Uso de cereales tratados térmicamente en dietas para lechones destetados precozmente

El destete precoz (18-24 días de vida) somete al lechón a un estrés afectivo, social y nutricional.

Miércoles 11 abril 2001 (hace 15 años 7 meses 26 días)

El destete precoz (18-24 días de vida) somete al lechón a un estrés afectivo, social y nutricional. El animal tiene serias dificultades para cambiar la ingestión de leche materna por pienso y precisa varios días para reequilibrar el nivel de ingestión. Todo ello coincide, además, con un descenso en la capacidad digestiva derivada de la reducción en las secreciones enzimáticas; el lechón produce poca amilasa y posee una flora microbiana en el tracto posterior cambiante y poco estable. Los carbohidratos de la ración que mejor se adaptarán y/o serán aprovechados en esta situación son bien los azúcares y almidones solubles y fácilmente digestibles o bien la fibra de más difícil fermentación (celulosas) que modulará el tránsito y los más peligrosos son aquellos de nula o difícil digestión en el intestino delgado pero de fácil fermentación en tramos posteriores.

Los cereales son el principal aporte de carbohidratos a estas raciones, en su mayor parte en forma de azúcares y sobre todo almidones (amilosas, de más difícil digestión, y amilopectinas) pero también celulosa (beta-glucanos de la cebada), hemicelulosas (arabinoxilanos del trigo) u otros componentes de las paredes celulares. El tratamiento (combinaciones de temperatura, humedad, presión y tiempo) de estos ingredientes puede mejorar su aprovechamiento digestivo y la salud intestinal del animal pero, en ocasiones, puede también empeorarla. Si nos centramos en el almidón el tratamiento mejora el grado de gelatinización y por tanto su aprovechamiento digestivo pero, si es demasiado severo, origina la retrogradación de dicho almidón, convirtiéndolo en poco digestible pero fácilmente fermentable y por tanto en “peligroso” para el lechón recién destetado. En definitiva el uso racional de cereales tratados para lechones destetados precozmente depende tanto del cereal de que se trate como del tipo y severidad del tratamiento.

En teoría el arroz o el maíz tipo “plata” (baja relación amilosa/amilopectina) no precisaría de tratamiento, el maíz “usa” y “nacional” (alta relación amilosa/amilopectina) responderían positivamente a tratamientos suaves y el trigo y cebada aceptarían tratamientos más contundentes.

Artículos relacionados

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags