Alimentación líquida fermentada para porcino

Para obtener una buena dieta líquida fermentada es crucial...
Miércoles 27 octubre 2004 (hace 12 años 1 meses 11 días)
El uso de la alimentación líquida en porcino se encuentra muy extendida en la mayoría de países europeos, como Francia, Inglaterra, Holanda, Alemania y Dinamarca, permitiendo la utilización de co-productos líquidos de la industria alimentaria con el consiguiente ahorro en el coste de alimentación. Gracias a este alto grado de implementación, al progreso técnico y a la búsqueda de alternativas a una alimentación más sana, actualmente se está investigando en el desarrollo de la alimentación líquida fermentada (ALF).

El sistema se basa en la preparación de la dieta líquida la cual se deja fermentar con la consiguiente acidificación por la transformación de los carbohidratos en ácidos orgánicos y la proliferación de una flora principalmente láctica. Para obtener una buena dieta fermentada en un estado estable (steady state), con una flora predominantemente láctica y un pH inferior a 4,5, son cruciales los siguientes aspectos:
  • El tiempo de fermentación debe ser suficiente. En las primeras horas habrá proliferación de flora láctica, pero también de enterobacterias, alcanzándo el steady state a los 3-5 días.

  • La temperatura del tanque de fermentación debe ser de unos 20ºC, temperaturas muy bajas en invierno pueden limitar el proceso de fermentación.

  • Debe guardarse una cantidad suficiente de resto de dieta fermentada como promotor de la siguiente fermentación (mayor de un 50%) y dejar de nuevo suficiente tiempo para que la fermentación alcance el steady state (unas 8-12 horas).

  • Debido a fermentaciones excesivas o anómalas pueden generarse compuestos indeseable que reduzcan la palatabilidad y valor nutritivo de la dieta.

    • Se ha descrito una alta proliferación de levaduras, que si son indeseables pueden generar olores y sabores desagradables.

    • Con el fin de promover una fermentación deseada, se puede añadir a la mezcla una flora láctica seleccionada. Asimismo para limitar la proliferación de coliformes se puede añadir un 0,1-0,2% de ácido fórmico.

    • La adición de antibióticos promotores de crecimiento, medicaciones o ciertos aditivos pueden alterar la fermentación tanto cuantitativa como cualitativamente.
Debido a la fermentación, hay una modificación de la composición química del alimento, con una drástica reducción de los azucares de bajo peso molecular y de la lisina libre. Con el fin de evitar esta pérdida de lisina y otros nutrientes no deseada puede fermentarse únicamente la porción de la dieta correspondiente a los cereales y co-productos líquidos ricos en carbohidratos. Posteriormente se incorporan estos ingredientes fermentados en el tanque de mezcla con el resto de ingredientes de la dieta.

Las principales ventajas de este sistema de alimentación son:
  • Menor presencia de microorganismo patógenos en el alimento, tanto en el tanque de fermentación y mezcla, como en las tuberías de distribución y comederos de los animales. Reduciéndose el riesgo de vehicular patógenos digestivos por el alimento.

  • Mayor salud y robustez intestinal, con una disminución del riesgo de diarreas. Por tanto, es una buena alternativa a los antibióticos promotores de crecimiento, y mejora la adaptación del lechón a la alimentación después del destete. En diferentes estudios se han descrito los siguientes efectos sobre el tracto gastrointestinal de la utilización de ALF comparándolo con alimento seco o líquido no fermentado.

    • Disminución del pH (inferior a 4) y aumento de la concentración de ácido láctico en el estómago.

    • Mayor proporción de flora láctica en el estómago y primeros tramos del intestino delgado.

    • Menor contenido de coliformes y Salmonella a lo largo de todo el tracto gastrointestinal. Asimismo, en cerdas reproductoras, se reducirá la presencia de coliformes en las heces consiguiéndose el establecimiento de una flora inicial más saludable en los lechones.

    • Mayor integridad de la mucosa del duodeno en lechones después del destete, con una mayor altura de las vellosidades y una mayor relación altura de las vellosidades/profundidad de las criptas.

  • Reducción de la presencia de determinados microorganismos patógenos en el tracto digestivo de los animales como Salmonella, Brachyspira hyodysenteriae y Lawsonia intracellularis, con mejoras sobre la sanidad animal y salud humana.
Hasta la fecha, hay pocos estudios consistentes en cuanto a los rendimientos productivos de este sistema de alimentación. De la síntesis de diferentes estudios experimentales y de campo, se puede considerar que los resultados productivos son iguales o peores que los obtenidos con alimento seco o líquido no fermentado. Sin embargo, hay estudios que han obtenido mejoras productivas importantes en lechones, las cuales pueden ser atribuidas a una mayor salud intestinal de los animales.

Por tanto, se puede considerar al sistema de ALF como una alternativa muy interesante en cuanto a la sanidad de los animales y seguridad alimentaria de los sistemas de alimentación. Sin embargo , hay que tener presentes que la inversión y complejidad del sistema es mayor, y que pueden empeorarse los resultados productivos, sobretodo si el proceso de fermentación no es adecuado y estable.

Así lo ve Imasde

Artículos relacionados

Nutrición

Utilización de glutamina en porcino08-nov-2004 hace 12 años 1 meses
Alimentación líquida fermentada para porcino21-oct-2004 hace 12 años 1 meses 17 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags