Lee este artículo en:

Mercado explosivo. Fuerza Mayor

1 comentarios

Guillem Burset adelanta su comentario económico para darnos las claves para entender en qué punto se encuentra la industria cárnica europea en estos momentos.

Atendiendo a las especiales circunstancias de esos últimos días, avanzamos una semana la publicación de nuestro habitual comentario mensual.

En efecto, los mercados del cerdo en el seno de la UE están en modo explosivo, derribando récord tras récord en una carrera alcista a un ritmo desenfrenado. Todo lo que pensábamos que podía suceder está sucediendo: antes de lo esperado, mucho más rápido de lo esperado y con muchísima más virulencia de la esperada. La carne finalmente sube (no queda otra) como si el muelle comprimido que mencionábamos en el comentario anterior hubiese saltado con fuerza titánica.

Nuestra lonja de referencia acumula tres subidas máximas (las normas de funcionamiento de Mercolleida no permiten subidas ni bajadas superiores a los 6 céntimos en una sola sesión). Pero sucede que estamos todavía lejos del tope superior. En España desde finales de enero (1,02) hasta hoy (1,35) hemos subido el precio del cerdo un nada desdeñable 32%.

Alemania, antaño poderoso primer mercado europeo, ha espoleado los precios “ad infinitum” al subir desde 1,20 euros / kilo en canal en el 9 de febrero hasta unos inconcebibles 1,85 sólo cinco semanas más tarde. Este movimiento representa un aumento de un 54%. Nada más y nada menos. Observando la gráfica, que se adjunta, de la evolución del precio del cerdo en canal en Alemania, se comprueba que se está levantando -con rapidez inusitada- un auténtico muro.

Gráfico 1. El precio del cerdo en Alemania se está levantando -con rapidez inusitada- como un auténtico muro.
Gráfico 1. El precio del cerdo en Alemania se está levantando -con rapidez inusitada- como un auténtico muro.

El MPB (Mercado del Cerdo Bretón) movió ayer su precio en + 10 céntimos por kilo en canal, siendo así que su norma impide movimientos de más de 5 céntimos en una sola sesión: otra muestra más de completa excepcionalidad.

Gráfico 2. Precio del cerdo en Alemania y España en 2021 y 2022.
Gráfico 2. Precio del cerdo en Alemania y España en 2021 y 2022.

Nos encontramos de lleno en un tsunami alcista todavía lejos de su final.

A nuestro juicio varias y diversas son las causas concomitantes que afectan al mercado en este momento:

  • La invasión de Ucrania por parte de Rusia está provocando unos aumentos desbocados en los mercados mundiales de primeras materias para pienso. Hemos pasado en poco tiempo de un precio de coste de producción de un cerdo en vivo desde 1,30 a más de 1,55 euros / kilo en vivo. Está por ver si habrá pienso para alimentar al ganado.
  • Lo mismo ocurre con la energía. El gas se ha puesto por las nubes y los costes energéticos están absolutamente descontrolados.
  • La inflación registra cifras no vistas en los últimos 30 años; constataremos en breve que eso es sólo el principio.
  • Hartos ya de estar hartos, los ganaderos de centroeuropa se han cansado de engordar cerdos. Más de 16 meses con precios de venta inferiores a los precios de coste han descapitalizado y desmoralizado al sector. No hay cerdos como consecuencia de sacrificios masivos de madres y de lechones (por miedo a perder si se engordaban).
  • La persistencia de problemas sanitarios (el síndrome respiratorio particularmente) que sigue diezmando los lechones en las granjas afectadas.
  • La histórica, insólita e inesperada decisión de los grandes mataderos alemanes (sin excepción) de anular o cancelar unilateralmente y sin previo aviso los contratos en firme de pedidos de carne congelada, ha desencadenado el lógico pánico al desabastecimiento, exacerbando el nerviosismo de muchos e importantes operadores.
  • La concentración empresarial: cada vez hay menos operadores (tanto en el sector ganadero como en el de los mataderos) y cada vez son más grandes. Este hecho amplifica y acentúa los movimientos pendulares del mercado exagerándolos.
  • La falta de cerdos por restricción de la oferta es el primer factor responsable de lo que ocurre. Es un hecho: no hay bastantes cerdos no sólo en España sino en el conjunto de la UE.

En estos momentos se hace muy difícil atisbar o intuir hasta donde puede subir el cerdo. Necesidad obliga y parece evidente que superaremos todos los récords históricos habidos y por haber. Los ganaderos necesitan poder vender sus cerdos por encima del precio de coste. Se trata de un axioma: si esto no sucede, entonces no hay futuro.

Ocurre que la industria transformadora europea (los fabricantes de embutidos) deberá afrontar unos precios de compra de su primera materia (la carne) entre un 50 y un 70% más altos en esta primavera que en la segunda mitad de 2021. La industria se encuentra frente a un muro no escalable. No va a ser nada fácil convencer a grandes supermercados y grandes superficies de que los precios de los productos transformados deben de subir. Y subir consecuentemente, nada de simples ajustes al alza.

La industria debe afrontar esta difícil y muy complicada tarea. Pensamos que es imprescindible poder renegociar los contratos de venta de los productos transformados del cerdo. Aunque para ello haya que alegar fuerza mayor (force majeure en léxico internacional); o acaso una subida del 50%, y más, de la primera materia no es indudablemente una fuerza mayor?

Las autoridades europeas y los distintos gobiernos estatales deberían entender (y actuar en consecuencia) que los grandes males necesitan de grandes soluciones. Y poner de su parte (¿ofrecer interlocutoria? ¿ofrecer mediación? ¿ofrecer arbitraje?). Creemos que nos jugamos la pervivencia de una gran parte del sector transformador. Y eso es muy grave. Las autoridades no pueden ni deben permanecer impasibles ante la demolición descontrolada de un sector productivo tan importante.

No es posible absorber, sin más, subidas de la carne del orden del 50 y del 70%. Es evidente. Se trata de un muro muy alto y liso, inabordable sin ayuda. Lo que no puede ser, no puede ser y -además- es imposible.

Esperemos que fabricantes y supermercados (¿con la ayuda de las autoridades?) puedan consensuar unos mínimos para encontrar un camino transitable. La situación es inéditamente peliaguda, peligrosa y delicada. Estamos en unos momentos verdaderamente históricos. Quizás irrepetibles.

Con el conflicto en Ucrania sin resolver, veremos y viviremos situaciones muy complicadas. Toda Europa deberá apretarse el cinturón. Todos sufriremos, nadie está a salvo. Estamos viviendo angustias para conseguir cereal para pienso.

Terminaremos hoy con un refrán español: “La desgracia a la puerta vela, y a la primera ocasión, se cuela

Guillem Burset

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3
01-abr-2022Oscar GonzalezMuy buen resumen!!
Publica un nuevo comentario

Para comentar debes registrarte en 3tres3 y acceder como usuario.

Artículos relacionados

Nuevo escenario

Guillem Burset analiza la situación actual del mercado porcino europeo, que está entrando en un terreno desconocido: precios disparados, exportaciones en jaque, materias primas y energía por las nubes, falta de cerdos...