manténte informado con el canal rss de la sección

Sección formada por 18 capítulos de aparición mensual dedicados al manejo en la fase de cebo.

Características destacables del cerdo de cebo

En este capítulo veremos las características físicas y “mentales”, es decir, de comportamiento, que llevan a organizarse socialmente.

1. Características físicas
El cerdo es un animal extremadamente curioso, le gusta mucho explorar su entorno. Investigan oliendo y hozando, por lo que el hocico es la base de su exploración. El hocico del cerdo es un órgano muy desarrollado, con una gran sensibilidad táctil y olfativa, tiene la piel muy gruesa y dura y dispone de un disco de cartílago en la punta con capacidad de movimiento, lo que permite a los cerdos hozar y escarbar el suelo.

En condiciones naturales, gran parte del comportamiento exploratorio se dirige hacia los objetos del suelo con el fin de buscar alimento. Los cerdos son animales omnívoros y en sistemas extensivos pueden comer todo tipo de alimentos (vegetales, gusanos de tierra, raíces…). En las explotaciones, la comida se aporta en forma de pienso, por lo que los cerdos no necesitan hozar para buscar alimento. Sin embargo, continúan mostrando una necesidad de hozar e investigar su alrededor, dirigiendo este comportamiento hacia los objetos que les rodean, el pienso, las heces, la paja, los compañeros de corral… El reconocimiento de las cosas lo hacen precisamente con el hocico, de aquí viene el hecho de que el comportamiento de morder se pueda manifestar claramente en condiciones desfavorables.

Para entender cómo mover los cerdos tenemos que considerar dos conceptos: el del ángulo de visión del cerdo y la zona de vuelo.

El cerdo tiene un ángulo de visión muy amplio (310º), esto hace que pueda ver lo que sucede detrás suyo. La zona de vuelo es el espacio que el animal normalmente no deja que se invada.

Esta zona es como una zona de seguridad que necesita el animal para poder escapar (de hecho esta zona existe en todos los animales de manera más o menos marcada).

Para mover hacia delante a un cerdo sólo es necesario ser cuidadoso e ir con un tablero de manera que vayamos entrando en lo que es su zona de vuelo, así el cerdo se desplazará hacia delante.

2. Características “mentales”
Para empezar, queremos destacar que el cerdo, un animal jerárquico en condiciones naturales, vive en grupo. Dentro de un grupo de cerdos existe una estructura social muy característica, ya que se establece un escalonamiento de mayor a menor importancia entre todos los individuos. La estructura jerárquica ya se establece a las pocas horas de vida con la elección de las posiciones en la ubre de la madre.

La estructura jerárquica se da mediante los juegos, jugar es una parte importante del comportamiento total de los cerdos, sobretodo cuando son jóvenes. Los juegos ya empiezan a ser habituales a partir de la segunda semana de edad. Los lechones suelen brincar, retozar y perseguirse, pero también "juegan a pelearse", empujándose los unos a los otros, mordiéndose y hozándose la cara, cuello y espalda. A partir de estos juegos ya se van estableciendo cuáles son los cerdos dominantes y cuáles los sumisos.

Cuando los cerdos juegan individualmente suelen hozar y mordisquear los objetos nuevos. Los cerdos juegan menos cuando están enfermos, por lo que verlos jugando (que no luchando) puede ser signo de salud y bienestar.

Los cerdos también pelean para establecer el orden social. A medida que crecen, los "juegos de pelea" iniciales pasan a agresiones. Inmediatamente después de formar un grupo de cerdos que no se conocían previamente, empiezan las luchas por establecer el orden social. Los encuentros suelen ser frecuentes en situaciones de competencia, como por ejemplo cerca del comedero y bebedero.

Los cerdos tienen un claro hábito de descanso permaneciendo largos periodos inactivos. Pueden permanecer echados hasta 19 horas diarias, de las cuales pasan aproximadamente la mitad durmiendo, de 4 a 5 en un estado semisomnoliento y el resto echados sin hacer nada. Cuando los cerdos descansan o permanecen echados, suelen hacerlo en grupo y les gusta hacerlo en una zona confortable y limpia. En condiciones ambientales normales eligen el lugar menos húmedo (alejado de los bebederos y de la zona de defecación), donde las corrientes de aire sean menores y sean molestados lo mínimo posible por el resto de cerdos. No suelen echarse en el centro del corral porque el movimiento de sus compañeros les impide descansar. Por este motivo suelen preferir las zonas cercanas a las paredes, pero alejados de los comederos y bebederos.


Hábito excretor localizado

No podemos olvidarnos de otra característica y es que al cerdo le gusta comer en grupo. El cerdo es un animal muy social y ya desde el nacimiento mama en grupo. Posteriormente esta tendencia se mantiene y los cerdos comen y beben en grupo si disponen del espacio suficiente.

En condiciones normales, después de formar un nuevo grupo, la agresión se reduce rápidamente y el consumo de pienso va aumentando. Los cerdos en grupo suelen comer más que individualmente si el espacio de comedero y la cantidad de pienso son suficientes, porque el hecho de ver a otros compañeros comiendo estimula a los demás a hacerlo (comportamiento imitativo).

En cerdos adultos, el sistema de alimentación empleado, marcará la pauta de comportamiento. Cuando la alimentación es restringida, todos los cerdos querrán comer a la vez. El espacio de comedero tendrá que permitirlo si queremos evitar agresiones. Si la alimentación es a voluntad, la problemática se ve reducida siempre que tengamos comida suficiente en las tolvas.

En una explotación, con pienso a voluntad, el cerdo puede ingerir sus necesidades diarias en un tiempo muy inferior en relación al natural, porque no tiene que buscar el alimento. Algunos cerdos de engorde pueden tardar tan solo unos 15 minutos en ingerir sus necesidades diarias. Cuando están en estas condiciones, los cerdos dividen los períodos de bebida y comida a lo largo del día, realizando visitas cortas al comedero y bebedero. Prefieren comer alimento mojado que seco, pero el sabor del alimento también juega un papel muy importante en la ingestión.


Comedero en zona de defecación

Los cerdos beben más o menos dependiendo de su peso y condiciones ambientales. En condiciones normales un cerdo de engorde puede beber aproximadamente 8 l/día.

Al contrario de lo que mucha gente piensa, los cerdos son animales muy limpios y no suelen defecar en la zona donde comen y reposan, siempre y cuando las condiciones ambientales y el espacio disponible sean adecuados. Una vez determinadas las zonas de reposo y alimentación, el resto del espacio se utiliza para excretar. Por este motivo, la zona de excreción suele ser la menos confortable del corral, aunque el cerdo también buscará las áreas "más seguras" del corral para excretar. Con este fin los cerdos suelen utilizar los rincones y las zonas cercanas a las paredes del corral ya que son las mas seguras (no podemos olvidar que al excretar el animal coge una postura muy inestable y es más “fácilmente agredible”). Cuando no les ofrecemos las condiciones necesarias, los cerdos pueden mostrar alteraciones del comportamiento excretor.

Manejo en cebo

El crecimiento del animal18-may-2010 hace 4 años 5 meses 5 días
Importancia del cebo12-mar-2010 hace 4 años 7 meses 11 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags