Lee este artículo en:

¿Son seguras las cadenas de suministro de nuestros sistemas de producción de alimentos?

Actualmente, tener un plan de choque ante posibles perturbaciones de la cadena de suministros es tan crítico com la bioseguridad.

Mientras respiramos profundamente y esperamos que 2021 tenga más rentabilidad y menos disrupciones, seria aconsejable aprovechar para pensar en tus cadenas de suministro. Piensa por un momento en la mujer finlandesa que publicó una receta de pasta horneada con queso feta, ¿has oído hablar de "Uunifetapasta"? Si no es así, necesitas mejorar tus conocimientos sobre las cadenas de suministro: se trata de una receta extremadamente barata, fácil de hacer y muchísimo más sabrosa de lo que su precio y dificultad sugieren. Hasta qué punto la escasez de queso feta en casi todo el mundo fue causada por la publicación de esta receta en las redes sociales está en debate, pero una vez viralizada, encontrar dicho ingrediente fue temporalmente muy difícil. ¿Nos atrevemos a preguntarnos qué tipo de perturbaciones podrían causar hordas de vándalos que usaran las redes sociales para atacar a una de nuestras cadenas de suministros?

Los buenos tiempos en que se producían cerdos y se comercializaban de manera regular y sistemática se están desvaneciendo y dando lugar a la era de las perturbaciones de las cadenas de suministros. Probablemente lo primero que te venga a la mente no sea el queso feta sino el cierre de muchos mataderos debido a las infecciones por COVID-19 entre los trabajadores. La duración y los desajustes causados por estos cierres causaron pérdidas de millones de dólares y llevaron a los ganaderos estadounidenses a realizar la primera eutanasia involuntaria, con independencia de la escala, en décadas (si es que alguna vez se había producido).

Lo que quizás no sepas es que hay muchos otros eventos que podrían interrumpir la cadena de suministro causando tantas o más pérdidas. Es hora de que conozcas tus cadenas de suministro, cuán vulnerable te hace cada una de ellas y qué puedes hacer para fortalecerlas o sobrevivir sin ellas (al menos durante períodos cortos). La mayoría de la gente piensa primero en la cadena del pienso, la cría de los cerdos y el procesado, pero hay otras cadenas de suministro que proporcionan los elementos necesarios para una producción exitosa y todas son vulnerables de varias formas nuevas. En la granja se usan cadenas de suministro de gasolina, gas natural, electricidad, agua, internet, teléfono, materiales de construcción, repuestos, etc. Comprender sus vulnerabilidades y qué otras opciones están disponibles hace que tu sistema de producción sea más robusto y resistente. Repensar el volumen almacenado de ciertos artículos clave del inventario es un primer paso fundamental.

Durante la pandemia de 2020, el tráfico rodado se redujo drásticamente en los EEUU, por lo que la necesidad de gasolina cayó en picado. La consecuencia fue que se necesitó menos etanol y uno de los subproductos de las destilerías de etanol es la captura de CO2 de calidad alimentaria. El CO2 de calidad alimentaria tiene algunos usos críticos en la purificación de agua y el procesado de alimentos. Los principales proveedores de EEUU comunicaron a su cadena de suministro que cumplirían con un máximo del 80% de la demanda, independientemente del compromiso contractual. Afortunadamente, las soluciones provisionales y la reducción del impacto de la pandemia evitaron que se desarrollaran problemas importantes.

Estamos entrando en un momento en el que las ideas menos convencionales están en auge y los principales gobiernos occidentales y sus grandes empresas de alimentación lo están permitiendo, y en la mayoría de los casos, promoviendo, si es que no están haciendo que se conviertan en realidad. Están sucediendo rápidamente, mucho más rápido de lo que se puede gestionar el caos posterior. Procesar y sancionar a las personas que cometen las alteraciones "correctas" es insignificante, ya que la aplicación de la justicia está cada vez más politizada. Gran parte de este cambio puede acelerarse mediante las redes sociales, que optan por permitir mensajes de apoyo mientras censuran a la oposición. Uno de los objetivos más importantes de la próxima década será la producción y el consumo de carne. No subestimes la rapidez con la que podría implementarse y ser efectiva una estrategia que combinase acciones sobre productos críticos de la cadena de suministro mientras se demoniza (avergüenza) a los consumidores de carne.

El sabotaje de las cadenas de suministro a través de las redes sociales al crear "inocentemente" grandes volúmenes de falsa demanda podría paralizar temporalmente algunos suministros críticos para la producción. Diversas hordas de "influencers" y bandas organizadas de niños, asombrados de lo que pueden provocar, ya están funcionando actualmente con fines diversos. Fácilmente pueden sobrecargar y apoderarse de los sistemas logísticos tradicionales, que se construyeron sin estas nuevas amenazas en mente.

No puedes detener nada de esto, pero ciertamente puedes protegerte de gran parte del impacto, al menos durante varios días, hasta que se recupere la normalidad. Todo comienza con una revisión integral de tus cadenas de suministro regionales, enumerando y clasificando tus requisitos críticos para la producción, entendiendo de qué artículos necesitas un mayor estocaje y cómo puedes cambiar temporalmente a proveedores alternativos cuando sea necesario. El análisis de las posibles perturbaciones de la cadena de suministros y la implementación de planes de emergencia es ahora tan crítica como la bioseguridad.

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3
Publica un nuevo comentario

Para comentar debes registrarte en 3tres3 y acceder como usuario.

Artículos relacionados