de los cerdos y optimizar los niveles de energía y niveles de aminoácidos junto con adaptar los niveles de fósforo con superdosis de fitasas (energía+ aminoácidos y fósforo suponen el mayor coste de la fórmula). Prestar especial atención a posibles bajos contenidos de energía y elevados de fibra en cada materia prima ya que puede diluir la dieta, para lo que es necesario tener registro de calidad nutricional de todas y cada una de las materias primas incorporadas en las dietas.

En diferentes ensayos en lechones (23.146 lechones) utilizando dietas estándar frente a reducir su coste, dan lugar a peores índices productivos y mayor mortalidad, que determinan su penalización de los costes de producción. En cuanto a las dietas de engorde, considera importante tener en cuenta los pesos de entrada y salida en modelos tanto estáticos como dinámicos tanto a tiempo fijo como variable. El impacto del proceso de producción de los piensos en cuanto al tamaño de partícula en la eficiencia alimentaria tiene una importancia vital poniendo ejemplos de molienda de maíz (500 a 700 micras) con variaciones en índice de conversión entre 2,65 a 2,71 con escasa diferencia en ganancia media diaria. En cuanto a la presentación en harina o granulado, también el tamaño de partícula de molienda va a tener variaciones significativas, aumentando linealmente en harina y haciéndolo circadiano en granulado, penalizándose más a partir de las 700 micras. La respuesta sobre los parámetros productivos en el caso de granulado dependerá de la calidad del granulado y del tipo de comederos. En condiciones óptimas estiman una ventaja de coste de alimentación de 2,47$/cerdo (80,21 vs 82,68$/cerdo).

En cuanto a aditivos nutricionales han realizado una profusa revisión (Rao, 2023) prestando especial atención a aditivos probióticos, cobre, L-carnitina, complejos enzimáticos, con resultados variables, teniendo que considerar su eficacia en el índice de conversión, su respuesta constante en metaanálisis y asegurar que aporta valor añadido on top al programa de alimentación con un claro retorno de la inversión.

Sow farm costs and hurdles to execution – D. Wade, Hanor

La compañía Hanor tiene 83.350 cerdas en siete estados con 1,11 millones de plazas de lechones. La clave para analizar su coste de producción en granjas de madres se centra en la calidad de los cerdos producidos por cerda y año, destacando la importancia de la localización de las granjas y la información sobre las mismas (nivel de informes con conocimiento real del coste en base a resultados/objetivos entre granjas de forma comparativa conociendo fuentes externas de referencia de confianza). Las patologías son claves en el coste (PRRS, DEP, PCV) por lo que son críticos la localización, prácticas de bioseguridad, dietas y transporte de lechones. Consideran de gran valor la condición corporal de las cerdas y el correcto consumo de pienso por cerda y año que califica de extremadamente importante (kilos de pienso de cerda por lechón destetado), asociado al trabajo eficiente de las personas a pie de granja, junto a su complacencia y adecuada (relevante) información entre los responsables de granjas. En la ecuación de costes de lechón destetado les supone un 40,5% el coste de alimentación de la cerda, 9% el coste de reposición de cerdas, 15% mano de obra, 10% depreciación, 6% mantenimiento, 5,3% costes veterinarios, 3-5% seguros – administrativos, semen 1,9%, transportes internos 1,6%, manejo purines 1,3%.

Integrating health and feeding management strategies during lactation: Focus on the sow – J. Estrada, Carthage Veterinary Services

Las causas de reposición en cerdas en 2022 son debidas en un porcentaje considerablemente atribuido a causas desconocidas y el resto a problemas locomotores, reproductivos, de mala condición corporal, prolapsos rectales/uterinos, dificultades en el parto, además de las muertes por estrés por calor en los meses de verano (mayo a septiembre). Alrededor del parto se han producido cambios en su salud considerables con un mayor número de tratamientos por dificultades durante el parto, además del problema del calor que determina una depleción de la energía disponible para el parto, complicándolo. Por lo tanto, lo primero es prevenir. Durante el verano vemos como, año tras año, se reduce la prolificidad y la tasa de fertilidad, de forma más significativa en los últimos cinco años, estando más afectada la camada de las cerdas primerizas en los meses estivales. El consumo de pienso en lactación es la gasolina para la granja, debiendo considerar los patrones de consumo individuales. Han demostrado seis patrones (Frobose, Hyatt 2022) siguientes a los que en 1996 demostró Koketsu: rápido, gradual, LLL – low low low – bajo consumo por debajo de media 5,5 kg/día, LHH – low- hight- hight – primeros siete días 5 kg para luego incrementar, mayor – con más de 1,8 kg/día graduales y minor con menos de 1,8 kg/día consumo diario previo al pico. Los patrones de consumo influyen de forma significativa en sus resultados productivos, teniendo mejores resultados en los patrones mayor, rápido y gradual en peso de los lechones al destete y tamaño a siguiente camada. Dichos patrones guardan relación con las cerdas jóvenes vs multíparas y los niveles de consumo totales. Hay claras diferencias entre partos: 5,7 – 7,1 y 7,9 kg/cerda día si son primerizas, segundo parto y tres o más partos. El bajo consumo sería un consumo 25% por debajo del esperado con un 40% de variación en consumo diaria y hasta un 30% en el consumo de lisina por cerda (media 67,7 g Lisdig/día – con valores desde 33-44 con el 19% de la población hasta 77-88 gramos las de mayor consumo). El bajo consumo en lactación reduce 0,4 kg peso lechones al destete y aumenta 4,2 puntos la mortalidad de lechones lactantes comparativamente con los consumos más elevados, llegando a suponer una pérdida de oportunidad de 0,6 lechones nacidos totales menos en el siguiente ciclo. De aquí que debamos prestar atención especial al consumo de cada cerda individual. El consumo en lactación tiene una gran correlación con el peso de los lechones, sobre todo en la tercera semana de lactación. Lógicamente debemos valorar el nivel de lisina que incorporamos al pienso de lactación (1,05 vs 1,17%) en base a los consumos medios de las cerdas de los diferentes ciclos y el coste de inclusión de dichos niveles de lisina, ya que su coste es elevado y no puede ser una solución al mal manejo. Debemos conocer las limitaciones que provocan el bajo consumo y adaptar los niveles nutricionales a dichas circunstancias si no podemos resolver el resto de las variables relativas al manejo, instalaciones, ambiente. La media de ciclos por cerdas a parto es de < 3,5 con un elevado porcentaje de cerdas jóvenes (same strategy = same results). Las cerdas con buena condición corporal tienen mayor consumo de pienso en lactación y menor mortalidad en lactación. Debemos prestar especial cuidado a las cerdas de forma individual en partos en cuanto a estimulación de consumo de agua y pienso poniendo énfasis en la primera semana de lactación donde tenemos hasta un 22% de variaciones de consumo, identificando a las que están por debajo de nuestros patrones.

Optimizing amino acid intake to improve animal health while reducing nitrogen footprint – C. Ramirez-Camba, P. Urriola – University of Minnesota

El nitrógeno es un nutriente esencial para las plantas, microorganismos, animales y humanos. En la forma de aminoácidos, el nitrógeno es un componente esencial de las proteínas corporales, mientras que otros componentes nitrogenados participan en funciones esenciales fisiológicas y metabólicas para la salud animal. También, las formas reactivas causan polución, cambio climático y degradación del terreno. A pesar de su baja concentración en la atmósfera (6%), el óxido nitroso tiene un peligro potencial global que está próximo a 10 veces el metano y cerca de 300 veces el dióxido de carbono, los cuales son los dos principales actores del cambio climático. En producción porcina nuestro objetivo es priorizar la eficiencia de utilización del nitrógeno para disminuir las emisiones de los componentes reactivos nitrogenados como el óxido nitroso, al tiempo que proveemos los componentes esenciales de nitrógeno necesarios para la salud animal. El gran porcentaje de mortalidad de cerdos da lugar a una menor eficiencia en la utilización del nitrógeno a nivel de granja, además de riesgos de bioseguridad y problemas de bienestar, asociado a menor sostenibilidad. Esto nos lleva a introducir un cambio de paradigma en la nutrición basado en un modelo lineal logístico y centrado en las estimaciones de necesidades de aminoácidos extensivas sobre los límites de las necesidades convencionales y redirigiendo el foco hacia la síntesis de biomoléculas que soportan la salud de los animales. La esencia de esta aproximación se centra en aprovechar los fenómenos catabólicos de los aminoácidos que ocurren más allá del umbral del máximo crecimiento. Dicho catabolismo da lugar a la producción de biomoléculas esenciales que están relacionadas con la digestión, la reproducción, la inmunidad y el estado general metabólico del cerdo. El principal hallazgo nos indica que si se usa dicho modelo lineal logístico para calcular los requerimientos de aminoácidos, aumenta la eficiencia alimentaria, el crecimiento diario y se reduce la tasa de animales eliminados, aumentando su tasa de supervivencia y reduciendo la tasa de excreción de nitrógeno, así como la emisión de componentes reactivos de nitrógeno por unidad de cerdo producido.

The art and science of weaning more and better pigs – J.C. Pinilla, PIC

Lo importante es poner el foco en todo aquello que podemos controlar, considerando que en muchas ocasiones debemos volver a las bases. Las cerditas de reposición son usualmente un área de oportunidad: detectar el momento preciso de inseminación en base al intervalo destete celo, mantener buena condición corporal en base a su bienestar, prevenir los nacidos muertos y mantener el flujo de producción continuo y consistente. Los objetivos propuestos son el número de cerdas que inseminamos dentro de los primeros 7 días (90-92 y 94%) o dentro de los 3-5 primeros días (80-85 y 88%), el total de nacidos por camada (15,5- 16,5 y 17,5) así como los destetados por ciclo (12,6 – 13,5 y 14,5). Normalmente hablamos de medias, pero debemos bajarnos a analizar las desviaciones, como por ejemplo el número de cerdas con menos de 12 lechones (<8%), debiendo tener >50% con 14. No solo tenemos que destetar muchos lechones, sino de buena calidad, no recomendando destetar ninguno con menos de 18 días, no menos de 4 kg y un 95% dentro de los rangos de peso.

Tenemos un potencial de 35 folículos perdiendo más de la mitad, debiendo prestar especial atención desde el destete hasta la implantación en el manejo, sanidad y nutrición de las cerdas (estado metabólico). En las futuras reproductoras hemos tenido importantes cambios reproductivos en cuanto a su pubertad (28 semanas), con una edad a primera inseminación entre 200-225 días y 135-160 kg, inseminando al segundo ciclo, debiendo cumplir los cuatro elementos en el mayor porcentaje de cerditas. Debemos evitar disrupciones de consumo de alimento en los 14 días previos a la primera inseminación y mantener un programa de eliminación en cerdas de baja productividad en este momento (fertilidad, tamaño de camada a primer ciclo e intervalo destete a celo) El cuidado de las cerdas empieza haciendo una correcta decisión de qué cerdas inseminamos. Otro objetivo es mantener una buena condición corporal, así como el bienestar durante la fase de lactación, relacionado con acceso a agua – pienso, control temperatura, buena ventilación, limpieza y secado, luz adecuada, reducir estrés, manejar el dolor del parto y monitorizar los procesos febriles a tiempo. Monitorizar cerdas con un número más elevado de nacidos muertos derivado de la ralentización del parto y la mayor duración por cualquiera de las variables enumeradas. Es importante que los lechones tomen pronto calostro para evitar su pérdida de temperatura corporal en las primeras horas posteriores al nacimiento. Mientras los objetivos indican la dirección, nosotros debemos poner el foco en el día a día.

Productivity with applied impact – T. Marotz, Wakefield Pork, Inc.

La mejora genética desde 2011 ha supuesto 30,09$/cerdo a matadero. Podemos prevenir ciertos fallos reproductivos como que las cerdas con bajo tamaño de primera camada tendrán peor rendimiento posterior y proceder a eliminarlas. Con una media de 26,9 de lechones por cerda y año tenemos un porcentaje de cerdas con más de 35 lechones y hasta un 5% con 40 lechones, pudiendo ir seleccionando las superproductoras desde el comienzo de su vida productiva. Esto significa que nos podemos adelantar a ciertos procesos, amplificar la presión de selección en nulíparas, cualificar las necesidades de las granjas (siempre se puede hacer algo mejor, debiendo mantener la excelencia y no caer en el conformismo), definir unos criterios estrictos de sacrificio – eliminación de cerdas que están por debajo de los parámetros significativos de producción óptima, que a su vez deben estar adaptados a cada granja de forma individual.

Póster

La inclusión de proteína de plasma en el pienso de cerdas reproductoras durante la fase de transición a 0,5% reduce el número de nacidos muertos (1,40 vs 1,84) y aumenta el peso de los lechones al nacimiento (1.430 vs 1.383 g) en un estudio realizado en Brasil.

Antonio Palomo Yagüe

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3
Publica un nuevo comentario

Para comentar debes registrarte en 3tres3 y acceder como usuario.

Artículos relacionados