La Comisión Europea aprueba la vacuna para el control del olor sexual de Pfizer Salud Animal

Pfizer Salud Animal ha anunciado que la Comisión Europea ha dado a Pfizer Salud Animal la aprobación para comercializar su innovadora vacuna, Improvac®, en toda la Unión Europea (UE).
Miércoles 20 mayo 2009 (hace 7 años 6 meses 20 días)
PREMIUMZoetis Spain, S.L.U.EmpresaZoetis Spain, S.L.U.España
Pfizer Salud Animal ha anunciado que la Comisión Europea ha dado a Pfizer Salud Animal la aprobación para comercializar su innovadora vacuna, Improvac®, en toda la Unión Europea (UE).

Improvac®, vacuna que está ahora aprobada en 52 países de todo el mundo, controla el olor sexual de los cerdos macho a la vez que mejora la sostenibilidad y rentabilidad de la producción porcina y el bienestar animal. Improvac® representa una alternativa a la castración física, sin comprometer la calidad de la carne. Con un periodo de retirada de 0 días, responde completamente a la demanda por parte de los consumidores de seguridad y sabor de la carne y de bienestar animal.

La UE es uno de los mayores mercados en la producción y consumo de carne de cerdo y la autorización por la Agencia Europea para la Evaluación de Medicamentos (EMEA) abre una nueva era para todos los productores de porcino. La vacunación con Improvac® significa que los machos porcinos pueden ser llevados al mismo peso que los machos castrados, pero con menos consumo de pienso, y sin riesgo de presencia de olor sexual en la carne o de los comportamientos indeseables que expresan los machos enteros al alcanzar su pubertad.

Improvac® reduce de forma fidedigna los niveles de androstenona y, de modo indirecto, también los de escatol, los dos principales compuestos responsables del olor sexual en porcino, a niveles bajo el umbral sensorial. A los machos se les debe administrar dos dosis de vacuna; la primera ¨sensibiliza¨ el sistema inmune pero tiene un efecto limitado en la fisiología del cerdo, mientras que la segunda causa una respuesta de anticuerpos significativa y transitoria, induciendo la reducción de la concentración de los compuestos responsables del olor sexual y suprimiendo los comportamientos no deseables asociados a la cría de machos enteros. Improvac® demostró ser, al menos, tan eficaz como la castración física en el control del olor sexual, como se ha comprobado tras su uso a gran escala en multitud de granjas de producción porcina.

La primera dosis de 2ml, puede administrarse desde la 8ª semana de vida, y la segunda dosis se debe aplicar de 4 a 6 semanas antes del sacrificio (entre la primera y la segunda dosis deben transcurrir, al menos, 4 semanas de intervalo).

Miércoles, 20 de mayo de 2009. Nota de prensa de Pfizer

Noticias de empresa

El sector porcino se mantiene firme frente a la crisis21-may-2009 hace 7 años 6 meses 19 días

tags