manténte informado con el canal rss de la sección

Quincenalmente publicamos el comentario de un especialista en porcino.

La formación de grupos de lechones en crecimiento

El recurso espacio/confort, después del alimentario, es sin duda un factor limitante para el establecimiento de una rápida y, sobretodo, sólida jerarquía.

Aunque la normativa, Dir 88/2001/CE, indica las superficies mínimas de espacio que hay que reservar a los animales, la sola disponibilidad de estos espacios podría no ser suficiente para asegurar el acceso a una zona confortable en cuanto a espacio y temperatura, adecuadamente seca y limpia, que permita a todos los animales estirarse al mismo tiempo, descansar y levantarse con movimientos normales.
 

Comportamiento en la lucha jerárquica

Primer contacto

Insistencia

Ataque

Ataque

Ataque

Fuga

La alternancia de las estaciones, el aumento del peso de los animales o los cambios de operarios pueden alterar el equilibrio entre entorno y animales, reduciendo, a veces incluso de forma dramática, la disponibilidad de zona de descanso. En muchos casos el solo aumento de la cantidad de espacio ya soluciona el problema, mientras que en otros, es el planteamiento mismo del box o la elección de los materiales los que tienen que ser reconsiderados.

El mantenenimento del grupo desde el nacimiento hasta el matadero es poco frecuente en la cría del cerdo, aunque pudiera presentar algunas ventajas en términos de conflictos sociales.

En las granjas los cerdos padecen numerosas agrupaciones que azuzan fenómenos agresivos de resultados también dramáticos. La agresión más intensa ocurre durante las primeras dos horas de la agrupación, decreciendo luego a niveles muy bajos a partir de las 24-48 horas posteriores.

En la base de la agresión se encuentra la falta de familiaridad más que la de parentesco. En efecto, los lechones muestran el mismo grado de agresividad hacia lechones no hermanos, que hacia lechones hermanos de los que hayan sido separados al nacimiento. En grupos de dimensiones definidas, los conflictos aumentan con el incremento del número de cerdos "no familiares" en el grupo. Cerdos que no han estado nunca dentro del mismo grupo pero que han experimentado un cierto grado de contacto a través de las barreras divisorias entre boxes, son menos agresivos entre ellos, con respecto a cerdos que no han experimentado nunca ningún contacto. Cuando todos los cerdos de un box no son consanguíneos entre ellos, el cerdo que asume la posición dominante luchará con cada cerdo del box para alcanzar su estado de dominancia.

En el caso en que se mezclen diversas camadas, inicialmente, sólo un cerdo por camada luchará, y el vencedor procederá por tanto a atacar a los cerdos de la camada del perdedor. Como resultado los lechones pertenecientes a la misma camada tienden a alcanzar el mismo estado de dominancia dentro de un box, lo cual no significa que camadas más numerosas tengan mayores posibilidades de acceder a posiciones dominantes con respecto de aquellas constituidas por un único cerdo.

Se cree, generalmente, que el hecho de homogeneizar los grupos en el momento de la introducción en los boxes, determina una mayor uniformidad llegado el momento de ir a matadero, sin embargo, estudios han demostrado que la variación de peso es parecida en grupos que fueron uniformes o heterogéneos en el inicio de la fase de engorde; otros estudios han revelado que la tasa de crecimiento de cerdos miembros de grupos heterogéneos es igual o superior al de cerdos en grupos uniformes. La agresión post-agrupación es incluso menor en grupos heterogéneos o no se ve influida por la variación del peso de los cerdos. Se ha presentado la hipótesis de que en grupos los cerdos tal vez sean más estables cuando hay una clara diferencia de peso.

¿Cómo reducir la agresividad entre los sujetos en el momento de agrupar estos animales?
A diferencia de los locales destinados a las cerdas, el área dedicada a los cerdos/lechones es por costumbre más extensa, puesto que, a diferencia de las reproductoras, su peso aumentará con el tiempo. Al menos en las fases iniciales, el espacio de huída debería estar asegurado en los boxes destinados a grupos grandes, ya que en las todavía muy difundidas corralinas de 8-12 animales la planificación de obstáculos y escondites resulta impensable.

En los boxes de grandes dimensiones (30-40 animales) es posible respetar fácilmente las prescripciones legislativas tomando prestada una idea de las obras viales. Las famosas barreras móviles de plástico rojo y blanco, escogidas de un tamaño adecuado, fácilmente lavables y desinfectables, se pueden colocar dentro de los boxes y mantenerse fijas al llenarlas de agua..

Igualmente importante para el establecimiento de una jerarquía estable es el suministro de alimento y la calidad del entorno que hospedará a los animales. En la fase de destete el alimento se suministra ad libitum o en una cantidad suficiente para reducir la competencia entre los sujetos, sin embargo, en las fases de engorde y acabado, para reducir el engrasamiento de la canal, se limita la ración. Cuando el alimento está racionado, la competencia social influye principalmente en la productividad igual que lo hace la disponibilidad de espacio en el comedero.

Algunos estudios indican que la reducción de espacio en el comedero disminuye la ingesta diaria y la tasa de crecimiento. Tentativas de mejorar el crecimiento con dietas más nutritivas no han determinado resultados más favorables, sin embargo bastantes cerdos siguen limitando su ingesta energética y proteica. Estos resultados sugieren que la reducción de la ingesta está más influenciada por un cambio metabólico inducido por el estrés que por las restricciones alimentarias La presencia de zonas para esconderse en momento de la agrupación reduce las agresiones y mejora más rápidamente el crecimiento.

Por lo que al entorno se refiere, deberá prestarse particular atención a la temperatura y a la zona de descanso, que tiene que estar disponible al mismo tiempo para todos los animales. La disponibilidad de objetos para el entretenimiento como botes, cuerdas, gomas, no tiene una influencia positiva sobre la reducción de las luchas, como sí puede decirse de la paja utilizada como cama. El grado y la intensidad de la lucha también se ven afectados por la intensidad lumínica y por el momento del día en el que los animales son agrupados: es aconsejable aportar la mínima luz permitida por la normativa vigente o efectuar los desplazamientos durante las últimas horas del día.

Los expertos opinan

Cuál es la mejor edad para destetar? (II de III)03-ago-2009 hace 5 años 1 meses 19 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags