Lee este artículo en:

Bioseguridad Interna: ¡McREBEL y más allá!

En esta serie de artículos sobre bioseguridad interna revisaremos la estrategia McRebel y otras que llevamos a cabo para controlar el movimiento de patógenos dentro de la granja a medida que completamos nuestro trabajo diario.

La forma en que trabajamos y manejamos nuestras granjas porcinas está fuertemente influenciada por los conceptos de bioseguridad interna que hemos ido adquiriendo a lo largo de los años a medida que aprendimos a controlar y manejar las enfermedades que están presentes en nuestras granjas. Incluso la forma en que nosotros, como veterinarios, realizamos una visita en granja, se guía por estos principios. Sabemos que hay algunas reglas estrictas que siempre debemos seguir, como comenzar la visita en las salas de partos en lugar de por las salas de engorde, no pisar en el interior de las parideras (imagen 1) y realizar necropsias en áreas específicas. Todas estas decisiones se basan en nuestros conocimientos y experiencias en relación con la bioseguridad interna.

Imagen 1: En la medida de lo posible, debe evitarse pisar en el interior de una paridera. Foto cortesía de Ramaderies Duch. 
Imagen 1: En la medida de lo posible, debe evitarse pisar en el interior de una paridera. Foto cortesía de Ramaderies Duch. 

El término "bioseguridad interna" o "biomanejo" se refiere a todas las prácticas de manejo que llevamos a cabo para controlar el movimiento de patógenos desde los animales infectados a los no infectados dentro de la misma población, generalmente de animales más viejos a más jóvenes. Hace veinticinco años, Monte B. McCaw, asesor porcino e investigador de la Universidad de Carolina del Norte, publicó el primer procedimiento de bioseguridad interna para tratar de controlar el Síndrome Reproductivo y Respiratorio Porcino (PRRS). Después de la peste porcina clásica de fines de los 80s, PRRS fue considerada como la enfermedad más devastadora conocida por los productores porcinos. McCaw estaba muy preocupado, no sólo por el alto porcentaje de lechones nacidos débiles que finalmente se traducía en una alta mortalidad antes del destete, también le preocupaban las infecciones bacterianas secundarias que mataban a los lechones en la transición. Para abordar este problema, describió un protocolo de biomanejo con una serie de acciones importantes que tuvieron un éxito inmediato en la reducción de la mortalidad pre-destete no sólo en granjas que experimentaban pérdidas después de un brote agudo de PRRS, sino también en a las granjas con PRRS endémico. Llamó a este procedimiento "Cambios en el manejo para reducir la exposición a las bacterias para eliminar las pérdidas por PRRS" o, abreviado según sus siglas en inglés, McREBELTMPRRS. A continuación, puedes leer todas sus recomendaciones originales, tal como se publicaron en 1995. Incluyen procedimientos relacionados con la adopción de lechones, los movimientos de los lechones y el sacrificio humanitario de los animales enfermos:

  1. Detener la adopción de lechones entre camadas para igualar tamaños o para salvar lechones enfermos, retrasados, y colas (imagen 2).
  2. Las adopciones para igualar el número de lechones por camada sólo dentro de las primeras 24 horas de vida.
  3. Sólo pueden moverse lechones dentro de la misma sala de parto. No deben moverse cerdas o lechones entre salas.
  4. Dejar de usar cerdas nodrizas para cerdos nacidos débiles infectados con PRRS, retrasados y colas.
  5. Minimizar el manejo de lechones, especialmente tratamientos antibióticos rutinarios o inyecciones de hierro adicionales.
  6. Evaluar el efecto sobre la enfermedad clínica de cada procedimiento o tratamiento no esencial para lechones y cerdos en transición.
  7. Sacrificar inmediatamente a los lechones que enfermen gravemente y tengan pocas posibilidades de recuperarse por completo.
  8. No pueden moverse lechones hacia atrás. NO hay que mover a los cerdos atrasados, o de menor peso, hacia atrás a salas con animales más jóvenes o a cerdas nodrizas.
  9. DETENER INMEDIATAMENTE TODA LA RETRO-ALIMENTACIÓN (“feed-back”) con nacidos débiles o fetos abortados/nacidos muertos.
  10. La transición se deben mover ESTRICTAMENTE TODO DENTRO TODO FUERA. Hay que dejar 2-3 días para limpieza y desinfección entre grupos.
  11. La transición se puede llenar TODO DENTRO destetando, con menos días de lactación, algunas de las mejores camadas de las salas que siguen por edad.

Imagen 2: Camada de lechones pequeños adoptados o de baja calidad en una cerda nodriza. Foto cortesía de Ramaderies Duch. 
Imagen 2: Camada de lechones pequeños adoptados o de baja calidad en una cerda nodriza. Foto cortesía de Ramaderies Duch. 

Este procedimiento de control consideraba la camada como una unidad y animaba a los productores a mover los lechones TD/TF como un grupo desde la misma camada a la transición. McREBELTM PRRS disminuyó efectivamente la transmisión viral a nivel de maternidades. La posterior disminución de las infecciones bacterianas secundarias en la transición se hizo evidente 12 semanas después de comenzar el programa McREBELTM PRRS. Desde los días en los que se desarrolló del protocolo original, los veterinarios de porcino y productores han desarrollado muchos protocolos similares para granjas que experimentan problemas relacionados no solo con el PRRS sino también con muchas otras enfermedades virales y bacterianas, y el programa más común se llama "McREBEL modificado".

Por lo tanto, en nuestra era moderna de producción de cerdos y manejo de enfermedades, ¿cuáles son las estrategias que están utilizando las granjas con el mejor manejo para controlar la propagación viral frente a un brote o simplemente como parte de sus procedimientos cotidianos? A continuación, encontraréis una lista que incluye conceptos de bioseguridad interna, así como otras estrategias que tienen como finalidad controlar la enfermedad para minimizar su impacto. Vamos a revisarlos y, en el próximo artículo, explicaremos la mayoría de ellos con todo detalle.

A. A nivel de granja:

  1. Diseño de naves considerando el manejo de enfermedades
  2. Limpieza, desinfección, y secado
  3. Programas vacunales
  4. Programas de control de roedores
  5. Calidad de agua
  6. Cuarentena, desarrollo y aclimatación para las primerizas de reemplazo
  7. Movimiento de personal
  8. Ventilación

B. A nivel de grupo de salas (partos, destetes, engordes):

  1. Movimiento de animales (dentro de sala, o entre lotes de partos)
  2. Movimiento de personal (entre fases de producción, salas, corrales)
  3. Movimiento de equipamiento (entre salas, entre camadas)
  4. Prácticas de manejo (adopciones, cerdas nodrizas, etc)
  5. Manejo de la ropa y del calzado
  6. Limpieza de manos (entre salas, entre camadas)

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3
Publica un nuevo comentario

Para comentar debes registrarte en 3tres3 y acceder como usuario.

Productos relacionados en la tienda

La tienda especializada en porcino
Asesoramiento y servicio técnico
Más de 120 marcas y fabricantes

Artículos relacionados

Imagen 2. Ejemplo de recepción de ingredientes a granel con alto potencial de contaminación. Norteamérica.

Bioseguridad de los piensos en las etapas de fabricación y post fabricación. Comprender y gestionar el riesgo de transmisión de enfermedades durante la fabricación y entrega del pienso para cerdos

La mezcla de ingredientes en el pienso y su distribución hasta la ubicación en la granja donde se consumen se conoce como la "etapa de fabricación y post-fabricación" de la cadena de suministro de piensos. Este artículo describe cómo se pueden aplicar los conceptos de bioseguridad a la fabricación y distribución de piensos para cerdos para garantizar que se consuma un producto libre de patógenos.