Biotina en la alimentación del ganado porcino

Las primeras citas bibliográficas sobre la suplementación de biotina en cerdas reproductoras datan de los años 40 cuando.

Viernes 17 enero 2003 (hace 13 años 10 meses 20 días)

Las primeras citas bibliográficas sobre la suplementación de biotina en cerdas reproductoras datan de los años 40 cuando se comprobó experimentalmente que estados de avitaminosis ocasionaban fisuras y grietas en las almohadillas plantares, inflamación del tejido subcutáneo, lesiones en las pezuñas (corona, talones y planta), alopecia, descamación, etc.

Treinta años más tarde se pudo apreciar que la suplementación con biotina no solo tenía efectos beneficiosos sobre posibles lesiones a nivel de las pezuñas, corrigiendo la mayoría de las cojeras, sino que también tenía un efecto positivo en las cerdas madres, en el sentido que mejoraban los índices reproductivos.

A partir de esos trabajos, muchos han sido los autores que han estudiado el efecto que tiene una suplementación de biotina en el pienso sobre los parámetros reproductivos de cerdas. A continuación trataremos de resumirlos resaltando aquellos aspectos que consideramos más destacables.

1. Tasa de reposición.

Se ha observado un efecto sinérgico entre deficiencias de biotina y manejo de cerdas en suelos duros, donde el peso del propio animal hace que las pezuñas pierdan resistencia a la abrasión y a la presión, provocando lesiones de hiper y paraqueratosis, dermatitis, descamación, formación de grietas e incluso pústulas como consecuencia del reblandecimiento gradual del tejido plantar con erosión de la superficie. Todo ello se traduce en un aumento de las cojeras y en un mayor porcentaje de reposición.

Hoy en día, tras numerosas investigaciones, ha quedado probado que la biotina suplementada de forma continuada es capaz de curar estas lesiones podales .Y no solo eso, sino que también es capaz de prevenirlas al hacer que la epidermis se desarrolle con mayor flexibilidad y resistencia. Los tratamientos para corregir estas lesiones suelen ser bastante prolongados y a dosis altas: 1,5-2 mg/kg de pienso durante 2-3 meses.

A este respecto, pensamos que es más aconsejable la prevención que la curación, ya que los efectos de la infección y abrasión de la pezuña debilitan la acción de regeneración y endurecimiento que puede ejercer la biotina sobre los distintos tejidos de la pezuña. El porcentaje de curación, suele ser mayor en primerizas que en multíparas.

Por otra parte, la suplementación de la biotina tiene también un efecto positivo sobre las lesiones en los neonatos, ya que hay un aumento entre el 300-700% de biotina en sangre como consecuencia del aumento de biotina en el calostro de las cerdas suplementadas. Ello se traduce en una mayor resistencia de estos lechones a las cojeras producidas por defecto en el suelo de la plaza, así como a padecer la epidermitis exudativa.

2. Tamaño de la camada

Todo parece indicar que una suplementación de biotina trae como consecuencia un aumento del número de lechones nacidos vivos. La biotina no parece ser que tenga un efecto directo sobre un aumento de la tasa de ovocitación o sobre la reducción de la mortalidad embrionaria, sino que su acción la ejerce aumentando la capacidad uterina de la cerda, que es el verdadero límite para la implantación de futuros embriones viables. También actuaría aumentando el desarrollo placentario, aproximadamente hacia la mitad de la gestación lo que permite una mejor nutrición del feto. Lo cual redunda en un mayor peso de la camada al nacimiento.

El efecto de la suplementación con biotina sobre el tamaño de la camada al nacimiento está en función del número de parto de la cerda. De tal forma que el efecto beneficioso de la biotina no se produce hasta el segundo parto, lo que sugiere que el aporte de biotina se hace fundamentalmente crítico cuando las cerdas producen mayores camadas, y van ha permanecer durante varios partos en la explotación.

Por lo tanto, se hace necesario una suplementación de biotina a partir de la primera lactación para mejorar la capacidad reproductora de la cerda, en el sentido de aumentar el número de lechones nacidos y destetados por cada cerda alojada/año

3. Intervalo destete-estro

Quizás este sea uno de los aspectos más controvertidos en la literatura especializada, en donde no hemos encontrado una opinión generalizada en los diversos autores consultados, si bien la mayoría de ellos señalan que la suplementación con biotina reduce el intervalo destete-celo y aumenta el porcentaje de cerdas que manifiestan celo tras el destete.

Finalmente, en cuanto a las recomendaciones de biotina, diremos que los resultados obtenidos por numerosos investigadores cifran las necesidades de biotina disponible entre 0,2-0,5 mg/kg de pienso. Teniendo en cuenta la composición media de los piensos, utilizados en España para porcinocultura, sin una adecuada suplementación las necesidades diarias no se verían cubiertas.

A la hora de suplementar con biotina somos partidarios de utilizar biotina recubierta con una matriz de dextrina, y posteriormente desecada. De esta forma todas las partículas contienen biotina, determinando así una mayor homogeneidad del pienso y garantizándose que la cerda va a consumir la cantidad adecuada de biotina.

Nutrición

Biotina en la alimentación del ganado porcino27-ene-2003 hace 13 años 10 meses 10 días
Biotina en la alimentación del ganado porcino07-ene-2003 hace 13 años 11 meses

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags