Lee este artículo en:

Grave crisis en Centroeuropa – atisbando el suelo

1 comentarios

En este artículo Guillem Burset predice el momento en el que el precio del porcino español tocará fondo. ¡Incluso se atreve a darnos una cifra!

En el momento de redactar este texto, creemos que lo más relevante que está aconteciendo en Europa es la profunda crisis (sistémica y estructural, por lo que parece) que afecta a la producción porcina alemana y a las de sus países vecinos (Países Bajos y Bélgica fundamentalmente, colateralmente también a Dinamarca).

En efecto, desde junio del año pasado el precio de los cerdos en Alemania está por debajo de su precio de coste. Para colmo, en lo que llevamos de año, el precio del alimento se ha puesto por las nubes. Añadamos, además, que en los mataderos y salas de despiece alemanes existe un problema grave de falta de mano de obra (aparentemente irresoluble por el momento) y tendremos la correcta perspectiva sobre la seriedad de la crisis. El precio alemán en vivo ahora mismo equivale a 0,97 €/kg. La situación financiera de los ganaderos es insostenible y el gobierno alemán ya ha tomado cartas en el asunto. Algunas grandes cadenas de distribución han anunciado que priorizarán la compra de carne 100% germano-alemana. Nos consta que esta iniciativa (restrictiva del comercio dentro de la UE, en oposición clara a los principios fundamentales del Mercado Común Europeo: libre circulación de bienes entre otras cosas) está ya afectando y mediatizando el comercio. Se quiera o no, se trata de la introducción o imposición de un veto comercial. Un veto con todas las de la ley. Algunos grandes mataderos españoles ya se están preguntando dónde colocarán sus solomillos… He aquí un buen tema de trabajo para las organizaciones sectoriales españolas y autoridades competentes.

Hace años Francia se sacó de la chistera la calificación VPF (viande de porc française = carne de cerdo francesa) que con mayor o menor fortuna ha conseguido abrirse camino hasta hoy; esta inédita iniciativa alemana se enmarca en la misma filosofía: un proteccionismo económico y un chauvinismo pasado de moda que, a nuestro juicio, chocan frontalmente con el espíritu del Mercado Libre Europeo. Pensábamos que el proteccionismo era un concepto medieval… pero ya se ve que no es así. Habrá que estar atentos a la evolución de los acontecimientos. Esperemos que los mecanismos de los que dispone la UE para supervisar y controlar las conductas de los Estados Miembros actúen y estén ojo avizor. Nada sucede por casualidad.

En España hemos asistido en septiembre a la continuación de las bajadas. Bajadas con desgana, bajadas contenidas, bajadas insuficientes pero bajadas con más entidad que en agosto. Aquello que anunciábamos hace ya quince semanas de que “el precio del cerdo en España no puede hacer otra cosa que bajar, seguir bajando y continuar con la bajada…..” se ha cumplido escrupulosamente al 100%: son ya 15 semanas consecutivas de baja. Los diferenciales con Europa persisten, pero sobre este hecho profundizaremos en el próximo comentario. Pongamos en valor que el precio español está por debajo del precio de coste sólo desde hace pocas semanas.

Por muy eficientes que sean los mataderos españoles, no es posible permanecer ajenos a la realidad del mercado dentro de la UE. Finaliza septiembre con los cerdos más pesados de la historia (en las mismas semanas) y con sacrificios récord que, a duras penas, absorben la más que numerosa oferta del vivo. La carne sigue vendiéndose con gran dificultad.

Cabe esperar que en octubre alcancemos -por fin!- el suelo de estos descensos en cascada (dependerá de si llegan bajadas más importantes en el interín). Recordemos que sin China como destino, los mataderos están obligados a buscar mercados alternativos y esta tarea no está resultando nada fácil. Todos los esfuerzos se dedican a ello: ampliar horizontes en la exportación.

Pensamos que cuando el precio llegue a su límite inferior (1,02 quizás?) podrían concatenarse varias circunstancias tendentes a atenuar la crisis o a ayudar a superarla. Es muy posible que los precios atractivos provoquen compras -que podrían ser masivas- especulativas. También es posible que China renueve parcialmente su actividad importadora: los precios baratos no la dejarán indiferente. El paso del tiempo también habrá ayudado en la búsqueda de nuevos mercados; nada es descartable. Es esperable asimismo que los efectos restrictivos al comercio provocados por la COVID vayan a la baja… El conjunto de este cóctel podría permitirnos ver la luz al final del túnel.

Idealmente, la cuestión estribaría en “construir un puente” entre final de octubre y el pre ambiente primaveral. En una u otra forma el mercado europeo debería recuperar para entonces la estabilidad que le es propia. Seguramente a costa de sacrificar decenas y decenas de miles de madres. En ausencia de China, la única solución es reducir la cabaña. Y la reducción tendrá lugar más drásticamente donde mayores han sido las pérdidas de los ganaderos.

Esperemos que octubre nos aclare algunas de las incógnitas que flotan en el aire.

Según el gran Aristóteles: “La esperanza es el sueño del hombre despierto”. Aferrémonos a ella.

Guillem Burset

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3
29-sep-2021fermfermpara este viaje no hacia falta unas alforjas tan grandes, cuatro años de una especulacion brutal, por parte del sector carnico, llevan a miles de ganaderos al abismo, con la diferencia que ellos se han aprovechados de miles de millones de subenciones para modernizar sus fabricas, y los ganaderos de su bolsillo.
Publica un nuevo comentario

Para comentar debes registrarte en 3tres3 y acceder como usuario.

Artículos relacionados