Lee este artículo en:

Compartimentación para la peste porcina africana

Con el riesgo siempre presente ante la continua propagación de la PPA, la compartimentación ofrece una alternativa atractiva a la zonificación como una opción para que los productores de cerdos aseguren la continuidad comercial y el comercio sostenido en un caso de una eventual entrada de peste porcina africana.

La peste porcina africana (PPA) es una enfermedad vírica grave que afecta a cerdos domésticos y salvajes y es responsable de importantes pérdidas económicas y de producción a nivel global. Los brotes recientes, en los que el virus se transportó a largas distancias, sirven como un claro recordatorio de que el virus puede llegar a cualquier región debido a nuestro mundo globalmente conectado.

Actualización de la situación global

Europa: A pesar de la presencia de peste porcina africana en su población de jabalíes, Europa en su mayor parte ha podido mantener a la PPA fuera de sus poblaciones comerciales de cerdos domésticos. Sin embargo, a pesar de las medidas de prevención y control, la PPA ha seguido ampliando su presencia. Los mayores factores de riesgo en Europa parecen ser el movimiento y el comportamiento humanos, como la contaminación vírica en restos de alimentos o equipamientos, y la introducción de jabalíes infectados.

Asia: Desde que se introdujo la PPA en China en agosto de 2018, se ha extendido rápidamente por toda la región tanto en jabalíes como en cerdos domésticos. Para finales de 2019, China había perdido hasta el 55% de su población porcina debido a la muerte o al sacrificio de los animales.

Norte y Sudamérica: permanecen libres de PPA en este momento. El mayor riesgo para los Estados Unidos está asociado con el contrabando de carne de cerdo en vuelos procedentes de China, Hong Kong y la Federación de Rusia (Jurado et al., 2019). América Latina sería particularmente vulnerable a la propagación de la enfermedad si el virus entrara en la región. Además de una vigilancia ineficaz, la ocurrencia de fenómenos climáticos extremos, la inestabilidad política y los conflictos en los países debilitan aún más la capacidad veterinaria y, por lo tanto, facilitan la introducción y propagación de enfermedades exóticas como la PPA (Costard et al., 2009).

Impacto de la PPA

Las exportaciones de carne de cerdo dependen principalmente de la ausencia de PPA en el país, así como de otras enfermedades de declaración obligatoria. Un brote de PPA en un país que anteriormente era libre de esta enfermedad, ya sea en cerdos domésticos, jabalíes o cerdos asilvestrados, puede resultar en un embargo comercial a nivel nacional que afecte a cerdos vivos y productos cárnicos. Por ejemplo, el brote de PPA en jabalíes en la región sureste de Bélgica, una zona con poca producción porcina comercial, ha provocado pérdidas económicas estimadas en 3.200 millones de euros semanales debido a la pérdida de mercados de exportación y la bajada en el precio del cerdo.

Compartimentación para PPA: una opción para asegurar la continuidad del negocio ante la PPA

Con el riesgo siempre presente de una mayor propagación de la PPA, la compartimentación ofrece una alternativa atractiva a la zonificación como una opción para que los productores de cerdos aseguren la continuidad comercial y el comercio sostenido ante la PPA. Un enfoque de compartimentación es complementario a los programas nacionales de erradicación, que a menudo incluyen la zonificación.

Históricamente, los países afectados por enfermedades se han basado en zonas geográficas establecidas después del brote para contener la enfermedad dentro de las zonas designadas y continuar con el comercio fuera de ellas. La delimitación de zonas está principalmente bajo el control de las autoridades veterinarias. Los límites de las zonas suelen ser dinámicos debido a la dinámica de la enfermedad y los socios comerciales a menudo siguen siendo reacios a comerciar con zonas libres de enfermedades, lo que puede provocar retrasos importantes en la continuidad del negocio.

En respuesta a los desafíos asociados con la zonificación, la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) adoptó oficialmente el concepto de compartimentación en 2004.

Un compartimento es una red de operaciones comerciales a lo largo de una cadena de valor que se encuentra libre de enfermedades y cuenta con sistemas comunes de bioseguridad, estado sanitario y gestión claramente definidos que, por lo tanto, permiten continuar las operaciones incluso en presencia de enfermedad en el área de las instalaciones comerciales.

Hay tres ventajas principales de la compartimentación sobre el enfoque de zonificación:

  • Un compartimento puede ser establecido, aprobado por las autoridades veterinarias y aceptado por los socios comerciales antes de un brote.
  • Un compartimento puede estar compuesto por un solo establecimiento o por varios establecimientos integrados, bajo la misma propiedad o administración.
  • La compartimentacion puede ser iniciada por el sector privado con el apoyo de las autoridades veterinarias (Kahn & Llado, 2014), lo que permite que el control del compartimento sea principalmente por los productores.

Las asociaciones y organizaciones de productores también pueden ser buenos socios para implementar la compartimentación con un amplio rango de productores o procesadores cárnicos, incluso si los miembros individualmente son demasiado pequeños para implementar el concepto con todos sus requisitos por sí mismos. Este concepto puede ayudar a las granjas o empresas individuales a proteger su negocio durante un brote de PPA.

Ocho países han implementado la compartimentación desde la adopción del concepto, dos de los cuales lo hicieron para PPA. Una granja en Zimbabue logró el reconocimiento oficial de su compartimento para la peste porcina africana para la exportación de carne de cerdo fresca y procesada a Namibia y Sudáfrica (Kahn & Llado, 2014). El otro ejemplo es una unidad de producción en Chile, con 500.000 cerdos, que trabajó para establecer un compartimento para diversas enfermedades porcinas, incluida la PPA. Sin embargo en este caso, la compartimentación no se completó porque la granja cerró debido a problemas ajenos a la sanidad de los animales. Otro ejemplo de una compartimentación exitosa es una empresa del Reino Unido que logró el reconocimiento oficial en sus 57 instalaciones para Influenza Aviar y Enfermedad de Newcastle. Las lecciones aprendidas de todas las experiencias de los países con la compartimentación se pueden utilizar para optimizar futuras iniciativas (Kahn y Llado, 2014).

Implementación de la compartimentación para PPA

La implementación efectiva de la compartimentación depende de muchos factores, incluida la epidemiología de la enfermedad de interés, factores del país, factores ambientales, las medidas de bioseguridad requeridas, el estado sanitario de los animales en las áreas adyacentes al compartimento, la vigilancia y la relación entre el sector público y privado. Los productores de cerdos necesitan ayuda para implementar la compartimentación de sus negocios en colaboración con las autoridades para garantizar que las directrices de compartimentación se implementen correctamente y que los compartimentos sean reconocidos internacionalmente por los socios comerciales.

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3
Publica un nuevo comentario

Para comentar debes registrarte en 3tres3 y acceder como usuario.

Artículos relacionados