Vaivenes de primavera

Llegado a cierto nivel de precios, el mercado sabe que es más fácil subir el precio que bajarlo, y actúa en consecuencia. Todo esto es válido para explicar el porqué de este cambio de tendencia en menos de un mes.

Siempre he creído que el mercado en sí es mucho más inteligente que cualquiera de las personas que operamos en él. Alguien se puede preguntar qué quiere decir eso, pues básicamente que al final el mercado siempre hace lo que es más fácil. ¿Eso cómo se come? Bien, llegado a cierto nivel de precios, el mercado sabe que es más fácil subir el precio que bajarlo, y actúa en consecuencia. Todo esto es válido para explicar el porqué de este cambio de tendencia en menos de un mes.

Dicho de otra manera, ha ocurrido lo siguiente:

- Las llegadas de mercancía de importación (léase trigo) han bajado drásticamente, por lo que los stocks en fuerte han pasado de ser suficientes y sobrantes a reducirse generosamente.

- Los trigos de Inglaterra y Francia han sido lo más baratos ha nivel mundial, y han vendido a países tan lejanos como Corea del Sur.

- A nivel local, los largos que se hacían insoportables tanto en España como en Francia se han colocado. Baratos, eso sí, pero aparentemente los largos de mercancía no pesan.

Todo eso se traduce en un fuerte cambio en el mercado: el trigo se ha situado en niveles de 145-147 €/Tm, dependiendo de posiciones y puertos. La cebada se ha situado en niveles de 132-131 €/Tm sobre almacén puerto, y en destino a 138-133 €/Tm dependiendo de destinos. El maíz se ha situado sobre los 155-152 €/Tm según destinos y posiciones, esperando la bajada de la proteína para poder subir más. No olvidemos que la cosecha de maíz no llega hasta octubre, y hoy por hoy la importación del mismo es inviable porque es más caro.

Resumiendo, los cereales, aparentemente hasta julio/agosto y dependiendo de las nuevas cosechas sólo pueden hacer dos cosas: mantenerse o subir.

Bien, y la proteína (sobretodo la soja) ¿qué ha hecho? Todo el mercado esperaba que bajara….y no lo ha hecho. Pero al mismo tiempo nadie compraba, con lo que los importadores y las extractoras cada vez traían menos mercancía por el miedo a tener largos invendidos y con diferenciales importantes. En definitiva, nadie ha querido asumir riesgos, y a todo esto en Argentina monta una huelga, y ya tenemos un mercado con escasa oferta y con demanda reducida, pero real. Resumiendo, el mercado patas para arriba. Independientemente del precio de reposición, la soja vale lo que quiera quien pueda vender, siempre y cuando se pueda cargar. Los precios rondan los 315 €/Tm dependiendo de puertos y ¿hasta cuándo? Pues la huelga ha terminado y ahora se deben regularizar las llegadas de mercancía, eso quiere decir a mediados de mayo.

Independientemente de todo lo dicho, las cosechas y la previsión de aumento de superficie sembrada hacen pensar que una vez acabados todos los problemas, los precios se regularicen y podamos tener niveles de precio más asequibles, sobretodo a partir de junio/julio en adelante. Una vez más se cumple la máxima de que un mercado sin cobertura es un mercado sensible a cualquier cambio o problema sobretodo alcista, porque no hay defensa posible.

Jordi Beascoechea
Subministradora de Cereals SL

Escrito el 9 de abril de 2010

Comentario de materias primas

La proteína y otros desencuentros20-may-2010 hace 6 años 6 meses 21 días
Los precios siguen bajando pero ¿hasta cuándo?17-mar-2010 hace 6 años 8 meses 24 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags