ANICE: El sector jamonero se moviliza en defensa de la IGP del Jamón Serrano

La Indicación Geográfica Protegida (IGP) “Jamón Serrano” será una de las de mayor trascendencia social y económica de cuantas existen en la Unión Europea.

23 febrero 2021

El proyecto de la Indicación Geográfica Protegida (IGP) del Jamón Serrano está marcando la actualidad del sector jamonero español. Una iniciativa en la que la Asociación Nacional de Industrias de la Carne de España (ANICE) viene trabajando desde 2015, a fin de lograr una protección internacional de este producto emblemático de la cultura y gastronomía española.

Este proyecto, largamente demandado por la inmensa mayoría del sector jamonero español, cuenta también con el apoyo expreso de asociaciones cárnicas que representan a la industria en distintas Comunidades Autónomas. Entre otras, la Asociación Segoviana de Industrias de la Carne (AICA), la Asociación de Industrias de la Carne de la Comunidad Valenciana (AICCV) y la Asociación para la Promoción y Desarrollo de los Productos Cárnicos Cordobeses (APDECCOR), que recientemente han hecho público su apoyo a la IGP del Jamón Serrano.

Como ha señalado ANICE en anteriores ocasiones, la IGP del Jamón Serrano permitirá que la elaboración de este producto se realice exclusivamente en España y logrará una mejor protección jurídica contra imitaciones en la Unión Europea y países terceros, evitando así que otros copien y usurpen el nombre de ‘Jamón Serrano’. No se puede correr el riesgo de dejar desprotegido este producto y que pueda ser imitado en cualquier país del mundo.

Este es el objetivo de transformar la Especialidad Tradicional Garantizada (ETG) en una Indicación Geográfica Protegida (IGP), de forma que se pueda evitar el uso de este término, tradicional y emblemático de la charcutería española, por productores del resto del mundo.

Por ello, aunque se haya solicitado el cambio de una ETG a una IGP, todos los productores de Jamón Serrano español podrán seguir elaborando este producto como hasta ahora y empleando el mismo término para denominarlo.

Este cambio no altera las especificaciones básicas de la ETG, sino que traslada el Pliego de Condiciones de esta figura de calidad, vigente desde hace 20 años, a la nueva IGP. Por ello, desde el sector señalan que la IGP del Jamón Serrano no perjudica a ningún operador del sector jamonero español.

Además, la futura IGP permitirá lograr una protección internacional mediante los tratados y acuerdos comerciales firmados por la Unión Europea con países terceros, al tiempo que, como IGP, confiere derecho de propiedad intelectual sobre el nombre “Jamón Serrano”.

De hecho, después de varios años de trabajo, la Comisión Europea ha considerado justificada la IGP para el “Jamón Serrano”, lo que ha comunicado ya al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), entendiendo que existe base legal para la transformación de la ETG en IGP. No obstante, la Comisión Europea ha señalado que la coexistencia de ambas figuras no es viable, por lo que se debe proceder, simultáneamente, a derogar la ETG y a aprobar la IGP.

Por todo ello, el sector insiste en que esta figura de calidad a nivel nacional cuente con el apoyo de todo el colectivo industrial jamonero español. Con una producción anual que se acerca a los 20 millones de jamones serranos y más de 600 empresas fabricantes, la IGP del Jamón Serrano será una de las más importantes de cuantas existen en la Unión Europea, tanto por el volumen y valor económico, como por su trascendencia social.

18 de febrero de 2021 - ANICE

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3
Publica un nuevo comentario

Para comentar debes registrarte en 3tres3 y acceder como usuario.

Artículos relacionados