Lee este artículo en:

La industria porcina de EEUU al cierre de 2020

EEUU vuelve a rozar el límite de su capacidad de sacrificio. Además, los estocs de carne congelada son bajos.

La mayoría de la gente está esperando que este 2020 de récords muy variados desaparezca cuanto antes. La esperanza es que 2021 sea un año de construcción hacia ese futuro que todos esperamos, en lugar de estar constantemente a la defensiva, reaccionando a cada golpe que nos ha propinado el 2020. La verdad es que seguiremos lidiando con los sucesos de 2020 durante los próximos años, por lo que es mejor mantenerse ágil ya que hay varias sorpresas en la niebla del futuro. Empezaremos a desentrañarlas en enero.

Sigue siendo difícil tener un buen conocimiento del suministro de carne de cerdo en EEUU, especialmente lo que llegará en mayo de 2021. El informe de diciembre de "Hogs and Pigs" proporcionará algunas pistas. Sin embargo, el nivel desconocido, pero sustancial, de eutanasia tanto en animales de engorde como en lechones destetados en 2020, que se realizó como consecuencia del cierre de mataderos debido al contagio de Covid-19 entre los trabajadores, ha dificultado la conciliación del balance interanual de varias secciones de la encuesta, sin que pueda culparse de ello al USDA o a las técnicas de muestreo.

Mirando el gráfico 1 se ve que el número de sacrificios semanales en EEUU vuelve a desafiar la capacidad total de sacrificio (círculo azul), resultando en una caída anticipada del precio que había proporcionado cierto alivio a a los productores que se enfrentan a mayores precios del pienso de los previstos. Se puede ver el magnífico trabajo de los mataderos para restablecer una capacidad de sacrificio confiable tras la sacudida de los primeros cierres en marzo. En julio, la capacidad estaba creciendo y gestionó bien todo el sacrificio de verano, restableciendo unos precios rentables. Esto continuó hasta bien entrado el otoño provocando movimientos de precio anticíclicos, pero la emoción ya ha terminado, justo para Navidad. No sólo volvemos a sacrificar una gran cantidad de cerdos sino que el promedio nacional de peso vivo se acerca a las 294 lbs (133 kg) y el peso canal a las 219 lbs (99 kg). Es cierto que esto es anecdótico/regional y que los minoristas ponen precios, especialmente en la carne, para atraer a los clientes a las tiendas, pero ahora puedo comprar carne de cerdo a precios bajísimos (récord en los últimos 10 años). Por ejemplo, un lomo entero deshuesado de unas 10-13 lbs (4,5-6 kg) cuesta unos 13 - 17$ (10,75 - 14,00 €) y una paleta entera de unas 7 - 10 lbs (3,2 - 4,5 kg) unos 7 - 10 $ (5,76 - 8,25 €).

Gráfico 1. Sacrificios semanales bajo inspección federal, capacidad de sacrificio y precio del cerdo en EEUU en 2020. Fuente: USDA, NASS, Quickstats and Market News Service

Gráfico 1. Sacrificios semanales bajo inspección federal, capacidad de sacrificio y precio del cerdo en EEUU en 2020. Fuente: USDA, NASS, Quickstats and Market News Service

Parte de los motivos por los que la industria estadounidense pudo responder de un modo tan rápido y efectivo a la gran disrupción del cierre de plantas en marzo fue debido al uso de carne congelada. Por lo general, el almacenamiento de carne congelada en EEUU aumenta a partir de enero y alcanza los picos estacionales en abril y septiembre. Después se reduce antes de iniciar el ciclo siguiente. Es extremadamente raro que las existencias de cerdo congelado en EEUU caigan por debajo de las 500 millones de lbs (226 millones de kg). El gráfico 2 revela la rápida reducción de stock congelado cuando las plantas empezaron a cerrar, reduciendo el suministro refrigerado en más del 30% en sólo unos meses. Si los congeladores no empiezan a llenarse de nuevo en las próximas semanas, podemos asumir que se está exportando a precios rebajados.

Gráfico 2. Sacrificios semanales bajo inspección federal y almacenamiento de carne de cerdo congelada mensual en EEUU en 2020. Fuente: USDA, NASS, Quickstats

Gráfico 2. Sacrificios semanales bajo inspección federal y almacenamiento de carne de cerdo congelada mensual en EEUU en 2020. Fuente: USDA, NASS, Quickstats

Este año las exportaciones han sido una bendición para casi todos los principales países con capacidad para exportar. Y no sólo carne de cerdo. El impacto de la Covid-19 en los mataderos de ternera, cerdo y pollo se vio sustancialmente amortiguado por unas exportaciones récord. Sin embargo parece que la emoción también se ha desvanecido en la Unión Europea, ya que los precios han descendido desde las nubes a niveles más terrenales. Sigue siendo un gran problema resistirse a reaccionar ante una rentabilidad transitoria con una expansión que supere el aumento medio de la demanda a largo plazo. Los productores se ven afectados por la sobreproducción y, debido a los límites de una producción biológica, los impactos pueden seguir viniendo durante meses y meses después de que los cambios que hagamos hoy surtan efecto.

Mantenerse un 3-5 % por debajo de la capacidad de procesado es el punto óptimo que mantiene unos beneficios razonables sin tentaciones de reducción de la capacidad, pero este equilibrio es imposible debido a las ganancias significativas de productores individuales que juegan con la expansión. La coordinación y/o la integración ayuda sustancialmente, por lo que esta tendencia crece cada año. Los precios están bajando para cerrar el año y, si se miran los futuros a modo de guía para el año que viene, es aburridamente normal. Esto sucede cuando la gente no tiene una idea real de qué esperar, por lo que simplemente se basan en los patrones esperados en años "normales" hasta que algo se rompa.

En el hemisferio norte, en esta época del año sentimos cómo se cierra el viejo orden de las cosas con el clima invernal y las vistas grises de la ventana. Todo parece estar dormido. Este sueño contradice el hecho de que, bajo la apariencia exterior, se está construyendo algo nuevo y pronto se anunciará a sí mismo, en una afirmación de nueva vida en los campos verdes de trigo y brotes que se abren. Mientras esperamos la llegada de esta novedad, deseo a todos, especialmente a los que han sufrido más durante este año, un tiempo de descanso y reflexión seguida de acción en el año próximo que haga realidad las esperanzas que todos tenemos puestas en el año nuevo.

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3
Publica un nuevo comentario

Para comentar debes registrarte en 3tres3 y acceder como usuario.

Artículos relacionados