Lee este artículo en:

11. Puntos críticos de la medicación en agua de bebida

Abarcan desde la comunicación veterinario-ganadero, estabilidad y solubilidad del producto, patrón de bebida, limpieza...
Miércoles 23 diciembre 2009 (hace 6 años 11 meses 17 días)
Juan Hernandez
1. Comunicación veterinario-ganadero

El conocimiento y la experiencia del veterinario son importantes pero no suficientes. La información más valiosa la va a suministrar el ganadero, conoce sus cerdos y muchos detalles que se le escapan al veterinario. Esta comunicación bidireccional es clave. Un tratamiento se inicia al responder preguntas como ¿qué problema tenemos?, ¿cuándo se detectó?, ¿cuáles son los síntomas?, ¿qué productos tenemos?, ¿qué estrategia seguiremos?, ¿qué instalaciones tenemos?, etc.



2. Estrategia

El tiempo empleado a tomar esta decisión es la inversión más rentable para minimizar el período entre la aparición de síntomas y el inicio del tratamiento. Pero no debemos precipitarnos, un buen diagnóstico debe incluir la evaluación del "riesgo/coste/beneficio" de la enfermedad en toda su globalidad. El objetivo económico no es la única decisión a tomar en un programa de medicación (ver capítulo 8).



3. Calidad del agua


El término “calidad del agua” es variable y depende de factores climáticos, características edafológicas y de la actividad humana. Es obvio que el agua debe estar disponible en calidad, pero muchas veces no se controla. Agua de mala calidad no sólo hace ineficiente la medicación sino que puede representar un riesgo potencial para la salud de los cerdos. Las características organolépticas, químicas, físicas y biológicas del agua deben mantenerse constantes dentro del rango de seguridad para los cerdos.

Índice de calidad general (ICG) del agua 2005



Calidad según tratamientos para su potabilización 2005


“Medio ambiente en España, 2005” ( MMA)

4. Solubilidad del producto

La solubilidad depende del producto y de la calidad del agua. En el capítulo 1 hemos visto que la molécula debe ser capaz de ionizarse para que sea hidrosoluble, en caso contrario sedimentará. Las asociaciones sinérgicas de antibióticos también tienen mucha importancia en la solubilidad final de la mezcla, dos moléculas serán más compatibles si sus características ácido-básicas son cercanas.



5. Estabilidad del producto

Un producto estable mantiene sus características constantes desde la fabricación hasta la fecha de caducidad. En el capítulo 7 se exponen las reacciones químicas en estado “sólido” entre principio activo y excipiente, cambios físicos en las partículas y el efecto ambiental. En “solución” tenemos la acción de la temperatura, el pH, la luz, el oxígeno, etc. Esta degradación provoca inestabilidad, cambios indeseables en el rendimiento y los productos de degradación pueden causar toxicidad.



6. Medicación y dosificación

Conocer los sistemas de medicación y saber dosificar son puntos críticos muy importantes de la medicación. Básicamente tenemos 2 sistemas, con dosificador de flujo y con depósito, cada uno con ventajas e inconvenientes (capítulos 2 y 3).



7. Margen terapéutico


La dosificación de un fármaco debe calcularse para alcanzar los niveles plasmáticos necesarios para producir el efecto terapéutico deseado (capítulo 4). Una subdosificación, además de no ofrecer el efecto terapéutico esperado, encarece el agua, empeora la salud y el rendimiento productivo de los animales y lo que es peor, elevada el riesgo de generar resistencias.



8. Instalaciones

El punto de partida es disponer de instalaciones en perfecto estado de uso y escoger la medicación adecuada para que los animales reciban la dosis correcta evitando contaminaciones cruzadas. Los bebederos deben tratarse aparte (capítulo 9), ya que existe relación directa entre ahorro de medicación y bebedero (manejo, diseño y colocación). Cuando hablamos de medicación eficiente deberemos controlar globalmente todos los puntos críticos de las instalaciones:


9. Monitorización de consumos

Las necesidades hídricas nunca han sido bien definidas porque influyen muchos factores individuales que son difíciles de determinar (capítulo 5). Hay muchos factores que influyen como la temperatura ambiental y del agua, la humedad relativa, el patrón de bebida, el caudal, el tipo de bebedero, etc. Conocer el consumo real mediante contadores de agua debería ser una práctica habitual para medicar correctamente.

Consumo de agua (litros/cerdo/día)


10. Patrón de bebida

Conocer el patrón de comportamiento de los cerdos al beber será fundamental para realizar ciertos tratamientos (capítulo 6). En condiciones de campo se dan situaciones anómalas que pueden alterar el patrón normal, como por ejemplo los lechones que compiten para beber durante el día producen picos de consumo durante la noche, cuando deberían dormir. También diferenciamos el patrón según fase de producción, en cebo influye la temperatura, en gestantes la alimentación y en lactantes la producción de leche.



11. Mantenimiento y limpieza

Las conclusiones del capítulo 10 muestran la importancia de la limpieza después de medicar y la restricción de mezclar productos que pueden comprometer el desarrollo sanitario-productivo de los cerdos y provocar obstrucciones. Durante el vacío sanitario y después de medicar debemos controlar los puntos críticos (diseño y mantenimiento) para mantener la bioseguridad de este nutriente. Además de la cantidad y calidad del agua, el suministro debe ser continuo a través de conducciones limpias y desinfectadas.

Medicación en agua

12. Economía de las medicaciones en agua20-ene-2010 hace 6 años 10 meses 20 días
10. Protocolos de limpieza tras la medicación24-nov-2009 hace 7 años 16 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags