Calidad del gránulo en piensos de lechones

Actualmente es muy común el suministrar los piensos de lechones en gránulo...

Viernes 27 febrero 2004 (hace 12 años 9 meses 9 días)

En el momento del destete el lechón sufre un cambio brusco de la fuente de alimentación proveniente de la leche de la madre a un pienso seco con almidón y proteínas vegetales, lo cual conlleva una brusca reducción del consumo que se irá recuperando paulatinamente. Asimismo su sistema digestivo e inmunitario aun son inmaduros y sus requerimientos nutricionales y potencial de crecimiento son elevados. Por tanto es crucial suministrar al lechón una dieta nutritiva, digestible y apetecible, y además en una presentación que facilite el manejo, conservación y consumo por el animal.

Actualmente es muy común el suministrar los piensos de lechones en gránulo, considerándose como principales ventajas las siguientes:

  • Mejor manejo del pienso en la granja, tanto en los sistemas de alimentación automáticos como en las tolvas.
  • Mejor conservación del pienso, sobretodo de aquellos ricos en productos lácteos, pescado y materias primas perecederas.
  • Mejora en los parámetros productivos, muy relevante del índice de conversión por reducción de las pérdidas de pienso y también de la ganancia de peso de los animales.

Por tanto, la granulación del pienso de lechones supondrá tanto ventajas técnicas como económicas. Sin embargo, para que dichas mejoras se produzcan, el gránulo deberá ser de muy buena calidad, siendo los principales parámetros a considerar el tamaño, durabilidad y dureza.

  • El tamaño viene definido por la longitud y el diámetro, siendo el segundo el principal parámetro a determinar. Para piensos prestarter, hasta 8-12 kg de peso vivo (2-3 semanas postdestete), se considera que diámetros superiores a 2,5 mm reducen el consumo de los animales. Sin embargo se han encontrado pocas mejoras productivas con el uso de diámetros inferiores, pudiendo ser los motivos comerciales y de presentación del pienso de mayor importancia. Para piensos estarter, hasta los 20-30 kg de peso vivo, pueden utilizarse diámetros superiores de hasta 3-4mm sin afectar el consumo de los animales.
  • Se considera la durabilidad (1) el porcentaje de gránulos que llegan enteros hasta el comedero del animal, sin haberse partido o formado finos. Es un parámetro de gran importancia, ya que la presencia de finos en el comedero del animal disminuye el consumo de pienso y aumenta los desperdicios de pienso y el índice de conversión. Para reducir la cantidad de finos que lleguen al comedero del animal será necesario realizar una criba del pienso antes de su expedición o ensaque.
  • La dureza (2) es la resistencia física a la rotura del gránulo al aplicarle una presión. Generalmente está muy correlacionado con la durabilidad, por tanto a mayor dureza mayor durabilidad.. La dureza del gránulo aumentará cuando las condiciones de temperatura y/o presión durante la granulación sean elevadas, pudiéndose dar procesos de caramelización y reacciones de Maillard, con las consiguientes pérdidas nutricionales (3) y modificaciones en el sabor, aroma y aspecto del pienso. Se ha observado que en piensos de lechones el gránulo muy duro es perjudicial, reduciendo el consumo de pienso, pudiendo ser debido tanto por las modificaciones nutricionales producidas, o, cómo también se a sugerido, por lesionar el paladar aún muy tierno de los lechones. El objetivo es obtener un gránulo no excesivamente duro pero con una buena persistencia hasta el comedero del animal (durabilidad), por tanto con una buena plasticidad.

El proceso de granulación es crucial para obtener un gránulo para lechones de calidad, y a pesar de la tecnología disponible, se puede considerar un arte, observándose grandes variaciones en una misma fábrica, pero sobretodo entre fábricas distintas. A nivel de formulación los lácteos y grasas, y a nivel tecnológico la matriz y el acondicionamiento, son los principales parámetros que afectarán el proceso de granulación en piensos de lechones.

  • Los lácteos favorecerán enormemente la formación del gránulo, dificultando el paso por la matriz y pudiendo dar gránulos excesivamente duros.
  • Por el contrario la grasa facilitará el paso a través de la matriz, incrementando la producción de la granuladora y llegando a reducir la durabilidad del gránulo a niveles altos de inclusión.
  • Al reducir el diámetro del granulo la dificultad del proceso se incrementa más que proporcionalmente, dificultándose mucho el paso del pienso y pudiéndose dar gránulos excesivamente duros y quemados.
  • La adición de agua o vapor y el tiempo de acondicionamiento mejoran la durabilidad del gránulo y la producción de las granuladoras, pudiendo apelmazar en exceso los piensos ricos en lácteos. Habrá que evitar temperaturas superiores a 60ºC por las posibles reacciones de caramelización y destrucción de ciertos nutrientes y aditivos termolábiles.

Aparte de ser nutritivo y digestible, un buen pienso de lechones granulado deberá tener un gránulo pequeño (2-2,5 mm), que llegue íntegro hasta el comedero del animal (durabilidad del 92-95%) y sin una dureza excesiva. Siendo estos tres parámetros muy importantes, generalmente se da más relevancia al tamaño del gránulo y durabilidad, teniendo más olvidada la dureza, pudiéndo esta explicar muchas veces las variaciones observadas en los resultados productivos.

(1) Hay distintos métodos estandarizados para estimar la durabilidad de un pienso los cuales simulan el manejo del pienso desde la fábrica de pienso hasta el comedero del animal, siendo los más comunes la caja pfrost y el sistema Holmen

(2) El método más común para medir la dureza del gránulo es el tornillo Khal. Es un parámetro heterogéneo entre los gránulos de una misma partida e incluso dentro de un mismo gránulo, siendo necesaria una buena metodología de muestreo y medición, con el fin de obtener datos comparables entre diferentes partidas y piensos. Subjetivamente también puede estimarse la sensación de dureza al tacto de un puñado de pienso.

(3) Disminución de la digestibilidad de los azucares y aminoácidos (de gran importancia la Lisina). Perdidas de ciertos nutrientes y aditivos termolábiles, como vitaminas, enzimas, probióticos, etc.

Así lo ve Imasde

Nutrición

Alimentación líquida en porcino08-mar-2004 hace 12 años 8 meses 28 días
Calidad del gránulo en piensos de lechones17-feb-2004 hace 12 años 9 meses 19 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags