Controlando la mortalidad en cebo por PCV2: dinámica de la infección (1/2)

Las infecciones por circovirus porcino tipo 2 (PCV2) pueden ser muy costosas causando desmedro y aumentando la mortalidad. La vacunación contra PCV2 es crítica en su control.

Jueves 12 marzo 2009 (hace 7 años 8 meses 28 días)

Las infecciones por circovirus porcino tipo 2 (PCV2) pueden ser muy costosas causando desmedro y aumentando la mortalidad. La vacunación contra PCV2 es crítica en su control, para asegurar que los cerdos están protegidos antes de la exposición a la enfermedad. Parece que hay distintos patrones de enfermedad, y hay que revisar los programas de control para controlar la mortalidad en el engorde.

En un artículo reciente, Grau-Roma et al. (2008) de la UAB, reportaron la dinámica de infección de PCV2 en 6 lotes de cerdos en 3 granjas españolas de producción en 2 ó 3 sitios. Se destetaba a las 3 semanas y el paso de la maternidad al engorde se producía a las 8-9 semanas. Se tomaron muestras de sangre a intervalos regulares (ver figura 1) y se realizaron PCR para detectar la presencia de ADN vírico.

Figura 1. Desarrollo de viremia por PCV2 en cerdos en España.


La mortalidad media en la transición fue de 4,2 % y en el engorde de 14,4 %. Esto contrasta con un estudio similar llevado a cabo en Dinamarca en granjas de un único sitio, donde el pico de mortalidad fue en animales mucho más jóvenes, a las 10-11 semanas, con mortalidades de 12,7 % en transición y 5,7 % en el engorde, completamente al revés que en las granjas españolas.

Los hallazgos españoles fuero similares a los que yo observé cuando trabajaba para un grupo que utilizaba un sistema de 3 sitios, con todo dentro-todo fuera. Podíamos tener una mortalidad tan baja como 1 % en la transición, pero en el engorde, sobre las 11-16 semanas, se producía la viremia y la consiguiente mortalidad (aproximadamente 9 %) y emaciación (también un 9 %). Estos hallazgos parecen ser consistentes en la mayoría de ensayos de campo en EEUU y Canadá, donde la principal mortalidad crónica se asocia más al engorde que a la transición; presumiblemente cuando los anticuerpos maternos disminuyen y los animales son más susceptibles a los desafíos.

También se analizaron las cerdas mediante qPCR y sólo se detectó viremia en el 2,3 %, en contraste con el 39,3 % de las cerdas de la experiencia danesa en explotaciones de sitio único. Aunque se conoce la transmisión vertical de PCV2 entre cerdas y lechones, también hay que plantearse el papel de la reinfección en producciones de sitio único, donde hay excreción activa y animales susceptibles. La raza, el clima y la presencia de otras enfermedades pueden tener un impacto, pero sospecho que el sistema de producción también es importante.

David Burch, Veterinario, Octagon Services, Reino Unido

Artículos relacionados

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags