Balance electrolítico en porcino

La dieta puede tener un impacto directo sobre el equilibrio ácido-base, tanto por contener ácidos o sustancias potencialmente ácidas, o por la capacidad tampón que proporciona.

Introducción

Los tres principales compartimentos líquidos del organismo son el intracelular, intersticial y plasmático, siendo en ellos donde se produce en equilibrio ácido-base. En la siguiente ilustración se presentan los principales electrolitos de dichos compartimentos (de FEDNA 1998):

El mantenimiento del equilibrio ácido-base es esencial para la vida, existiendo distintos mecanismos homeostáticos que actúan coordinadamente para asegurar su constancia:

• Sistema tampón endógeno: compuesto por el fosfato, bicarbonato y las proteínas. Sistema de actuación rápida y corto término.

• Sistema respiratorio: juega un papel principal mediante la eliminación del CO2, que representa más del 99% del ácido generado por el metabolismo.

• Sistema renal: modula la eliminación/retención de electrolitos y ácidos, así como la de los tampones bicarbonato y fosfato.

La dieta puede tener un impacto directo sobre el equilibrio ácido-base, tanto por contener ácidos o sustancias potencialmente ácidas, o por la capacidad tampón que proporciona. La forma más frecuente de estimar la capacidad tampón de la dieta es mediante el cálculo de su balance electrolítico (BE), sin embargo se han propuesto ecuaciones más completas y complejas que incluyen más electrolitos. Cuanto más bajo es el valor más acidogénica es la dieta, y viceversa, cuanto más alto más alcalinogénica.

• Balance electrolítico (mEq/kg) = (Na/23 + K/39 – Cl/35,5) x 1000

• dUA(Patience, 1990) (mEq/kg) = (Na/23 + K/39 + 2xCa/12 + 2xMg/24,3 – Cl/35,5 – 1,8xP/31 – 2xS/32 ) x 1000 (el azufre se refiere sólo al inorgánico)

Es importante diferenciar el aporte dietético de estos electrolitos como nutrientes o por su influencia en el equilibrio ácido-base.

Cerdos de cebo

Se recomiendan valores de balance electrolítico superiores a 100-150 mEq, considerándose óptimos 200-250 mEq. Con valores cercanos a 0 o negativos se han observado efectos perjudiciales sobre el consumo y crecimiento.

En dietas típicas de cebo generalmente suelen superarse fácilmente los 150-200 mEq. Se obtienen valores inferiores al reducir la proteína bruta (menos potasio) y/o incrementar la suplementación de lísina sintética en forma de clorhidrato. Dietas ricas en exceso de aminoácidos azufrados aumentaran la carga metabólica ácida por la producción de sulfato.

Lechones

Los lechones, al destete, poseen baja capacidad de secreción de ácido clorhídrico a nivel estomacal, por lo que se recomienda suministrarles dietas con baja capacidad tampón. Por ello se suelen incorporar acidificantes, niveles bajos de calcio y bajos niveles de proteína con el uso de aminoácidos sintéticos. También pueden ser de interés dietas con un balance electrolítico bajo, las cuales serán acidogénicas a nivel metabólico.

Reproductores

Se ha sugerido que acideces metabólicas prolongadas pueden afectar el metabolismo óseo, produciendo una mayor debilidad ósea e incidencia de problemas de aplomos.

Ciertos ensayos han descrito efectos positivos del aumento del balance electrolítico en las dietas de lactación mediante la suplementación de bicarbonato sódico, observándose mejoras en el consumo de alimento y el crecimiento de la camada.

Se ha propuesto la reducción del balance electrolítico de la dieta a niveles de 50 a -50 mEq con el uso de sales aniónicas para acidificar la orina a valores de pH cercanos al 5 como medida de control de las infecciones urinarias. Asimismo estos niveles de balance electrolítico antes del parto disminuyen los nacidos muertos y aumentan la producción de leche por una mayor concentración de calcio plasmático. De todas formas, no se recomienda su uso en lactación y durante períodos muy prolongados por su posible efecto sobre el consumo y el metabolismo óseo, respectivamente.

Estrés térmico

Con altas temperaturas los animales aumentan la frecuencia respiratoria eliminando mayores cantidades de CO2, produciéndose una alcalosis metabólica. Podría ser de interés el uso de bicarbonato (como fuente de CO2,) o sales aniónicas (acidificantes metabólicos), siendo los estudios al respecto escasos y con resultados poco concluyentes.

Emisiones de amoníaco

La acidificación del purín mediante el uso de dietas con bajo balance electrolítico reduce las emisiones de amoníaco al inactivarse su conversión a partir de la urea por la ureasa. Esto puede suponer una mejora en la liberación de gases de efecto invernadero o en su mal olor.

Calidad de carne

Se ha propuesto que el incremento del balance electrolítico los días previos al sacrificio puede reducir la incidencia de carnes PSE, por una moderación en la caída del pH postmortem.

Conclusiones

Es de vital importancia el mantenimiento del equilibrio ácido-base homeostático, existiendo distintos mecanismos metabólicos de compensación.

La modificación del balance electrolítico de la dieta puede afectar el metabolismo ácido-base, habiéndose sugerido distintas aplicaciones en alimentación porcina. Algunas de ellas están claramente demostradas, sin embargo otras requieren estudios en mayor profundidad y confirmación experimental.

Artículos relacionados

Nutrición

Fuentes de fibra para cerdas lactantes12-jun-2009 hace 7 años 5 meses 26 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags