Importancia de la contaminación microbiana de materias primas sobre el perfil microbiológico del pienso en harina y granulado

Introducción
Viernes 7 diciembre 2001 (hace 15 años 4 días)
Introducción

El nivel de contaminación microbiana del pienso es un factor clave para conseguir una producción animal de calidad. Proporcionar a los animales un pienso libre de microorganismos patógenos tiene un efecto positivo sobre los rendimientos en granja (índice de conversión, ganancia media diaria, mortalidad, etc…) a la vez que repercute sobre la calidad del producto final (carne, huevos). La actual legislación española y europea sobre fabricación de pienso y bienestar animal ya contempla los parámetros microbiológicos del pienso (Tabla I). La tendencia en la futura legislación europea sobre microbiología del pienso y del producto final (carne, huevos) es cada vez más exigente en este sentido por la repercusión que tiene este tema en la opinión pública. En este sentido se puede citar el Libro Blanco sobre la Seguridad Alimentaria y los programas de control de zoonosis, como el futuro plan sanitario avícola en preparación por el Ministerio de Agricultura español.

Tabla I.- Criterios legales (Orden del 15 de febrero de 1988) y criterios técnicos aconsejables en unidades formadoras de colonias por gramo en piensos.

Criterio legal
Criterio técnico
Enterobacterias
< 40.000 UFC/g
Coliformes fecales
< 5.000 UFC/g
Salmonella
Ausencia en 25 g
Ausencia en 25 g
E. coli
Ausencia en 1 g
Ausencia en 1 g
Clostridios
< 100 UFC/g
Staphilococus aureus
< 10 UFC/g
< 10 UFC/g
Hongos filamentosos
80.0000 - 35.000 según especie animal de destino

Para la fabricación de un pienso libre de microorganismos patógenos, se debe conocer y controlar la calidad de las materias primas y los procesos a que se someten durante el proceso de fabricación. En este sentido cabe decir que se está extendiendo cada vez más la aplicación de productos bactericidas y fungicidas en la fabricación de pienso, en el marco de los planes de control de la calidad y de aplicación de la metodología ARCPC (Análisis de Riesgos y Control de Puntos Críticos) que actualmente exige la Administración a los fabricantes de pienso.

Con objeto de cuantificar la importancia de la microbiología de las materias primas y en función del tipo de pienso fabricado (en harina o granulado), en la empresa ADIVETER se llevó a cabo el presente estudio:

Material y métodos

A partir de 1300 muestras de piensos y materias primas de un total de 20 fábricas de pienso de diversos puntos de España y que en ningún caso usaban tratamiento bactericida, recibidas durante los años 1999 y 2000 en el laboratorio de análisis de ADIVETER S.L., se procedió a determinar el número de muestras positivas a Salmonella, Clostridium y E. Coli en pienso (harina y gránulo) y materias primas de origen vegetal según el criterio técnico de la tabla I. Los resultados obtenidos se muestran en la tabla II.

Dentro de los datos de cada fábrica, se estableció la regresión entre el porcentaje de contaminación en materias primas (considerando Salmonella y Clostridium) y el porcentaje de contaminación en pienso (en harina y en gránulo).

Resultados y discusión

En el caso de contaminación por Salmonella, la recta de regresión entre el porcentaje de muestras de materias primas y el de muestras de pienso en harina positivas fue significativa (P<.05). Sin embargo, en el pienso granulado, la recta de regresión entre el porcentaje de contaminación en materias primas y pienso no fue significativa, lo que indica que la presencia o no de Salmonella en las materias primas no tiene relación directa con la presencia o no de Salmonella en el pienso granulado.

Aunque diversos estudios aportan la existencia de cepas de Salmonella termoresistentes, parece ser que la Salmonella aislada del pienso granulado procede de la recontaminación (en el mismo enfriador, transportado por las partículas de polvo, en los camiones, etc…) y por este motivo no hay relación estadística entre el porcentaje de contaminación de las materias primas y el del pienso en gránulo dentro de cada fábrica.

Respecto a las muestras positivas en Clostridium, la regresión entre materias primas y pienso (tanto en harina como en gránulo) no tienen significación estadísitica. Así el nivel de contaminación de Clostridium de las materias primas tienen escasa o nula incidencia sobre el pienso tanto en harina como gránulo. El Clostridium se halla ampliamente presente en cualquier sustrato gracias a su termoresistencia y a la capacidad de esporular y el proceso de granulación parece tener escaso efecto en su incidencia en piensos.

Tabla II. Porcentaje de contaminación de diferentes materias primas.

Salmonella
Clostridium
E. coli
Salvados (n=85)
28.3%
35.2%
34.2%
Cebada (n=123)
16.3%
10.2%
17.3%
Maiz (n=298)
1.1%
1.2%
7.1%
Harina de Soja (n=464)
10.8%
5.3%
4.3%
Harina de girasol (n=70)
10.9%
13.3%
5.6%
Harina de carne (n=109)
17.4%
33.6%
2.8%
Harina de pescado(n=61)
13.6%
11.4%
1.7%
Pienso en harina (n=724)
20.7%
16.1%
24.1%
Pienso en grano (n=398)
4.1%
10.4%
5.3%
Fuente: Datos laboratorio de ADIVETER

Prió P., Gasol R., Soriano R. y Guinovart J.M.

De la granja al tenedor

Micotoxinas: Un problema emergente en la producción porcina26-oct-2001 hace 15 años 1 meses 15 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags