Alojamiento de cerdas en grupo (IV): sistemas electrónicos de alimentación

Continuamos con los artículos de B.K. Pedersen sobre alojamiento de cerdas en grupo.

Viernes 8 octubre 2004 (hace 12 años 1 meses 27 días)

Introducción

Uno de los principales argumentos para mantener a las cerdas en confinamiento es que ofrece la posibilidad de controlar la ingesta individual de pienso. Por ello, a principios de los años 80 se introdujeron sistemas electrónicos para la alimentación de las cerdas como una alternativa al confinamiento de las cerdas gestantes. De esta forma, el sistema electrónico se consideró un avance decisivo en la estabulación de cerdas, ya que permitía alimentarlas individualmente, a la vez que permanecían en grupo. Los primeros progresos tuvieron lugar en el Reino Unido y los Países Bajos, y los primeros sistemas se comercializaron en Dinamarca en 1986. Este artículo presenta aspectos importantes relacionados con el diseño de los sistemas electrónicos de alimentación para cerdas alojadas en grupo.

Sistemas electrónicos de alimentación para cerdas

Un sistema electrónico de alimentación consta de un comedero en el que mientras la cerda come, está protegida de las otras cerdas, y al mismo tiempo un ordenador registra los consumos de pienso. Por otra parte, cada cerda lleva un crotal en la oreja con un chip electrónico que la identifica. Cuando una cerda entra en un comedero, una antena capta una señal del chip, que es enviada al ordenador. Si el ordenador reconoce que la cerda todavía no ha recibido su ración de diaria de pienso, la puerta de entrada del comedero se cierra y se dispensa el alimento en el comedero.

El ordenador ofrece varias opciones: la ración de pienso se puede ajustar para cada individuo atendiendo a su estado corporal y a la velocidad a la que coma; las cerdas se pueden marcar con spray (por ejemplo, para la vacunación) y separarse del grupo para el parto o para tratamiento médico; y se puede imprimir una lista que identifique a los animales que no han tomado su ración de pienso. La lista de alimentación es una de las herramientas de gestión diaria más importantes en los sistemas electrónicos, ya que permite al cuidador identificar y manejar a las cerdas con problemas. El ajuste de la ración de alimento según las necesidades de cada animal requiere que se valore el estado corporal de las cerdas de forma regular, por ejemplo, cuando se introduzcan en el sistema, a la mitad y al final del período de gestación.

Existen varios sistemas electrónicos, pero algunos de ellos no llevan mucho tiempo en el mercado. Así, la legislación de la UE ha permitido a muchos fabricantes desarrollar sus propios sistemas, aunque muchas veces no se han comprobado debidamente. Al elegir un sistema electrónico es recomendable optar por un fabricante de una marca conocida que pueda proporcionar un servicio de asistencia de 24 horas.

Un comedero electrónico para cerdas está sometido a una presión máxima, ya que una gran cantidad de animales hambrientos compiten por acceder al mismo comedero cada día. Un comedero puede surtir hasta 50 nulíparas ó 70 cerdas adultas. Algunos fabricantes mantienen que sus comederos puede suministrar pienso hasta a 90 cerdas por día. Sin embargo, el comportamiento de alimentación de la cerda es independiente del sistema. Así, una cerda necesita al menos 10 minutos para terminar una ración húmeda. El tiempo que dura la comida es más prolongado si no se proporciona agua con el pienso. Además, la velocidad a la que comen los animales es variable y también se emplea tiempo en entrar y salir del comedero. También se producen con frecuencia "visitas nulas" en las que entran en el comedero cerdas a las que no les toca recibir una ración. Por último, un comedero no debe estar ocupado durante más de 16 horas por ciclo de alimentación. Un estudio danés ha demostrado que la tasa de reproducción era significativamente menor con 70 cerdas por comedero en comparación con 50 animales.

Disposición de los corrales

En los últimos 15 años, se han evaluado en Dinamarca una gran cantidad de diseños de corrales. Los primeros incluían sistemas de camas profundas de paja. Pero debido al gran consumo de paja que suponían estos sistemas (entre 600 y 1.000 kg por cerda al año) fueron reemplazados por diseños más modernos que requerían menos paja (200-300 kg por cerda al año). La disposición de los corrales con una gran proporción de suelo emparrillado se introdujo a mediados de los noventa. Por contra, hay estudios que demuestran que los índices reproductivos y la longevidad de las cerdas están en peligro en tales sistemas.

En las Figuras 1, 2 y 3 se muestra un diseño moderno típico, con áreas independientes de descanso, de alimentación y de deyecciones. Las comparaciones de rendimiento de producción empleando este sistema han demostrado que el rendimiento de producción era semejante en las cerdas mezcladas después de la cubrición en comparación con las cerdas mezcladas 4 semanas después de la cubrición. Por otra parte, el intervalo de entre cubriciones era más breve para las cerdas que retornaban al estro cuando los animales se agrupaban después de la cubrición. Hoy día, los sistemas electrónicos se consideran como los más prometedores para cerdas sueltas en grupos.

Figura 1. Diseño de corral con sistema electrónico de alimentación con un zona de descanso en paja y una zona separada para deyecciones con rejilla.

Figura 2. Sistema electrónico de alimentación con amplias áreas de descanso, una zona común de deyecciones y un corral de separación.

Figura 3. Vista del área de descanso en el sistema electrónico. Obsérvense los aspersores del techo que ayudan a mantener limpia el área de deyecciones.

A continuación se relacionan las principales recomendaciones danesas respecto a los sistemas electrónicos de alimentación, basadas en ensayos llevados a cabo a lo largo de los últimos 15 años:

  • El diseño de los corrales debe incorporar áreas separadas de descanso y de deyecciones.
  • El área de descanso debe proporcionar espacio suficiente para que las cerdas puedan escapar de los encuentros agresivos.
  • Debe de haber paja en el área de descanso.
  • Área de descanso sólida: 1,1-1,3 m2 por cerda.
  • El área de deyecciones podría ser de rejilla y debe tener al menos 3 m de ancho y estar separada del área de descanso.
  • El sistema debe incluir un corral de adiestramiento para animales nuevos. Un comedero por 50-60 cerdas.
  • 120 cerdas por grupo.
  • Los comederos no deben estar situados en las esquinas - debe haber libre acceso para entrar por ambos lados.
  • Elija un fabricante de una marca bien conocida de sistemas electrónicos de alimentación, que pueda facilitar servicio de 24 horas.
  • Las cerdas jóvenes (nulíparas) no deben mezclarse con las cerdas multíparas, ya que con frecuencia son intimidadas.

Manejo

El manejo de los sistemas electrónicos requiere cuidadores muy especializados, que sean capaces de observar e interpretar el comportamiento de las cerdas y de emprender las acciones correspondientes. Dado que las cerdas están comiendo durante períodos de tiempo prolongados, es difícil notar si tienen problemas en las extremidades, en el retorno al estro, etc. El mejor momento para observar a los animales es durante su período activo: por la tarde. El cuidador también debe dedicar tiempo a estudiar la información del ordenador, a la lista de las comidas realizadas, así como ocuparse de adiestrar a las cerdas jóvenes que no han tenido ninguna experiencia previa con el sistema. El adiestramiento de animales es una tarea que requiere mucho tiempo en las explotaciones nuevas, algo que con frecuencia es infravalorado. Por otra parte, es aconsejable tener reservas de las piezas de repuesto más esenciales, ya que estos sistemas son delicados y se estropean con frecuencia.

Artículos relacionados

ver más artículos relacionados con el artículo

Los expertos opinan

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags