Lee este artículo en:

Propuesta para reducir la variabilidad de peso vivo al matadero

Las curvas de crecimiento como herramienta para ayudar a gestionar la variabilidad del peso entre cerdos.

La homogeneidad de peso vivo (PV) de los lotes de cerdos durante la fase de cebo, y en especial a su llegada a matadero, constituye un aspecto de interés en la industria porcina dado que resulta un factor facilitador de la comercialización y optimizador del tiempo de ocupación de las instalaciones.

Una manera de poder visualizar cuán homogéneos son los animales a lo largo del ciclo de producción, podría ser analizando los días transcurridos en llegar a un determinado peso al sacrificio. De este modo, es de esperar que lotes muy homogéneos aumentaran la eficiencia de los engordes tanto en relación a los días necesarios para vaciar las instalaciones como en índice de conversión.

Si bien ciertas estrategias de manejo como la agrupación por pesos permiten reducir la variabilidad del peso, el hecho de disponer de una herramienta que ayudara a tomar decisiones objetivas sobre esta cuestión podría resultar de gran interés. De este modo el uso de la modelización matemática para establecer curvas de crecimiento podría constituir una gran ayuda. Recientemente nuestros propios resultados muestran que mediante estas curvas, es posible obtener información valiosa de nuestros animales, e incluso estudiar diferencias de crecimiento en función de determinados factores de interés como el sexo o la genética, entre otros.

Pongamos por ejemplo que disponemos de un grupo completo de destete semanal de alrededor de 350 cerdos [Pietrain x (Landrace x Large White)] machos y hembras, obtenidos en condiciones comerciales y que se controla su peso vivo (PV) desde el nacimiento hasta el sacrificio (figura 1); los resultados permiten ajustar un modelo de crecimiento a nivel individual y así, poder predecir los días necesarios en llegar al peso de sacrificio (en este caso, 105 kg). Aquí sólo trataremos cómo podríamos gestionar esta variabilidad, sin profundizar en el sexo y la genética de los animales.

Evolución del peso vivo a lo largo del tiempo de una población entera de destete constituida por 347 animales

Figura 1. Evolución del peso vivo a lo largo del tiempo de una población entera de destete constituida por 347 animales.

Inicialmente, podríamos optar por la realización de grupos de animales de acuerdo a categorías de peso (figura 2) separando un 10% de los animales más pequeños para observar su crecimiento respecto a la población media, o al 10% mayores. De un modo práctico, estas categorías de peso pueden realizarse mediante el análisis de frecuencias de cada uno de los pesos. A partir de estas frecuencias, y centrando nuestra atención sobre los animales más pequeños, marcamos el punto de corte seleccionando el 10% de los cerdos de menor PV, a los que les asignaremos la categoría L (“Low” o pequeños). Para las dos categorías restantes (H: “High” o grandes y M: “Medium” o medianos), procederíamos de modo similar, pero seleccionando el 10% y el 80% respectivamente.

Categorías de peso creadas a los 35 días post-destete

Figura 2. Categorías de peso creadas a los 35 días post-destete, donde H: “High” o mayores (10%), M: “Medium” o medianos (80%) y finalmente L: “Low” o pequeños (10%). El círculo rojo señala el 10% de pequeños que se propone tratar diferencialmente como estrategia.

Realizadas las categorías de PV, también es posible observar la variabilidad presente en cada una de ellas (figuras 3-5), de modo similar a lo observado con el total de animales (figura 1).

 

Evolución del peso vivo

Figura 3. Evolución del peso vivo de los cerdos categorizados como H (“High” o mayores) a lo largo del tiempo. Figura 4. Evolución del peso vivo de los cerdos categorizados como M (“Medium” o medianos) a lo largo del tiempo.
Evolución del peso vivo
Figura 5. Evolución del peso vivo de los cerdos categorizados
como L (“Low” o pequeños) a lo largo del tiempo.

Con apoyo de las curvas de crecimiento, se puede estimar individualmente los días en llegar a 105 kg (figura 6) en función de la categoría de peso y consecuentemente también la diferencia de días que hay entre el grupo “mejor” (rojo) y el “peor” (verde) de cerdos para llegar al mismo PV de sacrificio (hasta 40 días de media en nuestro ejemplo).

A partir de estos resultados una pregunta que cabría hacerse, sería cómo evolucionarían estas curvas si el porcentaje de cerdos pequeños que pudiéramos tratar diferencialmente fuera distinto, esto es, un 5%, un 15% u otro.

Dado que a medida que los animales crecen, lo hacen a costa de aumentar la variabilidad de PV entre ellos (figura 1), tratar diferencialmente una fracción de los cerdos de menor tamaño podría tener interés en explotaciones que pudieran incorporar esta rutina de manejo a nivel logístico, habida cuenta que son los máximos responsables de aumentar los días de ocupación durante el cebo, por tener un crecimiento menor (salvando algunas excepciones).

Además, y asumiendo que el peso al nacimiento puede no ser en muchos casos determinante en las etapas finales del ciclo de producción, y que en las fases finales los animales son quizás demasiado difíciles de manejar; para segregar los animales, habría que pensar en otra etapa del ciclo que facilitara la tarea. Una etapa que coincide con un cambio de ubicación de los animales (final de transición) quizás podría ser válida, como el ejemplo que nos ocupa.

Evolución del peso vivo medio de los cerdos a lo largo del tiempo

Figura 6. Evolución del peso vivo medio de los cerdos a lo largo del tiempo, en función de la categoría de peso asignada a final de transición (35 días post-destete con lactación a 28 días de media). Significación estadística fijada en p<0,05. T105kg son los días necesarios en llegar a un peso sacrificio de 105 kg. Letras a, b, c distintas indican diferencias significativas.

Finalmente, cabría destacar que dado que la segregación se ha realizado de forma teórica y “a posteriori”, los resultados no muestran cual sería finalmente el efecto de esta medida en condiciones prácticas. Para ello habría que conocer el efecto que ejercería la segregación real sobre el rendimiento productivo y los días necesarios para llegar a un determinado PV sobre el grueso de nuestros cerdos.

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags