2. Alimentación de la cerda

Segundo capítulo dedicado a la alimentación de la cerda gestante
Miércoles 30 marzo 2005 (hace 11 años 8 meses 4 días)
Controlar las pérdidas del peso corporal y de la grasa dorsal
Indentificar las necesidades de nutrientes
Maximizar le ingestión durante la lactación
Relacionar la alimentación con la productividad de la granja


En gestación, la alimentación de la cerda debe perseguir el logro de los siguientes objetivos:
  • Recuperación de la condición corporal. Después de la lactación la cerda sufrirá una disminución de la grasa dorsal de grado más o menos marcado dependiendo de algunos factores como alimentación, gestión, genética y estado sanitario. A los 35 días post-cubrición, la cerda debe alcanzar un estado corporal normal, es decir, debe alcanzar el estado corporal 3 (ver capítulo 1); para obtener esto, la alimentación debe ser individual suministrando más pienso a las cerdas más delgadas.
  • Mantenimiento durante la gestación. La cerda no debe llegar al parto ni demasiado grasa ni demasiado delgada. Desde el día 30 al 95 de gestación la cerda no tiene necesidades particulares dado que los fetos crecen de manera limitada. Normalmente, cuando la cerda más come en gestación menos comerá en maternidad.
  • Desarrollo de los fetos. El crecimiento fetal se acelera en los últimos 20 días de gestación y es en esta fase que la alimentación debe ser proporcionada al aumento del peso de los fetos.
En el gráfico se sintetizan los conceptos planteados anteriormente, especificando también los kg de alimento que deberán ser suministrados en las distintas fases de la gestación.

Programa de alimentación para cerdas gestantes

Durante el parto los aparatos respiratorio y cardiocirculatorio, además del sistema endocrino, funcionan a pleno, mientras el aparato digestivo se mantiene inactivo. Una sobrecarga intestinal asociada a una menor motilidad de este órgano pueden determinar fermentaciones anómalas con absorción de endotoxinas hacia uno de los órganos que en ese momento son más sensibles: la ubre.

Además, un tubo intestinal lleno determina un aplastamiento del útero y una restricción del canal del parto, con posibles dificultades para el paso de los lechones en el momento del parto.

1. Vulva
2. Vagina-canal del parto
3. Cuerno uterino
4. Cavidad abdominal
5. Isquio
6. Pubis
7. Región perineal
8. Vejiga
9. Intestino

Puede ser necesario aplicar una restricción alimentaria, reduciendo en forma gradual la cantidad de pienso a partir del día 110 de gestación. Es de gran ayuda adicionar al alimento un porcentaje de fibra mayor; aún mejor si se agrega pulpa de remolacha o fibra de arroz, ya que son fibras menos traumáticas en comparación con otras, como por ejemplo el salvado.

En los casos de estreñimiento crónico es aconsejable utilizar un laxante suave: sulfato de magnesio (unos 10gr).

Esquema de reducción alimentaria en los días anteriores al parto, considerando la suministración dividida en tres comidas por día:

Mañana
Medio día
Noche
días
kg
kg
kg
- 4
2
1
1
- 3
1
1
1
- 2
1
1/2
1/2
- 1
1/2
1/2
1/2
Parto
0
0
0

Una restricción excesiva o demasiado anticipada puede determinar un aumento de nacidos muertos, una menor viabilidad de los lechones y una mayor mortalidad de los mismos en la lactación.

Inmediatamente antes del parto se puede practicar ayuno o se puede suministrar una pequeña cantidad de pienso.

Normalmente las cerdas entran en maternidad entre una semana y 5 días antes del parto, si en esta fase ingieren pienso de lactación podemos provocarles estreñimiento debido al bajo nivel de fibra de estos piensos. Es una buena práctica seguir suministrando pienso de gestación, no solamente hasta el parto sino también durante los sucesivos 3-4 días.

Es necesario tener siempre en cuenta el suministro de agua. Uno de los signos que predicen el parto, a partir de los 3-4 días anteriores, es el aumento del consumo de agua. El agua nunca se puede restringir, al contrario, durante la lactación es oportuno agregar a la racción suministrada por los bebederos que se encuentran en la paridera un suplemento de agua limpia directamente en el comedero.

A pesar que las parideras estén provistas de bebederos es aconsejable suministrar algunos litros (5-10) extra de agua, después de aproximadamente 20 minutos de la comida, también en los días que preceden al parto.

Sala de partos

3. Sanidad: profilaxis vacunal04-abr-2005 hace 11 años 8 meses
1. Condición corporal de la cerda29-mar-2005 hace 11 años 8 meses 5 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags