Mejora de la competencia inmune a través de la nutrición: Utilización de nucleótidos

Existen varios factores, como el estrés ambiental, la presencia de agentes patógenos, de micotoxinas, etc., que pueden reducir la competencia inmune de los animales dando lugar a un sistema in...
Jueves 1 julio 2004 (hace 12 años 5 meses 6 días)
Existen varios factores, como el estrés ambiental, la presencia de agentes patógenos, de micotoxinas, etc., que pueden reducir la competencia inmune de los animales dando lugar a un sistema inmune deprimido y a una reducción de la producción de anticuerpos, lo que conlleva a una mayor susceptibilidad por parte del animal hacia las enfermedades, una reducción del crecimiento y un aumento de la mortalidad.

Para activar el sistema inmune se pueden utilizar vacunas y material bacteriano así como complejos carbohidratados y peptidoglicanos. Existen algunos oligosacáridos capaces de aumentar la función inmune mejorando la función de los macrófagos, aumentando la actividad de los linfocitos B con el consiguiente aumento de la producción de inmunoglobulinas.

Por otro lado existen componentes nutricionales esenciales o semiesenciales que permiten obtener una respuesta inmune rápida, dentro de estos componentes se incluyen las vitaminas, los ácidos grasos poliinsaturados , los nucleótidos y el RNA. Respecto a los nucleótidos, últimamente ha aumentado el interés por su uso como suplementos nutricionales. Los nucleótidos juegan un importante papel a nivel celular ya que se encuentran involucrados en la mayoría de actividades celulares, incluyendo la catálisis, transporte de energía y como mediadores de las señales hormonales.

Los nucleótidos:
  • afectan sobre la inmunidad humoral y celular y la resistencia ante patógenos,
  • aceleran la producción de anticuerpos dependiente de las células T,
  • aumentan la resistencia ante la exposición a infecciones bacterianas o virales,
  • su suplementación aumenta el número de macrófagos y la activación fagocítica,
resultando todo ello en un menor mortalidad de los cerdos infectados.

A continuación se muestran los resultados de dos estudios sobre el efecto de la suplementación de la dieta con nucleótidos (tablas 1 y 2):

Tabla 1. Efecto de la utilización de nucleótidos en la dieta sobre el número de títulos de anticuerpos tras la vacunación para parvovirus.

Día
0
14
24
34
44
60
Grupo control
10
10
412
2358
2056
678
Grupo alimentado con suplemento a base de nucleótidos
1010
1517
3639
2475
860
-
Se utilizaron dos grupos de 17 lechones destetados de 8 semanas de vida.
La suplementación se inició el día 0.
La primera vacunación tuvo lugar el día 14 y la segunda el 24.

Tabla 2. Efecto del suplemento con nucleótidos sobre el nivel de inmunoglobulinas en plasma.

Control
Tratamiento
Diferencia (%)
IgG (mg/l)
4,44
5,37
+21%
IgM (mg/l)
0,38
0,65
+71%

International Pig Topics. Vol. 19. Nº 3. 2004.

Artículos relacionados

Buscando

Consumo mundial de carne de cerdo durante el 200313-jul-2004 hace 12 años 4 meses 24 días
Producción mundial de porcino en 200322-jun-2004 hace 12 años 5 meses 15 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar