El selenio en la alimentación porcina: beneficios para el animal y los humanos

Está ligado a la vitamina E por la similitud de los síntomas de deficiencia y a la semejanza de sus funciones biológicas
Lunes 8 enero 2007 (hace 9 años 11 meses 2 días)
El selenio es un elemento traza de gran importancia en la alimentación porcina, a pesar de ser necesario en cantidades muy bajas. Está íntimamente ligado a la vitamina E debido, fundamentalmente, a la similitud de los síntomas de deficiencia de ambos elementos y, en cierto modo, a la semejanza de sus funciones biológicas.

Al margen de su relación con la vitamina E, el selenio mantiene una estrecha relación con los aminoácidos sulfurados metionina y cistina, al formar parte imprescindible de la enzima glutation-peroxidasa, estando presente en cantidades estoiquiométricas con 4 átomos g de Se/mol.

En líneas generales, los síntomas clínicos de un consumo insuficiente de selenio son muy parecidos a los síntomas de avitaminosis E: distrofia muscular, músculos pálidos, pequeñas hemorragias en el miocardio, necrosis hepática y trastornos del movimiento y lesiones de las extremidades. Concretamente en el cerdo se aprecia: hepatosis dietética, degeneración muscular, enfermedad del corazón de mora, trastornos de la reproducción y disminución del sistema inmunitario.

Todos estos síntomas y síndromes se ven agudizados si las dietas que contienen menos de 0,03 ppm de selenio y son deficitarias en vitamina E.

En otro orden de cosas, el selenio puede ser considerado como uno de los elementos traza más tóxico, incluso a dosis bajas. La tolerancia al consumo de elevadas cantidades depende de la forma química del selenio, siendo los efectos más moderados cuando la fuente es selenio orgánico (levaduras enriquecidas con selenio) que cuando es selenio inorgánico (selenito sódico). Los cerdos en crecimiento expuestos a altas ingestas de selenio (12 ppm de Se) desarrollaron lesiones en las pezuñas. Con dietas entorno a 20 ppm, se aprecia un cuadro de intoxicación caracterizado por congestión necrótica de la médula renal, cambios degenerativos del encéfalo y médula espinal que desembocaban en la muerte. En cerdas reproductoras, la selenosis puede provocar efectos teratogénicos. En cerdas jóvenes ingestas de 7-10 ppm de Se en forma de selenito ocasiona descenso de la fertilidad y aumento del número de lechones nacidos muertos.

Efecto sobre el verraco


El selenio se acumula en gran cantidad en los testículos, mejorando la motilidad espermática y la fertilidad, debido a que contribuye a mantener la integridad de la membrana espermática.

En verracos alimentados con una dieta extremadamente baja en selenio (0,01 ppm) se detecta una concentración baja de espermatozoides, un elevado número de alteraciones a nivel de cabeza y cola en los espermatozoides, así como alteraciones en las mitocondrias de los espermatozoides, junto con una reducción del 25% en la concentración de ATP, provocando un aumento de la maduración de los mismos en el epidídimo.

La suplementación de 10 a 20 mg de vitamina E/Kg y 0,1 a 0,15 ppm de Se mejora la fertilidad del verraco, aumentando la producción y concentración espermática.

Efecto sobre las cerdas reproductoras


Las cerdas alimentadas con piensos pobres en selenio y con reservas tisulares bajas, la suplementación con selenio provoca un aumento del tamaño de la camada, un mayor porcentaje de fertilidad, sobre todo en cerdas nulíparas, y una disminución de la mortalidad neonatal. Recomendamos aportes de 0,15 ppm, preferiblemente en forma de selenio orgánico.

Efecto sobre los cerdos en crecimiento


Los lechones padecen a menudo deficiencia de selenio, sobre todo tras el destete. Una solución a este problema sería incrementar el aporte de selenio orgánico a las dietas de las cerdas lactantes para que de esta manera se enriquezca el contenido de la leche y, así aumentar las reservas del mismo en los lechones destetados. En este sentido, somos partidarios de incrementar el aporte de selenio en el pienso de lactación hasta 0,25 ppm de selenio orgánico.

Recomendaciones

Cuando las necesidades básicas no están cubiertas con la alimentación, la suplementación con Se/vitamina E está totalmente indicada, ya que tiene unos efectos claros y directos sobre la salud animal y los rendimientos zootécnicos. Ahora bien, cuando estas necesidades están cubiertas, la sobredosificación con selenio puede tener efectos negativos debido a su toxicidad.

La mayoría de las experiencias confirman que la forma orgánica de selenio es superior a la inorgánica en lo que a transferencia placentaria, mamaria y a los niveles de este mineral en lechones se refiere. Asimismo, el selenio orgánico parece tener un efecto más positivo sobre la calidad de la carne.

Aportes de selenio recomendados
Cerdas reproductoras 0,15 ppm
Verracos 0,20 ppm
Cerdos en cebo-finalización 0,20 ppm
Lechones 0,30 ppm
• Pre-starter: 0,35 ppm
• Starter: 0,25 ppm)

Escribe Alberto Quiles quiles@um.es

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags