Racionamiento según grasa y peso

No existe un sistema perfecto y, probablemente, la combinación de dos sistemas sea lo más aconsejable

Viernes 24 noviembre 2006 (hace 10 años 12 días)
ggiovna

Que la cerda ha cambiado en los últimos años no es ninguna obviedad, hoy la genética moderna nos ha llevado hacia unos animales cada vez más magros y con crecimientos superiores. Además los resultados productivos de la cerda son totalmente diferentes de los que teníamos años atrás.

1970 1975 1980 1985 1990 1995 1999
Camadas/año 1,9 2,0 2,18 2,25 2,23 2,25 2,25
Nacidos vivos/camada
10,3 10,4 10,3 10,4 10,7 10,8 11,0
Destetados/cerda y año
16,3 17,5 19,8 20,9 21,1 21,6 22,0
Tasa renovación
- 33,9 35,9 38,1 40,0 42,6 42,0
P2 (mm) 100kg
- 22 19 14,5 13,0 11,5 11,0
IC (cebo)
3,8 3,4 2,9 2,8 2,7 2,58 2,61
Nutrition of Sows and Boars, 2000

Hace 25 años Hoy
% magro 45 55-60
% grasa
27 15-18
P2 primer servicio
30-35 18-20
Ganancia diaria
200 340
Peso al 3er parto
195 250
J. Boyd, 1999

No obstante ante este panorama poco hacemos para tratar diferente a esta cerda que tenemos delante. Esta cerda tiene unas necesidades que son totalmente diferentes a las que tenían antes. Analizaremos en este capítulo el racionamiento de esta cerda en gestación.

Curiosamente para manejar esta cerda tenemos que volver a los elementos básicos que muchas veces olvidamos, y estos elementos básicos pasan por el control del peso del animal y de su consumo.

Últimamente ya se está dando mucha importancia al control de la condición corporal y esto se hace para:

• Evitar cerdas demasiado gordas o demasiado flacas.
• Ajustar el pienso a las necesidades del animal.
• Poder alcanzar el potencial genético.

Con ello conseguimos:

• Dar a cada cerda lo que necesita.
• Bajar la mortalidad de cerdas.
• Disminuir el intervalo de destete a cubrición.
• Aumentar los nacidos totales y los vivos.
• Una revalorización de las cerdas a matadero (más peso).
• Menos días no productivos.
• Aumentar el índice de partos.
• Menor tasa de reemplazo.

En fin una panacea, ¿verdad?, pero la pregunta es fácil… ¿y cómo lo hacemos?


Sistemas de control de condición corporal

Hoy podemos usar diferentes sistemas que nos ayudan a controlar la condición corporal, entre ellos citaremos:

Control visual. Tiene poca fiabilidad, el ojo nos engaña más si vemos día a día a las cerdas.

Puntuación de la condición corporal. Consiste en valorar a la cerda en una escala que nos permita englobarla en diferentes grupos, existen diferentes escalas de valoración

Uso de medidores de espesor dorsal. Supone el uso de un aparato que nos mide el espesor de grasa a nivel de P2, en este caso el valor que tenemos es más objetivo que en los dos casos anteriores.

Peso. Probablemente sería el mejor de los sistemas ya que la báscula no engaña, pero su uso es casi imposible en el día a día de una granja. Además el peso es el mejor indicador de cómo esta la cerda. Tenemos que considerar que el mantenimiento se lleva el 80 % del coste energético y éste, a su vez, depende del peso del animal, entonces cualquier sistema que ignore el peso del animal esta destinado a no ser suficientemente preciso.
Uso de cinta métrica. Existe una correlación entre la medida de flanco a flanco y el peso del animal, así con el uso de una cinta métrica podemos clasificar con cierta aproximación el peso del animal.
Medida de flanco a flanco, en cm Peso estimado, en kg
83 a 90
115 a 150
91 a 97
150 a 180
98 a 104
180 a 215
105 a 112
215 a 250
113 a 127 250 a 300

Si resumimos los diferentes sistemas e intentamos analizarlos respecto a su precisión y al “gasto de tiempo” o trabajo que suponen vemos:

Tiempo empleado Precisión
Control visual
+ +
Puntuación
++ ++
Medidores de espesor graso
+++ +++
Peso
++++++ +++++
Uso de cinta métrica ++ ++++

No existe un sistema perfecto, probablemente la combinación de dos sistemas sea lo más aconsejable, en este sentido nuestra apuesta es la hecha por Frank Aherne en la que proponía el uso de los medidores de espesor graso conjuntamente con la cinta métrica.

El objetivo de esta propuesta es la de poner a las cerdas en una de las siguientes categorías y alimentarlas siguiendo el patrón propuesto:

Niveles de alimentación de 0 a 101 días de gestación ( kg/día)
Medida de flanco a flanco, cm Peso estimado, kg Nivel de grasa medido a la cubrición, mm
< 12 12 a 14,9 15 a 18 > 18
83 a 90 115 a 150 2,4 2,2 1,9 1,7
91a 97 150 a 180 2,7 2,4 2,2 1,9
98 a 104 180 a 215 2,9 2,6 2,4 2,1
105 a 112 215a 250 3,1 2,9 2,6 2,4
113 a 127 250 a 300 3,3 3,1 2,8 2,6
- Asumimos dietas de 3,0 Mcal EM/kg
- A todas las cerdas hay que aumentar 1 kg/día del día 102 al 115
- Cerdas mantenidas en zona termoneutra (alrededor de 20°C).

Alimentación de la cerda

El agua de bebida07-dic-2006 hace 9 años 11 meses 29 días
Alimentación de cerdas lactantes II23-oct-2006 hace 10 años 1 meses 13 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags