Lee este artículo en:

Harina de soja (44-48% PB)

Harina de soja. United Soybean Board
Harina de soja. United Soybean Board

Valor nutricional (comparación de tablas), producción, comercio y estudios más recientes sobre la harina de soja.

Introducción

La soja (Glycine max) es una leguminosa de la familia Fabaceae clasificada dentro del grupo de las oleaginosas. Se trata de una planta de origen asiático, autógama y sensible al fotoperiodo. La autogamia ha permitido el desarrollo las variedades OGM en EE.UU. Existen variedades de ciclo corto (90 días) a muy largos (200 días). Aunque no se permite el cultivo en la UE de las variedades OGM, sí está permitida su comercialización.

La harina de soja se obtiene como un subproducto de la extracción del aceite de soja, siendo una fuente de proteína y energía de alta calidad para la alimentación animal. Las harinas de soja comúnmente utilizadas para la fabricación de pienso proceden del proceso de extracción por presión y solventes, con un tratamiento térmico de la semilla de soja, dando harinas con una alta concentración de proteína (+/-48%). Con la reincorporación parcial de la cascarilla se obtienen las diferentes gradaciones de proteína comúnmente utilizadas a nivel comercial.

Es un ingrediente de alto valor alimenticio ya que representa la principal fuente de proteína y aminoácidos esenciales para el ganado al ser rica en lisina, aunque relativamente deficitaria en metionina y triptófano. Sin embargo la soja contiene una gran cantidad de factores antinutritivos termolábiles (antitrípsicos, ureasa y lectinas, que se pueden reducir después de aplicar un correcto procesado térmico) y termoestables (glicinina y ß-conglicinina, que pueden dar lugar a respuesta inmunológica, dañar la mucosa intestinal y producir diarrea en animales jóvenes si la soja no está correctamente tratada).

Producción y comercio

1. Haba de soja

Evolución de la producción mundial de haba de soja en los 10 principales países productores. Fuente: FAS-USDA *Datos provisionales.
Evolución de la producción mundial de haba de soja en los 10 principales países productores. Fuente: FAS-USDA *Datos provisionales.

Evolución de los 10 principales exportadores de haba soja por campañas. Fuente: FAS-USDA *Datos provisionales
Evolución de los 10 principales exportadores de haba soja por campañas. Fuente: FAS-USDA *Datos provisionales

Evolución de los 10 principales importadores de haba soja por campañas. Fuente: FAS-USDA *Datos provisionales
Evolución de los 10 principales importadores de haba soja por campañas. Fuente: FAS-USDA *Datos provisionales

2. Harina de soja

Hay que destacar que existen países con baja producción de soja pero elevada producción de harina de soja, como es el caso de la Unión Europea. Esto se debe a que gran parte de la haba de soja importada se transforma en harina.

Evolución de la producción mundial de harina de soja en los 10 principales países productores. Fuente: FAS-USDA *Datos provisionales.
Evolución de la producción mundial de harina de soja en los 10 principales países productores. Fuente: FAS-USDA *Datos provisionales.

Evolución de los 10 principales exportadores de harina de soja por campañas. Fuente: FAS-USDA *Datos provisionales
Evolución de los 10 principales exportadores de harina de soja por campañas. Fuente: FAS-USDA *Datos provisionales

Evolución de los 10 principales importadores de harina de soja por campañas. Fuente: FAS-USDA *Datos provisionales
Evolución de los 10 principales importadores de harina de soja por campañas. Fuente: FAS-USDA *Datos provisionales

Estudio comparativo de los valores nutricionales

Los sistemas utilizados en la comparación son: FEDNA (España), CVB (Holanda), INRA (Francia), NRC (EEUU) y el de Brasil.

FEDNA (44) FEDNA (48) CVB (44) CVB (48) INRA (46) INRA (50) NRC (44) NRC (48) BRASIL (44) BRASIL (47)
MS (%) 88,0 87,9 87,7 87,2 87,6 87,6 88,8 89,0 88,1 88,8
Valor energético (kcal/kg)
Proteina Bruta (%) 44,0 48,5 42,6 48,5 43,3 47,2 43,9 47,7 44,1 48,1
Extracto Etero (%) 1,9 1,9 2,2 1,9 1,7 1,5 1,2 1,5 1,1 1,1
Fibra Bruta (%) 5,9 3,2 6,0 3,7 6,1 3,9 6,6 3,9 5,4 4,6
Almidón (%) 0,1 0,5 0,9 0,8 0,0 0,0 1,9 1,9 1,9 3,0
Azúcares (%) 7,0 7,0 9,1 10,3 8,5 9,2 - - - -
EM crecimiento 3070 3265 - - 3170 3290 3382 3294 3118 3253
EN crecimiento 1950 2025 1964 2048 1920 2000 2148 2087 1947 2043
EN cerdas 2110 2195 1964 2048 2070 2120 2148 2087 2036 2120
Valor proteico
Digestibilidad proteína bruta (%) 85 87 86 88 87 90 85 87 90 91
Composición Amino Acidos (%)
Lys 6,08 6,16 6,20 6,20 6,10 6,10 6,29 6,20 6,17 6,05
Met 1,35 1,46 1,40 1,40 1,40 1,40 1,37 1,38 1,34 1,31
Met + Cys 2,83 2,97 2,90 2,90 2,90 2,90 2,92 2,85 2,81 2,83
Tre 3,91 3,96 3,90 3,90 3,90 3,90 4,01 3,90 3,92 3,89
Trp 1,30 1,35 1,30 1,30 1,30 1,30 1,34 1,38 1,41 1,39
Ile 4,45 4,56 4,60 4,60 4,60 4,60 4,46 4,48 4,69 4,64
Val 4,70 4,90 4,80 4,80 4,80 4,80 4,40 4,67 4,89 4,76
Arg 7,22 7,30 7,50 7,50 7,40 7,40 7,22 7,23 7,38 7,26
Digestibilidad ileal estandarizada (%)
Lys 88 91 88 90 90 92 88 89 90,1 91,2
Met 89 92 89 91 91 93 89 90 91,8 92,5
Met + Cys 86 90 85,5 87,5 89 91 87 87 90,3 90
Tre 85 88 84 86 86 89 83 85 86,4 87,5
Trp 86 90 87 89 89 91 90 91 89,2 90,3
Ile 87 90 87 89 89 91 88 89 89,4 90,2
Val 86 90 86 88 88 90 80 87 88,1 89,5
Arg 92 95 92 94 94 95 92 94 94 94,7
Minerales (%)
Ca 0,29 0,29 0,31 0,30 0,34 0,34 0,35 0,33 0,24 0,35
P 0,61 0,65 0,66 0,64 0,62 0,62 0,64 0,71 0,59 0,59
Pfítico 0,40 0,43 0,46 0,45 0,37 0,37 0,36 0,38 0,37 0,36
Pdisponible 0,19 0,21 - - - - - - 0,22 0,23
Pdigestible 0,24 0,26 0,28 0,27 0,20 0,20 0,25 0,28 0,27 0,27
Na 0,02 0,02 0,02 0,02 0,00 0,03 0,01 0,08 0,02 0,02
Cl 0,02 0,06 0,04 0,04 0,04 0,09 0,05 0,49 0,05 0,05
K 2,20 2,20 2,19 2,18 2,12 2,11 1,96 2,24 1,83 2,11
Mg 0,27 0,27 0,30 0,29 0,29 0,29 0,29 0,27 - 0,23

ED = Energía digestible; EM = Energía metabolizable; EN = energía neta; PB = Proteína Bruta

1 Harina de soja con un contenido de proteína bruta del 44%
2 Harina de soja con un contenido de proteína bruta del 48,5%

La mayoría de los sistemas de valoración clasifican a la harina de soja en función del contenido en proteína siendo este valor el que da nombre al producto a excepción del INRA que contempla como valor el contenido en proteína más grasa residual después de la extracción. Esto da, para las diferentes tablas, un rango entre 4 y 5 harinas de soja procedentes de la extracción. Sin embargo, para la presente revisión se han escogido los valores máximos y mínimos coincidiendo con los extremos utilizados a nivel comercial. El contenido en proteína está inversamente relacionado con el contenido en fibra que actúa como factor de dilución y es quien determina mayoritariamente el contenido final de proteína en las harinas comercializadas (R2 = -0,86). A excepción de BRASIL que da los coeficientes de digestibilidad de la proteína más altos para ambas calidades de la harina de soja, el resto de sistemas, FEDNA, CVB, INRA y NRC, presentan coeficientes de digestibilidad muy similares entre ellos. En el caso de la harina de soja de alto contenido en proteína, si bien los coeficientes de digestibilidad de la proteína son similares entre FEDNA, CVB y NRC, los coeficientes de digestibilidad aplicados para INRA y BRASIL son superiores. Es importante destacar que, en términos de energía neta (EN), si bien NRC da un valor más alto (entre 180 y 230 kcal/kg más que el resto de sistemas) para la harina de soja 44%PB incluso que para la 48%PB, el valor EN para el resto de sistemas FEDNA, BRASIL, INRA y CVB es muy similar (menos de 100 kcal/kg). En cuanto a la soja 48% PB, el valor atribuido a la EN se puede considerar muy similar entre sistemas de valoración. Independientemente de los valores EN atribuidos por los diferentes sistemas (FEDNA, INRA, NRC o BRASIL) cabe destacar que CVB ofrece ecuaciones para la predicción del valor energético de la harina de soja en función de los coeficientes de digestibilidad considerando básicamente la proteína, la grasa, los polisacáridos no amiláceos, azucares y almidón. Sin embargo, los coeficientes de digestibilidad atribuidos a la proteína, grasa y polisacáridos no amiláceos son los más influyentes y variables en función del tipo de harina dentro del rango 44 a 48% PB para este sistema. En términos generales (y a excepción de NRC para la harina de soja 44%PB) e igual que para el contenido en proteína la estimación del valor EN básicamente viene determinado por el contenido en fibra puesto que esta condiciona el contenido en proteína y ambos son los determinantes de la estimación del valor EN (con R2 = 0,77 en sentido positivo y R2 = 0,67 en sentido negativo, para la proteína y la fibra respectivamente). El contenido en almidón también presenta una relación positiva sobre el contenido en energía no despreciable, e incluso con mayor influencia que el contenido residual de grasa.

En términos de amino ácidos totales, tomando como referencia la lisina, se puede observar para la soja 44%PB que, mientras FEDNA e INRA dan valores similares, NRC, CVB y BRASIL presentan valores superiores en el contenido de lisina (pero las diferencias no son nunca superiores al 3,5%). Sin embargo, para la harina de soja 48% PB, INRA y BRASIL presentan valores similares y más altos que NRC, CVB y FEDNA que presentan valores más bajos y similares entre ellos. Los valores para el resto de aminoácidos totales son bastante proporcionales a la lisina para las diferentes calidades de harina. El coeficiente de digestibilidad de la lisina presenta un rango entre 88% (FEDNA, CVB y NRC) y 90% (INRA Y BRASIL) para la harina de soja 44%PB. Sin embargo, quien menores diferencias hace entre la harina de soja 44%PB y la 48%PB es NRC, quedando en valores intermedios 90-91% CVB, FEDNA y BRASIL y INRA destaca con un 92%.


Hallazgos recientes

  1. La harina de maíz-soja fermentada elevó los niveles de IGF1 en cerdos de crecimiento-acabado.
    La harina de maíz-soja fermentada puede aumentar significativamente la unión de C/EBPβ al promotor IGF1, potenciando la expresión y producción hepática de IGF1, mejorando el crecimiento del cerdo.
  2. Efecto de una inclusión elevada de harina de soja y de fitasa sobre el crecimiento de cerdos destetados alojados en condiciones comerciales.
    Pueden aumentarse los niveles de harina de soja en las dietas tempranas de transición sin afectar al crecimiento e incluso puede ser favorable en cerdos procedentes de granjas de cerdas positivas a PRRS al reducir los costes de los tratamientos medicamentosos. La suplementación de fitasa a niveles muy elevados puede mejorar el crecimiento independientemente del nivel de harina de soja de la dieta.
  3. Evaluación de una harina de soja bioprocesada sobre el rendimiento y el estado inmune durante la transición.
    La harina de soja bioprocesada es una alternativa adecuada a la harina de pescado y/o al plasma secado en spray en las dietas de la fase I y II de la transición, basadas en el crecimiento del cerdo. La hipersensibilidad prolongada a la ovalbúmina (OVA) indica que la harina de soja bioprocesada puede tener un impacto positivo sobre la inmunidad porcina. El hecho de que doble la cantidad de IgG anti-OVA garantiza futuras investigaciones sobre el efecto de la harina de soja bioprocesada sobre la inmunidad porcina.
  4. Comparación de la digestibilidad de los aminoácidos en soja no desgrasada, dos harinas de soja y harina de cacahuete entre pollos broiler y cerdos en crecimiento.
    La digestibilidad de la proteína bruta y de la mayoría de AA fue menor en pollos broiler que en cerdos, pero el patrón de diferencias en la digestibilidad de AA entre ingredientes fue similar entre ambas especies.
  5. Uso de aminoácidos y composición corporal de cerdos en crecimiento alimentados con harina de soja procesada o harina de colza con o sin suplementación de aminoácidos.
    El procesado de la soja afecta negativamente a la retención de nutrientes y al uso post-absorción de los AA digestibles (DIE) para su retención. Los efectos del procesado se compensaron suplementando con AA sintéticos.
  6. Efecto del reemplazo de la harina de soja convencional por harina de soja baja en oligosacáridos sobre el crecimiento y las características de la canal en cerdos de engorde.
    La reducción de oligosacáridos al reemplazar la harina de soja convencional por una harina de soja baja en oligosacáridos en la fase inicial, media o final del periodo destete-finalización no mejoró el crecimiento ni las características de la canal de los cerdos.
  7. Composición química y digestibilidad de aminoácidos de la harina de soja producida en EEUU, China, Argentina, Brasil o India.
    La digestibilidad ileal estandarizada de la proteína bruta y AA depende del país en el que se produce la harina de soja. Esta diferencia y la variabilidad dentro de cada país debe ser evaluada cuando se formulan dietas para cerdos.
  8. Digestibilidad de aminoácidos en harina de soja para alimentación porcina producida en diferentes regiones de EEUU.
    El valor de la proteína no difiere entre la harina de soja producida en EEUU independientemente de la localización de las plantas de procesado.
  9. Efecto de la sustitución de harina de soja convencional con harina de soja baja en oligosacáridos para dietas de transición.
    La harina de soja baja en oligosacáridos redujo la viscosidad de la digesta intestinal pero no tubo efectos sobre el crecimiento ni la morfología intestinal al subministrarse a lechones durante las 2 primeras semanas tras el destete.
  10. Valor nutritivo de la torta de soja prensada en frío extruída o suplementada con multi-enzimas.
    La suplementación con enzimas evaluada en este estudio mejoró la digestibilidad de algunos AA, pero tubo un efecto limitado sobre la digestibilidad de energía y, por lo tanto, de la EN de la torta de soja prensada en frío.
  11. Efectos de la isoflavona de soja sobre la capacidad antioxidante intestinal y las citoquinas en lechones alimentados con aceite de pescado oxidado.
    La suplementación dietética con isoflavonas puede reducir parcialmente el efecto negativo del aceite de pescado oxidado al mejorar la morfología intestinal, así como la capacidad antioxidante y la función inmune de los lechones.


Referencias

Foreing Agricultural Service. USDA. https://apps.fas.usda.gov/psdonline/app/index.html
FEDNA: http://www.fundacionfedna.org/
FND. CVB Feed Table 2016. http://www.cvbdiervoeding.nl
INRA. Sauvant D, Perez, J, y Tran G, 2004, Tables de composition et de valeur nutritive des matières premières destinées aux animaux d'élevage,
NRC 1982. United States-Canadian Tables of Feed Composition: Nutritional Data for United States and Canadian Feeds, Third Revision.
Rostagno, H,S, 2017, Tablas Brasileñas para aves y cerdos, Composición de Alimentos y Requerimientos Nutricionales, 4° Ed,

Artículos relacionados

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3
Publica un nuevo comentario

Para comentar debes registrarte en 3tres3 y acceder como usuario.

¿Aún no eres usuario de 333?regístratey accede a precios de porcino, buscador, ...
Es gratuito y rápido
¿Ya estás registrado en 333?ACCEDESi has olvidado tu contraseña te la enviamos aquí

tags