Lee este artículo en:

Semen encapsulado de porcino: conservación seminal, cinética de liberación, transporte espermático, y resultados en granja

Las cerdas inseminadas con semen encapsulado presentaron más espermatozoides en el lugar de fecundación.

Para valorar la posible aplicación que puede tener el semen encapsulado en inseminación artificial(IA), se comparó el comportamiento de dosis seminales procedentes de eyaculados, que fueron procesados para obtener semen encapsulado (E) y sin encapsular (SE) en distintas fases de esta técnica (Sánchez-Sánchez et al., 2014).

En un primer estudio se comparó la capacidad de conservación de dosis refrigeradas a 15ºC de ambos grupos, durante un período de conservación de 5 días, no llegándose apreciar diferencias significativas en los parámetros analizados de contrastación seminal.

Una de las propiedades más interesantes que puede aportar la utilización del semen encapsulado, es la liberación secuenciada de los espermatozoides de la cápsula. Para evaluar este proceso in vitro, se sometieron las muestras de ambos grupos (E y SE) a la técnica de swin up modificada,valorando la concentración de espermatozoides alcanzada en la parte superior del recipiente donde se realizó el cultivo de las muestras durante 7 horas a 37ºC. Nada más iniciar el cultivo ya se apreció una mayor concentración espermática en el grupo SE, mientras que en el grupo E apenas sí se apreciaban espermatozoides. En la primera hora el grupo SE, manifiesta una gran concentración, que baja bruscamente, manteniéndose estable y disminuyendo bastante en las últimas 3 horas. En cambio, el comportamiento del grupo E, inicia una subida mucho más discreta alcanzando un pico (no tan ostensible como en el grupo SE), y con una estabilización de la concentración y mayor concentración en las 3 últimas horas respecto al semen sin encapsular.

Para efectuar un estudio del comportamiento de dosis seminales encapsuladas, en el aparato genital de la cerda, se sincronizó el estro de un grupo de 6 cerdas. Para preparar las dosis seminales se partió de un solo eyaculado que fue procesado para producir dosis seminales E y SE, con una concentración de 3x109 espermatozoides y un volumen de 95 ml por dosis de inseminación para ambos casos. El grupo de cerdas inseminadas con semen SE recibieron 2 inseminaciones por cerda, mientras que el grupo que se les aplicó semen E recibieron una única inseminación (coincidiendo esta con la última inseminación del grupo SE). A las 8 horas las cerdas fueron sacrificadas, y se valoró la distribución de espermatozoides en el aparato genital (Esquema 1).

Esquema 1.- Presencia de espermatozoides en el aparato genital de la cerda, tras haber realizado 2 inseminaciones en el caso de dosis con semen no encapsulado, y una única dosis con semen encapsulado (Sánchez-Sánchez et al., 2014).

Inseminaciones con dosis no encapsuladas
Inseminaciones con dosis no encapsuladas (SE)
2 inseminaciones por cerda

Inseminaciones con dosis encapsuladasInseminaciones con dosis encapsuladas (E)
1 inseminación por cerda
Lado izquierdo Lado derecho Lado izquierdo Lado derecho
   

Las cerdas que recibieron dos inseminaciones con semen SE mantenían mayor número de espermatozoides en la zona del cérvix y cuerpo del útero. Sorprendentemente se aprecia una mayor cantidad de espermatozoides en los oviductos de ambos lados de las cerdas que fueron inseminadas con semen encapsulado (E), a pesar que este grupo recibió una única inseminación.

En cuanto a los resultados reproductivos obtenidos en inseminaciones realizadas con los dos tipos de dosis seminales, se obtuvieron resultados distintos según la granja (Cuadro 1).

Cuadro 1.- Resultados de inseminaciones realizadas con dosis seminales con semen encapsulado. (Sánchez-Sánchez et al., 2014).

  Tipo IA Nº IAs/cerda Grupo n % Fertilidad Tamaño Camada
Granja 1 IA tradicional 2 SE 9 77,78 13,57 ± 2,64
2 E 10 90,00 14,89 ± 2,26
IA post-cervical 2 SE 10 100,00 12,90 ± 1,91
2 E 7 85,71 13,17 ± 1,76
Granja 2 IA post-cervical 2 SE 64 85,94 11,63 ± 0,33
2 E 39 76,92 12,31 ± 0,47
Granja 3 IA tradicional
P=0,056
2 SE 34 94,12 14,15a ± 0,61
1 E 40 82,50 12,48b ± 0,60
Granja 4 IA post-cervical 2 SE 16 87,50 13,36 ± 0,80
1 E 16 81,25 12,38 ± 0,73
2 E 16 81,25 13,46 ± 0,83

En la granja 1, se utilizó el sistema de inseminación tradicional y post-cervical, efectuando 2 inseminaciones por cerda. Se apreció una mejora en el tamaño de camada cuando se utilizó dosis de semen encapsulado en ambos sistemas de inseminación.

En la granja 2 se inseminó exclusivamente con la técnica post-cervical, aplicando 2 dosis seminales por cerda. Se apreció una mejora del tamaño de camada, y una bajada de la fertilidad en el grupo de cerdas que fueron inseminadas con semen encapsulado.

En la granja 3 el método para inseminar fue el tradicional. Aplicando dos inseminaciones por cerda cuando se inseminaba con semen sin encapsular, y una única inseminación por cerda cuando eran inseminadas con semen encapsulado. Los resultados obtenidos de ambos parámetros reproductivos fueron inferiores cuando las cerdas se inseminaron con una única inseminación de semen encapsulado.

Para inseminar en la granja 4 se utilizó inseminación post-cervical. El grupo de cerdas inseminadas con dosis encapsuladas, se subdividió en dos según recibieron una ó dos inseminación(es) por cerda. La fertilidad se vio mejorada en las cerdas inseminadas con semen sin encapsular, y el tamaño de camada disminuyó cuando las cerdas eran inseminadas con una única inseminación de semen encapsulado.

 

Conclusiones

La encapsulación de semen se ofrece como un nuevo método, que puede mejorar distintos procesos incluidos en la técnica de inseminación artificial. Las pruebas que se han realizado in vitro, han mostrado que no existen diferencias significativas en los parámetros seminales analizados durante la conservación del semen refrigerado a 15ºC. Además el sistema que se ha diseñado, permite una liberación lenta y secuenciada de las células espermáticas de la matriz de la capsula, a temperaturas de 38ºC.

En las pruebas in vivo, observamos mayor concentración de espermatozoides en el lugar de fecundación del aparato genital de las cerdas inseminadas con una única inseminación de semen encapsulado, respecto a cerdas que se les aplicó dos dosis de semen no encapsulado. Los resultados reproductivos conseguidos de inseminaciones realizadas en distintas granjas, han mostrado que las cerdas inseminadas con una única dosis con semen encapsulado disminuían los resultados, respecto a cerdas inseminadas dos veces con dosis sin encapsular. En cambio en todas las granjas, los grupos que se efectuaron dos inseminaciones/estro, las cerdas mostraron mayor tamaño de camada de lechones en aquellas cerdas inseminadas con semen encapsulado.

Artículos relacionados

Los expertos opinan

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags