manténte informado con el canal rss de la sección

Mensualmente nuestro experto nos ofrece su visión sobre la situación mundial del mercado de materias primas.

Después de mucho andar, seguimos en el punto de partida

La primavera sigue imponiéndose en los mercados o, por lo menos, aparentemente. En el día a día todo parece cambiante y en constante movimiento pero, si miramos el mercado con cierta perspectiva, estos movimientos son más bien pequeños, o por lo menos no tan radicales, ya que los precios siguen estando en niveles similares. Desde el articulo del mes pasado el maíz ha subido entre 20 y 25 €/Tm, aproximadamente, pero esta subida se ha visto compensada con creces por una mayor oferta de cebada sobre puerto a niveles de 215-212 €/Tm, también ha habido mayor oferta de sorgo alrededor de 225-230 €/Tm, resumiendo: lo comido por lo servido, o dicho de otro modo, compensamos los precios en general. Lo que sí cabe destacar es la escasa o casi nula oferta de origen nacional.

El mercado en general parece más preocupado por la nueva cosecha que por los últimos derroteros de ésta. Si no hay un milagro entraremos en cosecha a precios no baratos y, dada la poca cobertura que hay (una hambre inmensa por parte del comprador), no parece tener remedio aparente hasta agosto/septiembre, período a partir del cual se puede importar mercancía de otros países tradicionalmente más barata. Eso sí, cada semana aparecen rumores sobre la apertura de exportaciones por parte de Rusia y Ucrania, lo que podría cambiar las expectativas.

En su último informe (del 20 de abril) el Consejo Internacional de Cereales (IGC según sus siglas en inglés) se ha mostrado optimista, y prevé que la producción de cereales a nivel mundial aumente un 4,5% en lo que se refiere a la campaña 2011-2012, llegando así a unos 1.808 millones de toneladas de cereales. Además prevé una mejora sustancial de cosechas en Europa del este, básicamente Rusia y Ucrania, y una mejor cosecha también para la Comunidad Europea. Veremos, que dijo un ciego. Lo que sí es cierto es que, respecto a la campaña anterior, sólo puede mejorar; peor no puede ser, o eso espero.

Para compensar estas buenas predicciones también aumenta el consumo un 1,5 % hasta alcanzar 1.818 millones de toneladas, esto consigue bajar un año más lo stocks finales de campaña, caldo de cultivo para los especuladores. Según el IGC este aumento de consumo se debe sobretodo al aumento imparable de producción de etanol, sobretodo en Estados Unidos. El precio actual del petróleo tampoco parece favorecer el aumento de la producción de etanol, así que habrá que estar muy atentos.

Independientemente de estas predicciones, lo único cierto es que a partir de agosto/septiembre habrá una buena oferta de cereal, sobretodo en Europa. Estos indicios nos hacen pensar que se pueda repetir la historia de la cosecha 2008/2009, año en que hubo bajadas de precios importantísimas a partir de septiembre. En general parece lo contrario de la campaña que dejamos atrás, que contó con precios baratos hasta julio/agosto y, cuando se confirmaron los malos rendimientos de las cosechas en Europa del Este y no muy buenas en Europa, hubo un cambio brusco de mercado acompañado de una subida continuada de los precios, como todo el mundo tendrá bien presente.

Me gustaría señalar que entre la cosecha 2008/2009 y la que se avecina hay una diferencia vital: las coberturas. Ese año, ante el miedo de repetir los altos precios alcanzados la cosecha anterior todo el mundo optó por realizar coberturas, sobretodo hasta diciembre, y en algunos casos hasta marzo, totalmente al revés de la presente. Puedo asegurar en base a mi experiencia que hacía muchos años, o tal vez nunca, había visto un escenario como el actual, entrando en campaña con tan pocas coberturas. Bien es cierto que nunca han existido ofertas medianamente aceptables. Por parte de los vendedores hemos visto mucha indecisión ante las consecuencias de la campaña que dejamos atrás, en la que el vendedor que se adelantó al mercado, vendiendo trigos hasta diciembre a 138-140 €/Tm, a partir del mes de agosto (prohibición Rusa de las exportaciones, incumplimientos) tuvo problemas serios para cubrir las posiciones, evidentemente con pérdidas.

El turno ahora es para el complejo de la proteína. Sigue sus propias pautas. Aparentemente el momento de hacer bases ya ha pasado, por lo menos por el momento. También es cierto que el precio final de la soja día a día sigue bajando (vía futuros y sobretodo vía divisa). Actualmente está alrededor de 290 €/Tm y posiblemente siga bajando. En cuanto a la harina de colza, dicen que la cosecha en Alemania y en Europa no será tan buena como cabía esperar; a día de hoy estamos pendientes de confirmarlo, aunque su consumo se ha visto reducido por la bajada de precios de la harina de soja.
 

Jordi Beascoechea
Subministradora de Cereals SL

 

Comentario de materias primas

Últimos acordes de una campaña movidita14-jun-2011 hace 3 años 2 meses 6 días
La primavera irrumpe en el mercado14-abr-2011 hace 3 años 4 meses 6 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags