Alimentación líquida en porcino

Te ofrecemos una segunda opinión sobre las posibles ventajas de la utilización de alimentación líquida

Martes 16 marzo 2004 (hace 12 años 8 meses 25 días)

La distribución del alimento en forma líquida al ganado porcino es un sistema alternativo a la distribución clásica de un pienso seco. Su forma más sencilla consiste en mezclar el pienso con agua pero también puede corresponder a una mezcla más compleja que incorpore a la vez, co-productos líquidos de la industria agroalimentaria, cereales húmedos ensilados u otros productos fermentados junto con un pienso o núcleo complementario. El alimento líquido se prepara en un tanque de mezcla adaptado al efecto y después de bien homogeneizado es impulsado por una bomba a través de una red de tuberías y válvulas a los distintos corrales de la granja. Tanto el proceso de fabricación como de distribución están coordinados desde un ordenador central que a su vez, registra toda la información referente al proceso de alimentación.

La forma de presentación del alimento (harina, granulo, migaja, seco, líquido, fermentado, etc...), bien sea por los tratamientos previos a los cuales se someten las materias primas y/o los piensos o por la utilización digestiva de los nutrientes puede influir en los resultados zootécnicos. Es bien conocido que en cerdos de engorde, el pienso en granulo permite obtener mejores índices de crecimiento y de conversión alimentar que el mismo pienso en forma de harina (I.T.P., 1994). Sin embargo, cuando el pienso en harina se mezcla con agua y se distribuye en forma líquida, los resultados parecen ser similares a los del pienso granulado. Esto mismo se puede deducir de los resultados disponibles en la bibliografía, en los cuales se ha comparado el mismo alimento distribuido en seco ó en líquido según diferentes planes de racionamiento desde los 25kg PV hasta el sacrificio (tabla 1). Incluso, parece observarse que cuando el alimento es distribuido ad libitum, los cerdos alimentados en líquido presentan un crecimiento superior. El principal inconveniente de la distribución de pienso en granulo ad libitum es la dificultad de aplicación de planes de racionamiento al final del engorde, por lo que se originan canales más grasas que en el caso de los alimentos líquidos (Quémeré et al., 1988). Además del coste de la granulación, si el sistema de pago se basa en un sistema de clasificación de canales según el porcentaje de magro, la distribución del pienso en granulo ad libitum representa claramente una minusvalía para la renta de los granjeros.

La utilización de sistema de alimentación líquida permite una mayor precisión, control y flexibilidad en la aplicación de los planes de alimentación ajustando el aporte de nutrientes a las necesidades en cada momento de crecimiento y/o del estado fisiológico, evitando el problema de engrasamiento de la canal. Por otro lado, facilita la aplicación de programas multifase reduciendo la excreción de nitrógeno, fósforo (y mismo de metales pesados) y por lo tanto, el riesgo de contaminación medioambiental (Brooks et al., 2001). En este sentido, cabe igualmente mencionar el enorme potencial que presenta la alimentación líquida en la aplicación y activación de enzimas (carbohidrasas, proteasas, fitasas (Carlson & Poulsen, 2003)), así como de probióticos (Brooks et al., 2003) facilitando la utilización digestiva de los nutrientes y contribuyendo igualmente a una producción porcina más respetuosa del medioambiente.

Tabla 1. Influencia de la forma de presentación del alimento (seco vs. líquido) sobre los resultados de crecimiento (GMD) e de conversión alimentar (IC) del cerdo entre 25 kg PV y el sacrificio.

Referencia
Número
de cerdos
Alimentación
GMD (g/d)
IC (kg/kg)
Seco
Líquido
Seco
Líquido
Seco
Líquido
E.D.E. Bretaña, 1988
Encuesta 359 tandas de engorde
631
639
3,25
3,31
Forbes & Walker, 1968
32
Plan de racionamiento
700
705
3,14
2,91
36
Plan de racionamiento
764
777
3,34
3,07
36
Plan de racionamiento
659
673
3,46
3,05
Smith (1976)
6
Plan de racionamiento
629
635
3,14
3,08
64
Plan de racionamiento
552
574
3,50
3,32
Quémeré et al., 1988
486
Plan de racionamiento
776a
723b
3,05b
3,25a
Patterson,1989
48
Plan de racionamiento
758
738
2,92
2,85
Hurst et al., 2001
64
Plan de racionamiento
960b
1060a
2,09a
1,87b
Kneale, 1971
30
Restricción vs. Ad libitum
665b
765a
3,38a
2,95b
Nielsen & Madsen, 1978
64
Ad libitum
604
604
3,01
2,86
Smed, 1994
1500
Ad libitum
655b
735a
2,96a
2,74b


Una de las principales ventajas de los sistemas de alimentación líquida es el reciclado de los co-productos generados por la industria agroalimentaria (lactosueros, yogures, residuos líquidos de almidonería, orujos, bagazos de cervecería y malta, melazas, vinazas, etc...), evitando los métodos alternativos de eliminación, tales como su combustión ó desecación, e incluso su posible vertido al medio ambiente (Scholten et al., 1999). Los beneficios no son únicamente medioambientales sino también económicos ya que su precio es altamente competitivo. En Holanda y en Francia se ha estimado que el coste de la alimentación de un cerdo en engorde se puede reducir entre un 10 y el 25% (Moreau et al., 1992; Scholten et al., 2000). El contenido en materia seca de estos co-productos es normalmente inferior al 20% y su composición nutritiva es muy variable en función del origen, época del año o método de extracción (Smits, 1998). Aún así, presentan una digestibilidad de los principales nutrientes bastante elevada (Scholten et al., 1999). Si se respetan unos limites máximos de incorporación (Smits, 1998) y se formulan dietas equilibradas (Scholten et al., 2000), los resultados zootécnicos parecen ser similares a los obtenidos con alimentos líquidos recién preparados (tabla 2). Generalmente estos co-productos líquidos son ricos en hidratos de carbono y durante su almacenamiento pueden fermentar debido a la presencia de bacterias lácticas produciendo ácido láctico y acético (Mikkelsen y Jensen, 1997). Cuando incorporados al alimento líquido, éstos ácidos hacen bajar el pH y contribuyen a mantener un determinado nivel de acidez en la red de tuberías, con lo que se evita la proliferación de gérmenes patógenos (Russel et al., 1996; Scholten et al., 1999), se reduce la incidencia de las diarreas (Pedersen et al., 1998) y incluso, la presencia de Salmonella (van Winsen et al., 2000). Estos efectos benéficos sobre el estado sanitario confirman la mejora de los resultados de crecimiento observados en engorde y demuestran que la utilización de alimentos líquidos fermentados pueda por sí mismo constituir una alternativa al uso de los antimicrobianos como promotores del crecimiento en el ganado porcino.

Tabla 2. Influencia de la incorporación de co-productos líquidos de la industria agroalimentaria sobre los resultados zootécnicos (GMD, IC, % magro) en el ganado porcino (adaptado de Scholten et al., 2000).

Referencia
Nº cerdos
PV (kg)
GMD (g/d)
IC (kg/kg)
% Magro
Control
Co-prod.
Control
Co-prod.
Control
Co-pord.
Scholten & Verdoes, 1997
2276
-
711
738
2,93
2,81
55,6
55,4
Scholten et al., 1998
290
25-112
751
759
2,74
2,60
54,9
54,2
Scholten et al., 1999
592
25-110
740
768
2,69
2,58
-
-
Control: alimento líquido no fermentado; Co-prod.: alimento líquido incorporando co-productos líquidos de la industria agroalimentaria, mayoritariamente fermentados.


En conclusión, la utilización de la alimentación líquida en el ganado porcino permite lograr un racionamiento más ajustado a las necesidades nutricionales, mejorando la calidad de las canales y reduciendo el impacto medioambiental. El amplio conjunto de ventajas que presenta la alimentación líquida contribuye directamente a la reducción del coste de producción y en definitiva, al aumento de la competitividad del sector.

Artículos relacionados

Nutrición

Alimentación líquida en porcino25-mar-2004 hace 12 años 8 meses 16 días
Alimentación líquida en porcino08-mar-2004 hace 12 años 9 meses 3 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags