Revisión de las pruebas diagnósticas para la detección del virus PRRS y sus anticuerpos

Las pruebas diagnósticas actuales para la detección del virus PRRSV pueden identificar virus viables (aislamiento del virus [VI]), antígenos virales (inmunohistoquímica, test de fluorescencia de anticuerpos), ácidos nucleicos virales (reacción en cadena de la polimerasa [PCR], hibridación in-situ) y anticuerpos IgG circulantes (test IDEXX ELISA®).

Martes 15 agosto 2000 (hace 16 años 3 meses 19 días)
Ana2207silviafreixa2

Las pruebas diagnósticas actuales para la detección del virus PRRSV pueden identificar virus viables (aislamiento del virus [VI]), antígenos virales (inmunohistoquímica, test de fluorescencia de anticuerpos), ácidos nucleicos virales (reacción en cadena de la polimerasa [PCR], hibridación in-situ) y anticuerpos IgG circulantes (test IDEXX ELISA®).

El virus PRRS se puede aislar en macrófagos alveolares del cerdo o en una línea celular continua derivada de riñones de mono verde africano conocida como células MA-104; sin embargo, el aislamiento de virus es un trabajo intensivo, tiene un bajo nivel de sensibilidad en comparación con la PCR y depende de los virus viables presentes en la muestra.

La inmunohistoquímica (IHQ) detecta el antígeno de PRRSv en tejidos fijados con formaldehído utilizando diferentes sistemas de marcado y métodos de detección. La PCR detecta el ácido nucleico viral en tejidos y fluidos corporales y es, a la vez, muy sensible y específica. Por último, la hibridación in-situ (HIS) detecta el ARN del PRRSv en tejido fijado con formaldehído y posee el más alto grado de sensibilidad de todos los ensayos anteriormente mencionados, pero no está disponible de forma rutinaria en la mayoría de los laboratorios diagnósticos.

Todas estas pruebas se pueden utilizar para detectar PRRSv en muestras antemortem y postmortem. Dado que el PRRSV ha sido aislado de un gran número de puntos tisulares una vez finalizada la viremia, es poco probable que tengan éxito los intentos por detectar a los portadores persistentes mediante análisis de sueros sólo por PCR. Se ha propuesto la recogida de biopsias tonsilares como medida alternativa para detectar el PRRSv en el animal vivo, pero los resultados de la sensibilidad y especificidad de la prueba en animales crónicamente infectados procedentes de poblaciones con infecciones de campo no se ha afrontado por el momento. Además, el PRRSV puede persistir en animales adultos en puntos distintos de las amígdalas.

Además de la detección del virus PRRS, los aislados virales se pueden caracterizar mediante la secuenciación molecular de las regiones 5 (cápsida del virus) y 6 (matriz del virus) de la "estructura abierta de lectura" (ORF=Open Reading Frame). La ORF 5 codifica para la cápside del PRRSv y es la porción del virus que tiene una interacción inicial con el sistema inmune del cerdo. La ORF 5 es una porción variable del virus propensa a la mutación y por lo tanto es útil para caracterizar los aislados de virus PRRS en una granja o un animal, y también es importante para vigilar las mutaciones del virus. La secuenciación de los aislados de virus PRRS es importante para comprender la evolución o mutación del virus en poblaciones porcinas y puede ser útil para determinar la frecuencia de alteraciones del virus a lo largo del tiempo y los factores asociados con la persistencia del virus.

El test ELISA IDEXX® es una prueba serológica utilizada rutinariamente en los laboratorios de diagnóstico de todo el mundo. El test ELISA detecta la formación de anticuerpos frente a virus PRRS de 9 a 13 días después de la exposición al virus. Los resultados se presentan en forma de proporción de muestra a positivos (m/p) donde niveles de 0,4 o superiores se consideran positivos. Los animales persistentemente infectados con PRRSv pueden ser serológicamente positivos a la prueba ELISA durante 56 a 225 días después de la infección. Por lo tanto, la presencia de un anticuerpo en un animal vivo no vacunado, en ausencia de una viremia detectable, es indicativa de una de las siguientes situaciones:

1. El animal está persistentemente infectado con PRRSV presente en un punto tisular.
2. El animal ha eliminado el virus y ya no está infectado.
3. Se ha producido un resultado falso positivo debido a un error en la especificidad de la prueba.

Estas cuestiones constituyen la base de la necesidad de explorar más a fondo al cerdo persistentemente infectado como un esfuerzo por potenciar nuestra comprensión de la viabilidad de la erradicación del PRRS. Estudios de campo preliminares han demostrado la eliminación satisfactoria del virus mediante el proceso de detectar y retirar un porcentaje de los reproductores de la granja señalados por ELISA y PCR en suero como portadores potenciales. Aunque estos resultados parecen prometedores, el éxito de los proyectos de erradicación a gran escala dependerán de la mejora de nuestro nivel de comprensión acerca de la persistencia del virus PRRS.

ver más artículos relacionados con el artículo

Los expertos opinan

Diseminación de infecciones entre granjas01-sep-2000 hace 16 años 3 meses 3 días
Control de APP mediante despoblación parcial y medicación01-ago-2000 hace 16 años 4 meses 3 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags