Utiliza esta herramienta para diagnosticar problemas con el índice de conversión. Haz click en el diagrama de flujo o en los botones dentro del texto para navegar por las distintas partes de la herramienta.
Lee este artículo en:

Diagnóstico de problemas con el índice de conversión: Ambiente

¿Qué factores ambientales pueden afectar al índice de conversión? Enric Marco nos habla sobre como la temperatura y la humedad... pueden hacernos perder dinero.

Los cerdos reaccionan a las temperaturas altas y bajas. Pero esta reacción estará relacionada con la sensación térmica que ellos perciben. No es un reflejo exacto de lo que está marcando el termómetro. La sensación térmica está en función de la temperatura, humedad, tipo de suelo, velocidad del aire, tipo de raza, composición de la dieta e ingesta, etc. Observando a los cerdos podremos saber si estos se encuentran dentro de lo que supone la Zona de Confort Térmico o Zona Termoneutra; el límite inferior será la Temperatura crítica inferior (TCI) y el superior la Temperatura Crítica de Evaporación (TCE). Cuando la temperatura se encuentra por debajo de la TCI, los cerdos se apelotonan, duermen sobre sus patas para conservar la temperatura y aumentan su ingesta diaria para generar un mayor calor corporal, perjudicándose la conversión alimentaria.

Foto 1. Uso de mantas térmicas en engorde.
Foto 1. Uso de mantas térmicas en engorde.

Por el contrario, si la temperatura supera la TCE los cerdos raramente se encontrarán secos. Estarán sucios, húmedos, para refrescarse y tumbados en toda su longitud para perder el máximo calor. Beberán más agua y empezarán a utilizar mecanismos para evitar que su temperatura corporal aumente, como incrementar las respiraciones por minuto hasta las 50-60 para evaporar más agua y así refrigerar el cuerpo, paralelamente la ingesta diaria de pienso se reduce y, en consecuencia, también los crecimientos que se consiguen. En casos más graves la conversión alimentaria también se verá perjudicada. Si la temperatura ambiental continúa aumentando, llegará un momento en el que sea imposible seguir manteniendo la temperatura corporal, a ese punto se le denomina Temperatura Crítica Superior (TCS). Los incrementos térmicos por encima de este punto llevarán a un aumento rápido de la temperatura corporal y, como consecuencia final, la muerte.

Gráfico 1. Zona de termoneutralidad o de confort térmico (donde el cerdo se siente confortable). Ministry of Agriculture, Fisheries and Food (1983). Pig Environment. Great Britain: MAFF. (Volume 2410).
Gráfico 1. Zona de termoneutralidad o de confort térmico (donde el cerdo se siente confortable). Ministry of Agriculture, Fisheries and Food (1983). Pig Environment. Great Britain: MAFF. (Volume 2410).

Hay que considerar que la sensación térmica de los cerdos depende de la humedad ambiental, de las corrientes de aire y de su ingesta diaria. Así, por ejemplo, en condiciones de temperatura alta y humedad elevada su capacidad de refrigeración se verá reducida por lo que los efectos perjudiciales sobre la producción de la temperatura serán mayores. Lo mismo sucederá en invierno, en condiciones de humedad elevada o en presencia de corrientes de aire, la sensación térmica se verá disminuida, perjudicando todavía más la conversión alimentaria.

Foto 1. Los cerdos evitan las corrientes de aire.
Foto 1. Los cerdos evitan las corrientes de aire.

La cantidad de calor generado para la deposición tisular depende de la partición de la energía metabolizable (EM) en la síntesis de proteínas y lípidos, y del origen bioquímico de los nutrientes utilizados para satisfacer los requisitos. De hecho, la eficiencia energética (relación Energía Neta/Energía Metabolizable) para la deposición de proteínas es menor que para la deposición de lípidos (60 vs 80%) y la eficiencia de utilización también varía con las características de la dieta: así la eficiencia para las grasas es del 90% mientras que para los carbohidratos sería del 82% y del 60% para la fibra y la proteína. En consecuencia, las líneas genéticas actuales de elevado crecimiento muscular son mucho más sensibles a las temperaturas elevadas que las anteriores. De ahí que los sistemas de refrigeración se vayan imponiendo en las fases de engorde para conseguir mantener los rendimientos durante los meses cálidos. En cuanto al pienso, para reducir el efecto del calor sería preferible utilizar dietas bajas en proteína y fibra pues generarán menos calor. Un exceso de proteína en la dieta en verano será económicamente mucho más perjudicial ya que no solo incrementa el coste alimentario sin que se obtenga nada a cambio, sino que hará que los cerdos generen más calor, incrementando los efectos perjudiciales de la temperatura ambiental. 2

 1 La dieta

 1 El manejo

O navega por nuestra herramienta para identificar la causa de tu índice de conversión (IC) elevado:

Vuelve al inicio de la herramienta

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3
Publica un nuevo comentario

Para comentar debes registrarte en 3tres3 y acceder como usuario.

Artículos relacionados