2 comentarios

Lee este artículo en:

PPA: la mayor amenaza para la industria porcina mundial. ¿Qué podemos hacer?

10 recomendaciones para hacer frente a la peste porcina africana (PPA).

Antecedentes

La peste porcina africana (PPA) es una enfermedad infecciosa del cerdo que causa un gran impacto a diferentes niveles. Dado que se trata de una enfermedad de declaración obligatoria a la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), su notificación da lugar a restricciones comerciales inmediatas. Además, cuando se notifica un caso de PPA en una granja porcina, hay que sacrificar a todos los cerdos y deben establecerse medidas sanitarias estrictas. Todas estas acciones dan lugar a pérdidas económicas directas e indirectas, y tienen consecuencias sociales en las regiones afectadas.

Durante la última década, la PPA se ha extendido por Europa del Este. Al principio la enfermedad se extendió por la región del Cáucaso y luego hacia el norte, llegando hasta la Federación de Rusia, Ucrania y Bielorrusia. En 2014 la infección alcanzó a cuatro países de la Unión Europea: Estonia, Letonia, Polonia y Lituania. Desde entonces, se han notificado casos de PPA en otros países europeos como Moldavia, República Checa, Rumania, Hungría y Bulgaria. Además, China informó de la presencia de la enfermedad en agosto de 2018 y, hasta el momento, ocho provincias distintas han notificado casos de PPA, con más de 90 000 animales sacrificados. Por si esto fuera poco, Bélgica notificó varios casos en jabalíes el 14 de septiembre de 2018.

Por lo tanto, la situación epidemiológica de la PPA podría clasificarse como una grave amenaza para la industria porcina en todo el mundo. Este artículo se centrará pues en revisar las principales características de la epidemia actual y en proponer soluciones a los retos identificados.

Principales características de la epidemia actual

1. En la situación global actual se han observado diferentes escenarios epidemiológicos.

  • En la región del Cáucaso, la Federación de Rusia, Ucrania y Rumanía la enfermedad afecta pricipalmente al cerdo doméstico y, con menos frecuencia, al jabalí.
  • En la Unión Europea (sin incluir Rumania), más del 90 % de las notificaciones de PPA se atribuyeron a jabalíes, con casos esporádicos en granjas porcinas.
  • En China, recientemente infectada, la enfermedad se está extendiendo rápidamente entre la población de cerdos domésticos .

2. Las poblaciones de jabalíes y la evolución del virus desempeñan un papel clave en la propagación y persistencia de la PPA. Esto se debe a:

  • La densidad de jabalíes es más alta que nunca. Durante las últimas décadas el número de jabalíes ha aumentado drásticamente; en algunas áreas el aumento ha sido de incluso el 700 %. Esto afecta directamente la tasa de contacto y facilita la transmisión de enfermedades infecciosas.
  • ​​​El jabalí, que campa a sus anchas por los corredores naturales, ha sido identificado como la principal fuente de infección en las zonas donde no existía la enfermedad de antemano. Estos desplazamientos de los jabalíes han dado lugar a introducciones múltiples y recurrentes del virus, que han ocasionado la posterior infección de sus congéneres.
  • En estos escenarios se han aislado e identificado distintas cepas de virus de la PPA a partir de animales infectados que presentaban evoluciones diferentes, desde agudas a asintomáticas. Este hecho no es nuevo, pues ya se había descrito anteriormente en España y también en Cerdeña. Cuando la PPA se presenta en un territorio por primera vez, se manifiesta de forma aguda. Sin embargo, a medida que la infección circula por la zona, un porcentaje de los animales infectados, entre el 2-6 %, podría sobrevivir, manteniendo el virus en diferentes órganos y ganglios linfáticos, y con viremia intermitente. Estos animales portadores constituyen una posible fuente de infección para el medio ambiente y para los animales sanos (jabalíes y cerdos domésticos).

3. Las acciones humanas todavía impulsan la propagación de la PPA en algunas de las zonas afectadas.

  • El desconocimiento de los mecanismos de transmisión favorece la propagación de la PPA a grandes distancias. Algunas de las acciones humanas que incrementan la propagación eficaz de la PPA son las prácticas de alimentación con desperdicios o restos de cocina o las ventas de emergencia, en las que el granjero intenta vender sus animales infectados antes de que se detecte la PPA.
  • La bioseguridad de la granja es crucial para evitar la introducción y propagación de la PPA en las granjas porcinas. Las granjas de traspatio representan el área más débil de la producción porcina y, por lo tanto, la mayoría de los brotes se han notificado en dichas explotaciones.
  • La limpieza y desinfección inadecuada de los vehículos es una de las rutas más importantes de propagación de la enfermedad.
  • La gestión de la población con incorporación de alimentación suplementaria para los jabalíes en los cotos de caza hace aumentar la población de jabalíes y facilita el contacto entre ellos. Todos estos factores aumentan la propagación posterior del virus.

Figura 1. Rutas de transmisión del virus de la PPA, incluyendo el contacto directo e indirecto con animales infecciosos, sus productos, excreciones/secreciones y/o sangre, canales, diversos fómites contaminados y vectores biológicos (elaboración propia).
Figura 1. Rutas de transmisión del virus de la PPA, incluyendo el contacto directo e indirecto con animales infecciosos, sus productos, excreciones/secreciones y/o sangre, canales, diversos fómites contaminados y vectores biológicos (elaboración propia).

Recomendaciones para hacer frente a esta amenaza

  1. No subestimar la enfermedad ni el virus. La PPA es una enfermedad compleja, desde la estructura del virus hasta su epidemiología.
  2. Estudiar a fondo la enfermedad, sus mecanismos de propagación (aerosol es poco importante, pero la sangre representa un enorme riesgo; los vehículos contaminados y los fómites son uno de los mayores riesgos), su evolución clínica (de aguda a asintomática), su presentación en granja (que no suele ser explosiva).
  3. Los programas de detección temprana y los planes de contingencia deben ser revisados y actualizados. Todos los miembros de la cadena que luchan contra la PPA deben ser informados y trabajar juntos (ganaderos, veterinarios, laboratorios privados y oficiales, funcionarios forestales, investigadores, políticos, etc.).
  4. Diagnóstico. Es importante introducir un programa de formación en clínica para la detección de la enfermedad con el fin de obtener un buen sistema de detección temprana. Al mismo tiempo, debería realizarse en paralelo la detección de anticuerpos (ELISA o inmunoperoxidasa) y de virus (PCR en tiempo real) , ya que hay animales con y sin presencia de virus y/o anticuerpos.
  5. El programa de control (compartimentación o zonificación) debe revisarse de acuerdo con las características del escenario epidemiológico. Podrían mezclarse estrategias de compartimentación y de zonificación.
  6. Interrumpir la importación de cerdos vivos y productos porcinos de las zonas de riesgo.
  7. Reforzar las medidas de bioseguridad en las granjas de cerdos, especialmente en las explotaciones de traspatio, donde es probable el contacto con jabalíes. Si es factible, ubique las granjas fuera o lejos de las zonas donde es más probable que haya jabalíes. En caso contrario, las medidas de bioseguridad como la doble valla, el cambio de ropa o la colocación de redes en las ventanas, entre otras, serán imprescindibles para evitar la entrada de la PPA.
  8. Establecer medidas de control para reducir la población de jabalíes. Es necesario tener a los cazadores de jabalíes de nuestro lado y conseguir su colaboración y compromiso para controlar y erradicar la PPA.
  9. Continuar educando a las personas que pueden transmitir el virus a los animales susceptibles, no solo los granjeros, sino también los turistas y cualquier otra persona que esté en contacto con animales susceptibles.
  10. Seguir investigando para obtener una vacuna contra la PPA. En la Universidad Complutense de Madrid, en colaboración con CISA-INIA, se está intentando obtener una vacuna segura y eficaz y los resultados parecen prometedores.

Conclusión

El virus de la PPA está haciendo un gran trabajo a pesar de los esfuerzos realizados para controlarlo. Desde 2014, nueve países de la Unión Europea han notificado la enfermedad. Por lo tanto, debe mejorarse el sistema utilizado para luchar y controlar la PPA. Si no revertimos esta situación, es probable que la infección se vuelva endémica en el jabalí europeo, que se convertirá en una fuente recurrente de infección para otros jabalíes, pero también para el cerdo doméstico. Por lo tanto, todo el sector porcino corre un gran riesgo, que debemos reducir en la medida de lo posible.

ver más artículos relacionados con el artículo

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3
29-sep-2018guzzoclaudioguzzoclaudioNo se ha pensado en buscar la manera de reducir la poblacion de Jabalíes ?
29-sep-2018guzzoclaudioguzzoclaudioDifundir informacion en todo el personal en particular el Rumano que labora en granjas en España !!
Publica un nuevo comentario

Para comentar debes registrarte en 3tres3 y acceder como usuario.

¿Aún no eres usuario de 333?regístratey accede a precios de porcino, buscador, ...
Es gratuito y rápido
¿Ya estás registrado en 333?ACCEDESi has olvidado tu contraseña te la enviamos aquí

tags