1 comentarios

Lee este artículo en:

Cosas simples que hacen que el manejo de la transición sea un éxito

Las necesidades de los lechones recién destetados son simples, pero a menudo no son fáciles de cubrir en condiciones productivas.

Lunes 11 abril 2016 (hace 7 meses 25 días)
manolo.llorentexavier.salamo

Las necesidades de los lechones recién destetados no han cambiado a lo largo de los años pese a que la edad de destete se ha ido modificando y a que nuestra comprensión de las necesidades dietéticas ha mejorado. El objetivo de los cuidadores de lechones destetados debe ser proporcionar un área de descanso seca y libre de corrientes de aire que proporcione aire fresco, agua de bebida limpia y una dieta adecuada que ayude a su crecimiento.

Aunque estos requerimientos parezcan muy simples, a menudo se demuestra que no son fáciles de cubrir en condiciones productivas.

 

Alojamiento caliente, seco y sin corrientes de aire

A menudo es difícil proporcionar este requerimiento básico, especialmente si los lechones tienen diarrea como resultado de una dieta con ingredientes incorrectos o infecciones intestinales como rotavirus o E. coli. En muchos países, el suelo preferido para los lechones destetados es el slat de plástico. Sin embargo, la legislación en un número creciente de países obliga a que los cerdos sean alojados con una parte de suelo sólido.

Aunque un suelo con una parte de slat y la otra sólida (foto 2) permite al animal elegir el área de descanso que mejor se adapte a la temperatura y corriente de aire deseada, implica por otra parte un mayor riesgo en caso de un manejo inadecuado de la temperatura y de la velocidad del aire ya que puede tener graves consecuencias para los lechones recién destetados.

Los suelos con una parte de slat y una parte sólida son ya bastante comunes en muchas granjas. En algunos países son obligatorios

Foto 1. Los suelos con una parte de slat y una parte sólida son ya bastante comunes en muchas granjas. En algunos países son obligatorios. En este tipo de suelo el lechón puede escoger la zona de descanso en función de la temperatura y la corriente de aire.

Normalmente la presión negativa de las instalaciones ventiladas mecánicamente debe estar ajustada a una diferencia de presión en las entradas de aire de 12,5 pa (0,05 pulgadas de columna de agua). Esto implica una velocidad de aire en la entrada de, aproximadamente, 4 m/s (800 fpm). Si no se dispone de entradas de aire auto-regulables, o reguladas por el controlador de la ventilación, la corriente en las entradas varía a medida que los ventiladores aumentan/disminuyen la velocidad o cuando se encienden o apagan los ventiladores adicionales. Estas corrientes variables hacen que los lechones tengan que cambiar constantemente las zonas de descanso y de deposición.

Otro aspecto muy importante a considerar es la temperatura. Durante los 1-3 primeros días tras el destete los lechones tienen una ingesta de pienso muy reducida, lo que reduce la generación de calor corporal producido por el crecimiento de tejidos. Esta falta de producción de calor debe ser compensada por el alojamiento. Cuando el suelo es todo de slat el objetivo debe ser 30º C en el área de descanso, y que esté libre de corrientes, hasta que el cerdo consuma suficiente pienso para recuperar un balance positivo de energía respecto al calor metabólico. Una vez que el consumo de pienso (y la producción metabólica de calor) aumenta, se recomienda reducir la temperatura del aire 2-3 Cº por semana para mantener al cerdo en su zona termoneutral. En los EEUU, las ventilaciones automáticas suelen programarse para reducir la temperatura 0,28 Cº (0,5 Fº) por día.

Debido a la falta de producción de calor metabólico por la reducción de la ingesta de energía durante los primeros días tras el destete, los lechones recién destetados son muy sensibles a las fluctuaciones térmicas. La evidencia sugiere que las variaciones de más de 2ºC en una hora las primeras semanas tras el destete comportan una reducción de la ganancia diaria.

Una vez que los lechones destetados están comiendo bien, los datos aconsejan la reducción nocturna de la temperatura. Si pueden elegir, los cerdos de transición siempre demuestran una preferencia por una temperatura nocturna 4-5 Cº más fría que la diurna. En los ensayos, los lechones empiezan a preferir temperaturas más frías alrededor de las 16:00 h y más cálidas alrededor de las 05:00 h. La implementación de un régimen de temperatura, a partir de la primera semana postdestete, en el que la temperatura sea 5,5 Cº más fría entre las 19:00 h y las 07:00 h que durante el resto del día ha reducido un 15% el consumo de gasoil en ensayos en invierno llevados a cabo en la región superior del Medio Oeste de EEUU.

 

Igualando por tamaño y corrales hospital

La variación de peso al destete de una cohorte de cerdos con una diferencia de edad de sólo 1-2 días, está alrededor del 22-25% si se calcula mediante el coeficiente de variación. Debido a la gran variación al destete, muchos productores asignan lechones destetados a los corrales de transición en función de su peso relativo. Los lechones "grandes" se alojan junto con otros "grandes", los "medios" con "medios" y los "pequeños" con "pequeños". Aunque esto consiga uniformizar los pesos en el momento del destete, no se mantiene hasta el final de la transición. Los ensayos han demostrado repetidamente que los corrales con cerdos de tamaño uniforme al destete (con un CV del 10% o menos) aumentan su variación al final de la transición (CV de 15% o más) mientras que los lechones con una amplia variación (CV de 20% o más) reducen su variación al final de la transición (CV de 15-17%).

Otro error frecuente es dejar varios corrales vacíos mientras el resto tienen un número excesivo de animales para alojar a todos los que caben en la granja. El objetivo es pasar los lechones "pequeños", o aparentemente desaventajados, a estos corrales vacíos en las primeras semanas tras el destete. A menudo estos cambios no se hacen rutinariamente, con lo que la mayoría de corrales permanecen superpoblados mientras que los vacíos se quedan acumulando polvo.

Aunque dichos corrales se llenen con lechones trasladados desde otros corrales, los animales no responden del modo deseado. Si el echo de trasladar a estos lechones a otro corral no implica un trato especial (como una lámpara de calor, un pienso especial, un comedero especial, una barrera frente a las corrientes de aire...), se termina convirtiendo en una desventaja, ya que estos lechones deberán competir por los recursos con los otros lechones trasladados, produciendo un estrés social. La regla general debe ser que no deben trasladarse lechones a corrales especiales (a menudo identificados como corrales hospital) a menos que en el corral hospital se haga algo especial que aumente sus posibilidades de recuperarse y crecer.

Otro error de manejo que se suele observar en las granjas es permitir que los cerdos trasladados a los corrales hospital sigan deteriorando su condición corporal. Cuando se traslada un lechón a un corral hospital el objetivo debe ser una clara mejora de su condición corporal en 5-7 días seguido de su recolocación en otro corral o debe tomarse la decisión de eutanasiarlo de un modo humanitario para evitar su sufrimiento (foto 3). Aunque la eutanasia es difícil de llevar a cabo para muchos trabajadores de granja, ya que se preocupan por todos sus cerdos, hay que subrayarles la necesidad de aliviar el sufrimiento de un animal.

En los corrales hospital deben servir para que los lechones reciban un tratamiento especial

Foto 2. En los corrales hospital deben servir para que los lechones reciban un tratamiento especial. Pasados 5-6 días los lechones recuperados deben reubicarse en otras corralinas. La mejor opción para los lechones que no conseguimos recuperar es su sacrificio humanitario.

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

marcialchicoOtros16-abr-2016 (hace 7 meses 20 días)

Buenas tardes . No entiendo muy bien que sea buena la practica de bajar la temperatura de la sala 5,5 grado C por la noche , salvo que haya en la sala dos ambientes y te refieras al ambiente de la sala y no del nido .

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags