Lee este artículo en:

Fómites de dos patas: entrada biosegura para el personal de la granja

Revisamos diferentes opciones para la separación de zonas limpias / sucias a la entrada de personal en la granja. Aquí es donde comienza la bioseguridad. Hacerlo simple y fácil aumenta la probabilidad de un protocolo efectivo.

La entrada de trabajadores es uno de los eventos más frecuentes que ocurren en granjas porcinas y cada vez que alguien cruza desde la zona sucia a la zona limpia existe un riesgo de transmisión de patógenos. Minimizar ese riesgo es el objetivo de cualquier protocolo de entrada. Independientemente del diseño de la entrada de personal de la granja, todas deben tener una separación claramente definida entre las zonas limpia y sucia. Pero, ¿cómo deberían definirse claramente estas zonas? ¿Cómo se debe mover el personal de una zona a la siguiente? ¿Cómo podemos monitorear nuestra estrategia y mejorar continuamente el proceso? Exploremos algunos de los conceptos que se utilizan actualmente en la industria porcina.

Prevención de la contaminación de la zona sucia

La mejor manera de evitar la contaminación cruzada del punto de entrada de personal es, en primer lugar, minimizar la probabilidad de que la zona exterior sucia de la granja esté contaminada. Es importante mantener limpios los vehículos que visitan el sitio de producción por dentro y por fuera. Los vehículos de los empleados y visitantes deben estacionarse en un lugar definido, lejos del área de tráfico, alrededor de las instalaciones de producción. Después de aparcar el coche en el área designada es muy recomendable, especialmente para los visitantes, colocarse bolsas de plástico para los pies al salir de su vehículo para que su calzado no toque el suelo. Estas bolsas deben usarse para cubrir el calzado y proteger la explotación de una posible contaminación hasta el final de la visita, cuando el personal regrese a su vehículo. Esta precaución protege la explotación que se está visitando, pero también evita la contaminación del calzado y posteriormente del coche (foto 1).

Foto 1. Las botas de plástico ayudan a prevenir la contaminación cruzada a través del calzado.
Foto 1. Las botas de plástico ayudan a prevenir la contaminación cruzada a través del calzado.

Definición y paso entre las zonas sucias y limpias

Las zonas interna (limpia) y externa (sucia) de las áreas de entrada siempre deben estar limpias y bien organizadas. Los materiales del suelo y paredes deben ser duraderos y fáciles de limpiar / desinfectar. La forma de cruzar las zonas al entrar o salir de la instalación debe ser evidente, pero unas señales que indiquen instrucciones claras facilitan este proceso. La mayoría de las entradas bien diseñadas tienen límites claros. El calzado y la ropa potencialmente contaminados (es decir, "sucio") se quitan y almacenan en el lado exterior (es decir, "sucio") y el calzado y la ropa limpios se almacenan y se usan en el lado interior (es decir, "limpio") del área de entrada. Las diferentes estrategias que tenemos para crear ese límite son:

1. Línea roja: Pintada en el suelo. La limpieza de las manos a menudo se suele requerir antes de ingresar al área de producción animal (foto 2). Bajo coste, pero alto riesgo de contaminación cruzada.

Foto 2. Segregación de zonas por una línea roja en un granero de acabado. Cortesía de Mario Vallverdu
Foto 2. Segregación de zonas por una línea roja en un granero de acabado. Cortesía de Mario Vallverdu

2. Barrera física: Los ejemplos incluyen un banco u otra barrera vertical (foto 3). Una zona neutral que incluye un punto de limpieza de manos agrega un nivel adicional de definición de zona. Este diseño se suele denominar "entrada danesa" (foto 4). Coste moderado y separación más clara con menor riesgo de contaminación.

Izquierda: Foto 3. Separación física de zonas mediante un banco. El calzado exterior y las chaquetas permanecen en el exterior de la barrera. Cortesía del Dr. Tim Snider.

Derecha: Foto 4. Entrada danesa. Separación física de zonas por bancos. Punto de limpieza de manos en la zona de transición. Cortesía del Dr. Tim Snider.
Izquierda: Foto 3. Separación física de zonas mediante un banco. El calzado exterior y las chaquetas permanecen en el exterior de la barrera. Cortesía del Dr. Tim Snider. Derecha: Foto 4. Entrada danesa. Separación física de zonas por bancos. Punto de limpieza de manos en la zona de transición. Cortesía del Dr. Tim Snider.

3. Barrera de ducha: Una barrera de ducha diseñada adecuadamente requiere la entrada a la ducha por un lado y una salida por el lado opuesto. La línea de la ducha asegura que se quite toda la ropa del exterior y que el personal complete la limpieza de todo el cuerpo antes de cruzar a la zona limpia. Las duchas deben drenar adecuadamente para asegurar que la contaminación no salga de la zona de la ducha (foto 5).

Foto 5. Separación física de zonas por una línea de ducha. Cortesía de Jordi Balp.
Foto 5. Separación física de zonas por una línea de ducha. Cortesía de Jordi Balp.

Evaluación y mejora continuas

Independientemente de la estrategia, siempre animo a los productores y veterinarios a evaluar continuamente su cumplimiento y eficacia. El polvo fluorescente se ha utilizado ampliamente en la medicina humana para evaluar los protocolos creados para prevenir la contaminación ambiental mientras el personal médico se quita el equipo de protección. En la industria porcina, se ha utilizado para evaluar la eficacia de los protocolos de limpieza y desinfección del transporte, así como las intervenciones de bioseguridad para las entradas de granjas porcinas. En un estudio (Anderson et al., 2018), se utilizó un polvo fluorescente (Glo Germ) que brilla bajo luz UV (foto 6) para comparar cómo diferentes estrategias, como un banco a la entrada adicional a una línea de ducha, podrían disminuir el riesgo de contaminación ambiental por parte del personal durante su entrada. Como se esperaba, los resultados de este estudio demostraron que al añadir un banco disminuyó significativamente el riesgo de contaminación ambiental por parte del personal en el antesala (lado sucio) antes de la entrada a la ducha.

Foto 6. Material fluorescente bajo la luz ultravioleta (UV) para demostrar que el producto cubre la totalidad de las manos. Fuente www.glogerm.com
Foto 6. Material fluorescente bajo la luz ultravioleta (UV) para demostrar que el producto cubre la totalidad de las manos. Fuente www.glogerm.com

Resumen

Al entrar en un sistema de producción de cerdos, existen varias opciones que pueden reducir significativamente el riesgo de transmisión de enfermedades. Independientemente de la estrategia, las zonas sucias y limpias deben delimitarse claramente y el método para cruzarlas debe ser práctico y claramente comunicado para una bioseguridad continua y efectiva. Siempre es útil encontrar formas innovadoras de evaluar la eficacia que también puedan ayudar a la formación del personal y mejorar el proceso (por ejemplo, polvo fluorescente).

Productos relacionados en la tienda

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3
Publica un nuevo comentario

Para comentar debes registrarte en 3tres3 y acceder como usuario.

¿Aún no eres usuario de 333?regístratey accede a precios de porcino, buscador, ...
Es gratuito y rápido
¿Ya estás registrado en 333?ACCEDESi has olvidado tu contraseña te la enviamos aquí

tags