Riesgos en granjas de porcino – Control de aves 2

Sistemas de prevención
Miércoles 28 diciembre 2005 (hace 10 años 11 meses 11 días)
Sistemas de prevención

Redes

Las redes impiden el paso de las aves al interior de la zona protegida pudiéndose emplear este sistema contra todas las especies que crean problemas para proteger los edificios. Existen tres modelos diferentes en el tamaño de la malla, cuya elección depende del tipo de ave. La malla se presenta en colores negro, piedra y traslúcido. La malla negra es la más utilizada porque las demás se acaban ensuciando.

Sistema de pinchos

Es un grupo de púas de acero inoxidable que se proyectan hacia fuera en todos lo ángulos. Las púas están sujetas a una base sólida que se puede instalar en ventanas, repisas, aleros, etc. Estos alambres puntiagudos producen molestias en las aves, evitando que aterricen sobre estas superficies. Las alambradas con púas pueden ser muy efectivas, pero siguiendo bien las instrucciones. Si se deja demasiado espacio disponible entre el edificio y las alambradas o entre las hileras de púas, las aves pueden aprovecharlo y construir sus nidos entre las alambradas, creando nuevamente el problema. También las alambradas deben ser inspeccionadas y limpiadas periódicamente para eliminar basuras como ramitas, hojarasca etc., ya que esta basura puede proteger a las aves del efecto de las púas.

Modo de colocación: Los sistemas de pinchos son muy sencillos de colocar, lo difícil es ponerlos en el sitio adecuado. La primera hilera de pinchos debe ir en línea con la cornisa (por ejemplo), de tal modo que el pincho más externo sobresalga de ésta. El espacio máximo que puede haber entre pinchos es de 6 cm, hueco mínimo para que una paloma pueda posarse. Hay pinchos especiales para gaviotas, que son de gran tamaño. Los hay con un solo pincho que sólo cubren una superficie de 4 a 5 cm.

Sistemas de postes y alambres

Es un sistema muy útil para palomas y gaviotas en situaciones de presión baja, y presión media, especialmente si se acompaña con una reducción de la población atrapando a las aves. Este es un sistema barato que puede emplearse casi en cualquier sitio.

Modo de colocación: Se colocan los postes cada 1,5 m, introduciéndolos en un taco. La primera hilera de la estructura debe ir más baja con el fin de que las aves no se introduzcan por la parte inferior. Del mismo modo la primera línea de alambre debe ir oblicua. Al ponerse las hileras paralelas, los muelles deben alternarse con el fin de evitar que las aves no se posen en éstos.

También se pueden colocar en forma de “tendedero”, protegiendo la parte superior del poste con un alambre con el fin de que no se pose el ave.

Sistemas alternativos: repelentes

Los repelentes han sido utilizados durante años para ahuyentar a las aves de edificios vacíos. Los repelentes generalmente están diseñados para afectar uno o más sentidos de las aves para provocar alarma y abandono del área o hacer que sus actividades de descanso se hagan inconfortables. Existen cuatro tipos diferentes de repelentes para aves: táctil, sonoro y visual.

Repelente táctil mecánico

Hasta ahora hemos visto varios repelentes mecánicos como púas, alambre y redes pero hay otros como:

-Tippler: Se utiliza para gaviotas. Es un sistema que cede por el cual el ave no puede posarse.

- Alambres “fuente”: Son alambres que se mueven con el aire en forma de fuente.

- Espiral: Es un sistema para palomas en situaciones de baja presión. El muelle se pega al substrato con silicona o con pasadores. Es un sistema muy económico y de fácil colocación.

Repelente táctil químico

Geles: Son el tipo de repelente más utilizado en la industria del control de plagas y están disponibles en geles, pastas, y en envases de aerosol para trabajos pequeños. Los repelentes químicos varían considerablemente algunos son espesos y pegajosos, otros son gelatinosos, y otros son viscosos. Generalmente estos repelentes contienen polietileno o el polibutioleno. Estas sustancias no son tóxicas para las aves, más bien producen sensación de calor en las patas de las aves cuando se posan sobre ellas, lo cual provoca que se muevan y se posen en cualquier otra parte.

Repelente visual

Incluyen el uso de luces, falsos búhos, serpientes, espantapájaros, globos y otros aparatos. En estas situaciones tiene un efecto durante un periodo de tiempo muy corto ya que se acostumbran, llegando a ignorarlo.

Repelente sonoro

Incluyen ruidos estridentes, repentinos e inusuales (explosiones, alarmas bocinas, grabaciones, etc). Tienen poco efecto porque las aves se adaptan bien a los ruidos. Estos ruidos además pueden ser más molestos para la gente.

Sígfrid López y Carmen Valverde. Adiveter s.l. España

Riesgos en piensos

Riesgos en granjas de porcino –Control de insectos: moscas 110-ene-2006 hace 10 años 10 meses 29 días
Riesgos en granjas de porcino – Control de aves 112-dic-2005 hace 10 años 11 meses 27 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags