X
XLinkedinWhatsAppTelegramTelegram
1
8
Lee este artículo en:

Lo nunca visto es poco

1 comentarios

Estamos asistiendo a una reconversión del sector. Llevamos varios récords absolutos encadenados del precio del cerdo y ahora también aumenta el precio de la carne para los industriales pero la gran distribución sólo está dispuesta a subir los precios con cuentagotas.

Hemos vivido un mes de febrero como nunca antes en la historia. El mercado está desencadenado y no conoce límites. No existen los adjetivos calificativos adecuados para describir lo que está ocurriendo.

Como explicábamos en nuestro comentario anterior la afectación del PRRS (cepa Rosalía) en el noreste peninsular ha sido muy grave y ha diezmado en gran medida la población de lechones que ahora se encuentran a faltar.

Como los lectores sabrán nos gustan los aforismos basados en las cifras (que no tienen sentimientos, son neutras y dicen la verdad). Pues bien, tenemos un precio actual del cerdo a 1,89 € / kg vivo. Nada más y nada menos que un 9,80% más caro que el récord absoluto alcanzado en el verano pasado y simplemente un 85% más caro que el año pasado al inicio de febrero. Una reflexión, al pasar, para la gran superficie: ¿Cuántos productos transformados del cerdo han aumentado en el último año ni siquiera la mitad de ese porcentaje?

Precio del cerdo - España - Mercolleida -Vivo
Precio del cerdo - España - Mercolleida -Vivo

En toda Europa hay una falta angustiosa de cerdos para sacrificio. A las incertidumbres derivadas de la guerra (explosión de los costes) se suman: en Centro Europa los precios por debajo de coste que han sufrido desde octubre de 2020 (al final muchos ganaderos se han visto obligados a cesar su actividad) y en España la incidencia del PRRS que ha sido muy intensa y extensa.

La Realidad (en mayúscula, sí) es la que es y no se puede cambiar. Pero esta Realidad actual no tiene nada de agradable para la mayoría de actores de la cadena excepto para el ganadero que es el único que tiene márgenes positivos.

Todos los comportamientos extremos son perniciosos, tanto en el caso de las personas como en el de las instituciones y también en el de los mercados. Y los bandazos no son digeribles. Las subidas de la carne (ha tardado, pero al final la carne está subiendo con fuerza) han pillado con la espalda contra la pared a la industria de transformación. Desde abril del año pasado que una parte de las subidas de entonces todavía no se ha podido repercutir en los precios de los productos finales…

El sector se halla en una verdadera encrucijada; los mataderos peleando por los pocos cerdos disponibles aceptan subidas encadenadas en una carrera que parece no tener fin; por otro lado, la industria ve como -al final sí- los precios de su primera materia suben a la velocidad de un cohete. Y todos se encuentran frente a la gran distribución que sólo está dispuesta a subir los precios con cuentagotas…

Estamos asistiendo a una reconversión del sector, en vivo y en directo. Sin anestesia. La situación para la industria es dura, agreste y muy árida. Lo que está sucediendo es de gran envergadura. Desgraciadamente nos parece que algunas empresas no podrán superar el actual cúmulo de dificultades.

La reducción de cabaña en Centro Europa será compensada por una mayor exportación de España hacia aquellos destinos. La porcicultura española terminará ganando bastante peso específico en la UE; la actual carestía de ganado en España nos parece coyuntural y transitoria. Las condiciones excepcionales (guerra, precio de la energía, precio del alimento, …) se transformarán en normales y de alguna manera recuperaremos los parámetros y conductas previos a la guerra e incluso al COVID. Estamos convencidos que transitaremos por los caminos de la normalidad en un día no demasiado lejano.

Manifestemos nuestra sorpresa ante el comportamiento actual de los mercados norteamericanos; en efecto el cerdo en los Estados Unidos vale unos 1,23 € / kg vivo mientras que en Canadá sigue hundido por debajo de 1 € / kg vivo. A pesar de la tan manida globalización, los vasos comunicantes entre los mercados de la carne europeos y norteamericanos parecen obturados. A nuestros ojos esta situación se nos aparece como paradójica.

La mágica bola de cristal no existe. Nadie sabe con certeza lo que ha de ocurrir. Ello no obstante si nos parece oportuno mencionar unos cuantos hechos -a nuestro juicio incontrovertibles- a saber:

  • El ganadero español disfruta de un margen confortable.
  • El matadero español afronta unas dificultades nunca experimentadas.
  • La industria se ve impotente (y ya es algo reiterativo) para trasladar las subidas de la carne a su producto.
  • La gran distribución no parece muy sensible a los argumentos de sus proveedores.
  • El precio del cerdo en España es el más alto -con diferencia- del mundo occidental.
  • El mercado en la UE se está realineando de acuerdo a las disponibilidades de cerdos.
  • La falta de cerdos en España no se arreglará a corto plazo. Es coyuntural, pero persistirá mientras el PRRS campe fuera de control.
  • En mayo llegará el tiempo de las barbacoas; veremos cómo se gestionan los flujos de carne que Alemania necesitará.
  • Mataderos e industriales han de conjurarse (a solas o en pequeñas colectividades) para resistir ese alud de hechos negativos de este año. Reducir actividad, esporularse -si se puede- y esperar mejores tiempos.

Hemos titulado este comentario con un “Lo nunca visto es poco” pues tenemos este punto de vista. Ni los más viejos del lugar habían imaginado -no ya vivido- un febrero tan alcista como el de este año. Y eso viniendo de precios récord en sí mismos. Estamos muy seguros de que 2023 será recordado por mataderos e industriales como un muy mal año.

Bertrand Russell, filósofo, matemático y escritor británico dejó escrito: “Gran parte de las dificultades por las que atraviesa el mundo se deben a que los ignorantes están completamente seguros y los inteligentes llenos de dudas”.

Guillem Burset

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3
27-feb-2023 david-gomezlo nuenca visto es pagar la luz al precio que esta ahora gracias a los grandes pensadores, lo nunca visto es pagar los combustibles al precio que estan, eso si es lo nunca visto, lo nunca visto es la cantidad de papeles que hay que rellenar hoy para tener una explotacion, lo nunca visto es la cantidad de impuestos que pagamos para mantener parasitos, y espero no herir sensibilidades, la opinbion siempre tiene un valor, lo malo es pensar que todo esta bien, se llena de becerros la sociedad,
Publica un nuevo comentario

Para comentar debes registrarte en 3tres3 y acceder como usuario.

No estás suscrito a la lista Termómetro económico porcino Colombia

Un mailing semanal con la cotización del precio de Colombia y los principales países productores de porcino junto con un comentario de la situación del mercado colombiano. Se añaden gráficos con la evolución del precio en Colombia.

Accede y apúntate a la lista

Productos relacionados en la tienda

La tienda especializada en porcino
Asesoramiento y servicio técnico
Más de 120 marcas y fabricantes

Artículos relacionados

No estás suscrito a la lista La web en 3 minutos

Un resumen semanal de las novedades de 3tres3.com

Accede y apúntate a la lista