Lee este artículo en:

Estrategias para aumentar el consumo de pienso de lechones en lactación

Cómo conseguir que todos los lechones coman creep-feed en maternidad para asegurarnos así un buen arranque al destete.

Jueves 27 marzo 2014 (hace 2 años 8 meses 7 días)
pharmingsacsergio_sepiaNacho FdezJaume A P

Creep feed es la práctica de alimentar con dietas sólidas a los lechones lactantes. Se utiliza como un complemento al aporte de la leche materna. Su consumo es muy variable entre individuos y camadas (ver tabla 1).

Tabla 1. Ingesta de creep feed por camada y lechón.
Fuente: Blavi y Solà-Oriol, 2013

consumo grs/camada consumo grs/lechón Días con Creep-feed
Barnet et al.,1989 107-1550 g 13-194 18
Pajor et, al.1991 2-205 g/día 27±16.8 g/día 18
Delame and Meuniesalaum, 1995 0-2382 g 0-674 g 14
Bruininx el al, 2002 445-7840 g 377±200 g 17
Bruininx el al, 2004 - 301±151 g 17
Pluske et al, 2002 380±332 g/día 37±32.7 g/día 19
Sulabo et al. 2010 263-2349 g - 18

La realidad es que este consumo de creep feed es muy bajo, sobre todo en destetes de menos de 21 días y no influye sobre el crecimiento del lechón. En destetes más tardíos, se puede obtener un diferencial de peso al destete (hasta 500-600 gramos por lechón en muchos casos) si somos capaces de estimular el consumo (ver gráfico 1).

Diferencia de peso según consumo sólo de leche o pienso más leche

Gráfico 1. Diferencia de peso según consumo sólo de leche o pienso más leche.
Fuente: BPEX. 2013. Action for productivity, nº 5

Los lechones al final de la lactación, sobre todo en destetes tardíos, podrán compensar en parte las
deficiencias en energía y nutrientes debido a una ingesta de leche limitada en relación a su potencial real de crecimiento. El creep feed representa entre un 1,2% y 17,4% de la ingesta total de energía en lechones entre 21 y 35 días de lactación (Pluske et al 1995).

Más del 80% del consumo en lactación se produce en la semana previa al destete.

El verdadero beneficio de la ingesta de creep feed (por muy insignificante que sea) es que está directamente relacionado con la mejora en consumo y crecimiento inmediatamente después del destete. Los lechones empiezan a comer antes (Bruininx 2002) y crecen un 38% más durante la primera semana (Bruggeman 2010).

Esto sucede porque el creep-feed ayuda a que la adaptación de los lechones sea más suave en el momento del destete. Los lechones se acostumbran antes a consumir alimento sólido y además se estimula la producción de enzimas en el aparato digestivo que actúan sobre otros nutrientes diferentes a los aportados por la leche. Con esta adaptación pre-destete de la fisiología intestinal se pueden digerir mejor los carbohidratos y proteínas y reducimos el riesgo de diarreas al destete (Makinde et al. 1997).

En multitud de pruebas se ha observado que un 40% de los lechones ni siquiera prueban el pienso, el consumo sólo corresponde al otro 60%. Se supone que algunos lechones pueden comer más por una mayor madurez de tracto gastrointestinal, que les permite utilizar los nutrientes del pienso a edades más tempranas (Aurmaitre, 1972). También se ha visto que cuantos más días se ofrezca el pienso (13 vs 2) mayor será la proporción de lechones que lo ingieran, pero no hay efecto en los rendimientos pre-destete (Sulabo, 2010), salvo en destetes tardíos.

Buininx et al. (2001), Sulabo et al. (2010) y Solá-Oriol (2013) además han visto que los lechones que lactaban de tetas posteriores, normalmente destetados con menos peso por tener acceso a una menor producción láctea, eran los que más consumían en maternidad. Esto puede ser debido a un intento de compensar esa desigualdad en el consumo de leche (Algers at 1990).

Los factores de variación del consumo son muy difíciles de estudiar. Además, la mayoría de los estudios consideran como consumo la desaparición de pienso pudiendo tener un efecto grande el desperdicio.

Los factores más influyentes son:

  • Confort y ambiente del lechón: temperatura adecuada y ausencia de corrientes, espacio adecuado, etc.
  • Agua limpia y accesible: determinante en el consumo del lechón sobre todo a partir de la 3ª semana.
  • Composición de la dieta: productos digestibles y palatables: sémola de avena, harina de pescado, cereales cocidos, aceite de coco, dextrosa, sacarosa, proteínas lácteas, suero de leche, aminoácidos sintéticos y plasma.
  • Frescura y forma de administración: aportes frecuentes y pequeños de pienso fresco. Sustituir y limpiar diariamente es decisivo para estimular el consumo (Appleby et al. 1991). Cada vez que alimentamos estimulamos la curiosidad y el comportamiento exploratorio de los lechones.
  • Tipo de comedero y accesibilidad: el comportamiento de imitación del lechón hace sea más interesante el uso de bandejas o platos de forma que pueden verse mientras comen. Estos platos se fijan a la rejilla y se colocan lejos de las zonas de calor, de deyecciones y de las esquinas.
  • Duración del aporte: cuanto más días se le ofrezca (siempre fresco y en pequeñas cantidades), más posibilidad de que más lechones lo ingieran.
  • Aromas (imprinting): se incluye un sabor específico en la dieta de cerdas 14 días antes de parir y durante la lactación. El sabor pasa a la leche. En el pienso añadimos el mismo aroma y conseguimos que los lechones reconozcan el aroma y coman antes y más cantidad. Campbell y R. King (años 80) observaron 63 y 65 gramos de incremento en el consumo diario. Se ha demostrado mediante grabaciones de video que los lechones dedicaban el doble de tiempo a comer.
  • Presentación:
    • Granulado: estimula más el consumo y tiene menos desperdicio que la harina. Es preferible en pellet de diámetro pequeño (2 mm).
    • Papillas: el pienso con agua o mezclado con leche o yogurt mejora de forma determinante la ingesta.Con alimento líquido se consigue un incremento del crecimiento entre un 11 y un 35% (Pluske 1995). En 1999 Toplis administrando papillas (1/3 pienso, 2/3 agua) consiguió estimular al lechón a comer 374 gramos en 10 días (del día 10 al 20 de vida) consiguiendo mantener la altura de las vellosidades intestinales.

Papillas

Recomendación

Mezclar creep feed con leche o yogurt a partir de los 10 días de vida.

Llenar el comedero 2-3 veces al día, dando cantidades crecientes según edad y consumo asegurándonos que lamen el plato en menos de 45 minutos.

Si no es así, ajustar la cantidad administrada. Esta es la única forma de conseguir que todos los lechones hayan comido creep-feed en maternidad, asegurándonos así un buen arranque del lechón al destete.

Artículos relacionados

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags