La industria cárnica pide que se eliminen las trabas a la exportación y la unificación de competencias

La OECE pide la eliminación total del uso del ‘certificado sanitario de exportación’ y los ‘certificados de origen’, así como la unificación de las competencias de la Administración en materia de exportaciones, agrupando en una única estructura administrativa las tareas de control oficial.

Viernes 30 marzo 2012 (hace 4 años 8 meses 6 días)

OECELa industria cárnica, a través de la OFICINA DE EXPORTACIÓN DE LA CARNE DE ESPAÑA (OECE) ha pedido que la Administración española elimine las trabas administrativas que todavía se mantienen y que dificultan de forma seria las exportaciones de las empresas del sector, que representan una actividad verdaderamente estratégica para la cadena cárnica, el sector alimentario y la economía española en general, ya que nuestra industria cárnica exporta por valor de más de 3.600 millones de euros.

En este sentido, las asociaciones que integran la OECE -ANAFRIC, ANICE, APROSA, FECIC y FUNDACIÓN DEL JAMÓN SERRANO ESPAÑOL- piden la eliminación total del uso del certificado sanitario de exportación (conocido como "sábana"). Aunque este requisito ya se ha eliminado para buena parte de las exportaciones, sigue requiriéndose para algunos de nuestros principales mercados, como son Rusia, China o EE.UU.

Hay que tener presente que los envíos ya van acompañados del Certificado Veterinario oficial específico para cada país de destino, por lo que la “sábana” no aporta información adicional y se trata de un trámite redundante. A pesar de las peticiones del sector, la emisión de dicha "sábana" es un trámite completamente obsoleto que adolece de total falta de operatividad, no está informatizada, no puede solicitarse ni cumplimentarse vía telemática, sino que ha de hacerse una por una a mano, lo que supone un importante bloqueo para los grandes exportadores.

Igualmente, la OECE ha expresado el malestar de los exportadores por los costes de tramitación y emisión de los llamados “Certificados de Origen” que emiten las Cámaras de Comercio, otro trámite completamente innecesario que solo supone añadir costes y carga administrativa, dado que, al igual que ocurre con la “sábana”, el origen de la mercancía ya se especifica en el Certificado Veterinario oficial.

Otra medida que la industria cárnica considera esencial es la unificación de las competencias de la Administración en materia de exportaciones, agrupando en una única estructura administrativa las tareas de control oficial de los productos de origen animal producidos en nuestro país, homologando así nuestra situación con lo que ocurre en todos los países de la Unión Europea y en la mayor parte de los países desarrollados del resto del mundo, en los que dichas competencias se encuentran bajo una misma unidad de gestión administrativa.

Para el sector, dicha unidad competencial debe regirse por dos principios básicos: 1) Debe depender de un Ministerio económico, que sea consciente de la trascendencia y valor estratégico que tiene el comercio exterior para todos y cada uno de los eslabones de la cadena cárnica. 2) Debe estar estrechamente vinculada con la sanidad animal, que afecta directamente al comercio exterior de los productos ganaderos, como lo demuestra la historia pasada y reciente.

OECELa importancia del comercio exterior cárnico español
El sector cárnico español exportó en 2011 un total de 1,40 millones de toneladas de productos frescos, y 116.000 toneladas de elaborados, lo que representó unas ventas exteriores de algo más de 3.644 millones de euros, un 17,1% superiores a los 3.112 millones facturados en 2010, unas cifras que por sí solas hablan de la importancia estratégica que el comercio exterior tiene para toda la cadena de valor de la carne.
Las exportaciones de carnes y despojos supusieron unas ventas de 2.897 millones de euros, de los que 2.086 millones corresponden a carnes de porcino y 401 millones a vacuno, mientras que los elaborados vendidos en el exterior facturaron 747 millones de euros, encabezados por jamones curados (215 millones) y embutidos curados (232 millones de euros).
Todas las exportaciones de carnes han experimentado un avance significativo en sus volúmenes, del mismo modo que los elaborados, con la única excepción de los productos cocidos, que estancaron sus exportaciones.

Las exportaciones de carnes realizadas por nuestra industria representan alrededor del 30% de la producción cárnica de nuestro país, pero sólo representan el 8% de la producción de elaborados, aunque en estos últimos ejercicios este porcentaje ha ido progresando suave pero continuamente.

30 de marzo de 2012 - OECE

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags