Lee este artículo en:

Desarrollo de temblores congénitos tras la inoculación de un nuevo pestivirus porcino

Se trata del primer estudio que identifica a un nuevo pestivirus porcino asociado con los temblores congénitos y que reproduce con éxito la enfermedad tras la inoculación de los fetos en el útero.

Miércoles 7 septiembre 2016 (hace 2 meses 28 días)

Los temblores congénitos (TC; mioclonías congénitas) son una enfermedad esporádica pero distribuida a nivel mundial que afecta a lechones recién nacidos y que se caracteriza por mioclonos. Si bien la enfermedad se conoce desde hace más de cien años, los casos más contemporáneos de TC se atribuyen clínicamente a un virus no identificado.

Los objetivos de este proyecto fueron dos: 1) Identificar al patógeno (s) potencial mediante la secuenciación de nueva generación en los casos y 2) desarrollar un modelo innovador de inoculación para reproducir los TC.

La secuenciación de nueva generación se realizó en tejidos a partir de dos casos de campo de TC. Se detectó un nuevo agente. Para el segundo objetivo, siete cerdas cruzadas identificadas individualmente fueron asignadas aleatoriamente a uno de tres grupos: 1) falsa inoculación a los 45 (n=1) y 62 días de gestación (n=1), 2) inoculación con pestivirus a los 45 días de gestación (n=2) y 3) inoculación con pestivirus a los 62 días de gestación (n=3). Las cerdas fueron anestesiadas y se exteriorizó el útero. Se usó un aparato de ultrasonidos para visualizar cada feto e inyectar a cada vesícula fetal 0,25 ml de PBS (simulado) o suero con pestivirus. Las cerdas también se inocularon simultáneamente por vía intravenosa e intranasal. Las cerdas parieron normalmente. Los lechones fueron registrados en vídeo a las 0, 24 y 48 horas post-parto para determinar y puntuar la intensidad de los temblores. Los lechones fueron sacrificados a las 48 horas post-parto.

A partir de estos dos casos de campo se identificó un nuevo tipo de pestivirus que anteriormente se había relacionado estrechamente con un pestivirus de murciélagos chinos y que ahora se relacionó más estrechamente con un nuevo pestivirus porcino. La PCR permitió detectar el ARN del pestivirus en múltiples tejidos de los lechones afectados de TC pero no en los lechones no afectados. Los lechones neonatos de los grupos de cerdas inoculadas con pestivirus a los 45 y 62 días de gestación se vieron afectados por TC con una prevalencia en las camadas afectadas que iba del 57 hasta el 100%. La intensidad de los temblores varió de leve a grave. El ARN del pestivirus se detectó por PCR en numerosos tejidos en la necropsia incluyendo suero, sangre completa, cerebro, cerebelo, tronco cerebral, médula espinal, ganglios linfáticos mesentéricos y ganglios linfáticos traqueobronquiales. En los lechones control no se observaron temblores congénitos y tampoco se detectó el ARN mediante PCR.

Se trata del primer estudio que identifica a un nuevo pestivirus porcino asociado con los temblores congénitos y que reproduce con éxito la enfermedad tras la inoculación de los fetos en el útero.

Development of congenital tremors following novel Pestivirus inoculation. L. Arruda, Paulo Arruda, Drew R. Magstadt, Kent J. Schwartz, Tyler Dohlman, Jennifer A. Schleining, Abby Patterson, and Joseph Victoria. IPVS, 2016.

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags