manténte informado con el canal rss de la sección

Quincenalmente publicamos el comentario de un especialista en porcino.

Cambios en la salud de los cerdos relacionados con los cambios en los sistemas de producción

Desde que empezó a desarrollarse la industria porcina moderna en la década de 1960-70, se han producido muchos cambios en los sistemas de producción que han afectado a la salud de los cerdos. Los cambios más importantes relacionados con la salud han sido:

1) Aumento del tamaño de granjas familiares de 1-30 cerdas a granjas familiares de 1000 o más cerdas y el desarrollo de empresas que controlan más cerdas que algunos países;

2) El paso de destetes de 8-12 semanas a destetes a las 3 semanas de vida, la producción de 2,4 camadas por cerda y año y más de 24 cerdos destetados por cerda y año;

3) El crecimiento de empresas de multiplicación que aplican técnicas y avances científicos para la mejora del rendimiento productivo;

4) El paso de la producción desde el parto hasta el engorde final en un único emplazamiento, o el sistema clásico en dos emplazamientos para la aplicación del destete segregado, a la producción en tres emplazamientos y en múltiples emplazamientos.

Alrededor de los años 1960-70 en la mayoría de los países occidentales, las granjas de 30 cerdas que producían cerdos de cebo de crecimiento lento se consideraban grandes. No se sabía mucho sobre enfermedades porcinas. Afortunadamente, las infecciones agudas tenían tendencia a desaparecer de las granjas pequeñas aisladas y las enfermedades no eran un gran problema. Sin embargo, cuando las explotaciones aumentaron su tamaño desmesuradamente comenzaron los problemas sanitarios, en parte debido al cambio de manejo y de la bioseguridad, y en parte debido a que el aumento de agentes patógenos se hizo inevitable y se convirtió en endémico. Con el nivel de inversión que se había realizado, si una empresa quería sobrevivir económicamente, tenía que controlar las enfermedades. Esto dio un gran impulso a la investigación y desarrollo de nuevas técnicas de manejo, y el conocimiento de qué causaba las enfermedades y cómo podían ser controladas experimentó un rápido crecimiento.

Las empresas de multiplicación contribuyeron en el aumento de intercambio de cerdos entre granjas, lo que supuso una amenaza de diseminación de las enfermedades. El destete precoz, las cerdas prolíficas, el crecimiento rápido y la mejora en el índice de conversión de los piensos trajeron consigo problemas de reproducción, de aplomos y de nutrición. El destete precoz segregado, aplicado a la producción en tres sitios y en múltiples sitios tuvo una repercusión importante en la salud y el rendimiento. Habría sido difícil que las empresas crecieran hasta los importantes tamaños que tienen ahora sin la aplicación de estas técnicas. Dichas empresas lo adoptaron rápidamente en América del Norte, Central y del Sur, pero aún no se ha aplicado de forma generalizada en Europa ni Australasia.

La producción en sitios múltiples tiene dos efectos principales sobre la salud. En primer lugar, las granjas con reproductoras (cerdas y lechones) se encuentran en lugares diferentes de los destetados, y éstos en ubicaciones distintas de los de cerdos de cebo. Esto significa que los cerdos destetados, que normalmente comienzan con un buen estado sanitario, no se infectan por cerdos mayores. En segundo lugar, todas las explotaciones funcionan por lotes, de tal modo que los cerdos siempre llegan a explotaciones vacías y conservan su estado de salud inicial. Si una explotación llegara a contaminarse con una infección dañina, ésta desaparecería al sacar a los animales y vaciarse. Los beneficios no solo consisten en que haya menos enfermedades y mejores rendimientos, sino que también se evitan los costes de repoblar una granja de tradicional de reproductoras a causa de la presencia de una determinada enfermedad. Además hay otros efectos beneficiosos, como son un manejo más fácil, propuestas atractivas de integración para los ganaderos y que las instalaciones de cebo podrían estar cerca de los mataderos sin riesgo de infectar a los cerdos más jóvenes.

Por otro lado, la producción en múltiples sitios tiene algunas desventajas y no ha tenido éxito en todo el mundo. Esto se debe en gran medida a que se consideraron innecesarios sus principios para el control de enfermedades. Por ejemplo, las explotaciones se construyeron demasiado juntas o en zonas de alta densidad porcina y/o tenían mala bioseguridad o los lechones se destetaban demasiado pronto para el tipo de instalación. No obstante, algunos patógenos que generalmente no provocaban demasiados trastornos en explotaciones convencionales, como Haemophilus parasuis, tenían tendencia a ser más graves.

En cuanto al futuro, inevitablemente se producirán nuevos cambios en los sistemas de producción que repercutirán en la salud, pero también puede ser cierto lo contrario. Por ejemplo, en el oeste de Europa, la presión para reducir el uso de fármacos antibacterianos en granjas de cerdos y para retirar progresivamente los promotores del crecimiento puede necesitar modificaciones en el manejo y un aumento e intensificación de los programas de vacunación para evitar la aparición de enfermedades.

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags