Lee este artículo en:

Bioseguridad durante el proceso de recogida de bajas en granja

Cuáles son las principales preocupaciones relacionadas con el proceso de recogida de cadáveres y cómo superarlas.

Imagen 1-3. Ejemplos de contenedores de recogida en granjas con barreras físicas para asegurar una clara separación entre la zona limpia y sucia. Cortesía de Secanim (España).
Imagen 1-3. Ejemplos de contenedores de recogida en granjas con barreras físicas para asegurar una clara separación entre la zona limpia y sucia. Cortesía de Secanim (España).

La recogida con camiones especializados sigue siendo uno de los métodos más comunes para la gestión de las bajas en granja en la mayoría de los países productores del mundo. Al igual que la industria porcina, las empresas de recogida también evolucionan continuamente para ser más eficientes y bioseguras.

En este artículo revisaremos algunas de las preocupaciones sobre la bioseguridad del proceso de recogida de cadáveres y comentaremos las soluciones que se están aplicado en el campo para resolverlas.

¿El contenido del contenedor atrae a animales e insectos?

Se ha demostrado que los animales domésticos (gatos), los salvajes (jabalíes) y los insectos (moscas y mosquitos) pueden desempeñar un papel en la diseminación de ciertas enfermedades (PRRSV, TGE, enfermedad de Aujeszky, etc.). Por lo tanto, para minimizar este riesgo, es fundamental:

  1. Incluir los contenedores en el mantenimiento de la granja para que en todo momento sean estancos y que la tapa haga su función. Es importante realizar una buena higiene, al mismo tiempo que mejoramos la bioseguridad, evitando pérdidas de líquido y salida de moscas o acceso de animales. Fundamental asegurarse que el área alrededor del contenedor esté libre de malezas, hierba alta y escombros, para evitar así el hábitat de roedores e insectos. Las imágenes 1 a 3 ilustran buenos ejemplos. Una buena idea es aprovechar desniveles existentes para marcar más aún la separación entre zona limpias y sucia.
  2. Disponer de un número suficiente de contenedores para manejar eficientemente la mortalidad media para el tipo de producción, evitando así dejar de forma rutinaria bajas fuera del contenedor a las que puedan acceder tanto animales salvajes como domésticos. Trabajar con contenedores adaptados al tamaño de los animales de la granja es especialmente importante en el caso de granjas de cerdas. Como recomendación: un contenedor de 1000 litros por cada 1000-1500 cerdos para las granjas de engorde; para un destete, uno de 500 litros, siempre que la granja no pase de los 2000 cerdos; o un contenedor de 1500 litros para una granja de 500 madres. (Imagen 4-6)

Imagen 4-6 (de izquierda a derecha) Ejemplo de contenedor de plástico de 500 litros, ejemplo de contenedor de chapa galvanizada de 1500 litros, ejemplo de contenedor de chapa galvanizada de 1000 litros. Fotos cortesía de Secanim (España).
Imagen 4-6 (de izquierda a derecha) Ejemplo de contenedor de plástico de 500 litros, ejemplo de contenedor de chapa galvanizada de 1500 litros, ejemplo de contenedor de chapa galvanizada de 1000 litros. Fotos cortesía de Secanim (España).
El vehículo de recogida de bajas se mueve de una granja a otra, ¿es un riesgo?

Desde el punto de vista práctico, en condiciones de sanidad normales, estos vehículos deben seguir una ruta muy eficiente sin considerar especies, tipo de producción dentro de una especie o estado de salud. Tradicionalmente, a este servicio de recogida de bajas, se le ha otorgado un aumento en el riesgo de transmisión indirecta de patógenos a las instalaciones de producción, pero no existe literatura científica que lo demuestre, y mi experiencia como veterinario en una de las zonas más densas en cuanto a producción de España me muestra que este hecho no es 100% cierto. ¡Es necesaria más investigación práctica! Hoy en día, las empresas de recogida de bajas más avanzadas han invertido en formación de personal en cuanto a bioseguridad y en camiones de última generación equipados con un sistema de sellado que utiliza cierres hidráulicos automatizados. Estas empresas utilizan protocolos de buenas prácticas que requieren una auditoría periódica de sus vehículos para garantizar al 100% la estanqueidad de la caja (Imagen 7-10). ¿Quiere esto decir que la recogida de bajas de granja no es un riesgo? No. Es un riesgo más, como lo pueden ser el resto de los vehículos que llegan a la granja con la diferencia que estos vehículos no entran y que se quedan siempre en el límite de la zona controlada. Para minimizar cualquier riesgo relacionado con el movimiento de vehículos es esencial delimitar claramente la zona sucia y la zona limpia, que el ganadero tenga ubicado el contenedor en el límite de su zona controlada y el exterior de la granja con un acceso por los dos lados (doble acceso), tener diseñada una zona de acceso fácil y seguro con entradas y salidas específicas para este tipo de vehículos y llevar a cabo una serie de medidas nada complicadas de bioseguridad: botas, ropa y guantes de uso exclusivo para el manejo de bajas.

Imagen 7-10. Última generación de camiones equipados con sistemas hidráulicos automáticos de sellado, auditoría de estanqueidad de un camión, sistema automático hidráulico de cerrado que asegura una completa estanqueidad de la carga durante la recogida de bajas. Cortesía de Secanim (España).
Imagen 7-10. Última generación de camiones equipados con sistemas hidráulicos automáticos de sellado, auditoría de estanqueidad de un camión, sistema automático hidráulico de cerrado que asegura una completa estanqueidad de la carga durante la recogida de bajas. Cortesía de Secanim (España).

¿Cuál es el papel de la recogida de bajas en granja en los brotes de enfermedades animales de declaración obligatoria?

La flexibilidad y capacidad de adaptación de las empresas de retirada de bajas de granja, camiones y plantas de transformación, permite colaborar en el control de brotes de manera rápida y segura. En estos casos, las condiciones para la recogida de bajas las marcará y auditará la administración correspondiente. Las medidas de bioseguridad en estas situaciones incluyen: la creación de un flujo único de camiones dedicados a recoger la mortalidad de las granjas positivas; el uso de unas líneas de tratamiento de esas bajas dentro de la planta independiente de las líneas de trabajo normales; un tiempo de espera específico (“down time”) de los camiones y los conductores involucrados en la recolección de las granjas positivas.

En conclusión, las empresas de recogida de bajas en granja son una parte esencial en la cadena de producción del sector porcino y han evolucionado junto con la industria animal mediante la aplicación de tecnologías avanzadas y las mejores prácticas en bioseguridad.

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3
Publica un nuevo comentario

Para comentar debes registrarte en 3tres3 y acceder como usuario.

Productos relacionados en la tienda

La tienda especializada en porcino
Asesoramiento y servicio técnico
Más de 120 marcas y fabricantes

Artículos relacionados