Europa: conclusiones del debate sobre la castración de los lechones

Miércoles 14 febrero 2007 (hace 9 años 9 meses 24 días)
La Comisión Europea ha publicado las conclusiones del taller sobre la castración de los lechones realizado a finales del pasado mes por el Comité Permanente de la Cadena Alimentaria. Del taller se desprendió que prohibir la castración sin proporcionar alternativas podría afectar de forma importante sobre el mercado de la carne de porcino ya que esta práctica se lleva a cabo en Europa como resultado de la demanda de los consumidores, que desean consumir carne libre de olor sexual, además, y de forma paradójica, según las conclusiones, existe un sector de la población que está en contra de la castración y que al mismo tiempo no acepta la carne con olor sexual.

Durante el taller se concluyó también que la castración sin anestesia es dolorosa y que deben considerarse otras alternativas (utilización de anestesia, inmunocastración o selección genética) teniendo en cuenta sus ventajas y desventajas en relación con el bienestar de los animales, nivel de aceptación por parte de los consumidores, seguridad alimentaria, lo factible de la técnica en cuestión e impacto económico. Durante el taller se acordó también la necesidad de realizar más estudios científicos sobre la castración.

Miércoles, 14 de febrero de 2007/ DG Salud y Protección de los Consumidores/Comisión Europea.
http://ec.europa.eu/food/index_en.htm

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags

Última hora

Boletín de noticias sobre el mundo del porcino

No estás suscrito a la lista

02-dic-201625-nov-201618-nov-201611-nov-2016

Accede y apúntate a la lista

¿Aún no eres usuario de 333?regístratey accede a precios de porcino, buscador, ...
Es gratuito y rápido
¿Ya estás registrado en 333?ACCEDESi has olvidado tu contraseña te la enviamos aquí