Respuestas a vuestras preguntas sobre materias primas

Durante la semana pasada, los usuarios de 333 pudisteis realizar preguntas sobre el weather market. Nuestros expertos Sara Mazo y Francisco Ruíz os respoden.

¿Qué es el weather market?

Entendemos por weather market a la climatología que tiene lugar en el momento más importante para el desarrollo de los cultivos, que garantizará o no los rendimientos de la campaña.

El gran ejemplo es Estados Unidos, el weather market se desarrolla al inicio del verano, meses en los que las condiciones climáticas son clave para definir el desarrollo del maíz y la floración de la soja. Sobre todo, en el caso de Estados Unidos, las condiciones climáticas generan mucha volatilidad en los mercados. La ausencia de lluvias esas semanas puede provocar subidas importantes de futuros, en cambio unos mapas que indiquen agua a corto plazo provocaran bajadas. A nivel más local, en España, la cebada y el trigo dependen en buena medida de la climatología del mes de mayo, si hay más o menos lluvias afectará a los rendimientos de ambos cereales.

¿Hasta qué punto el weather market influye sobre el precio de las materias primas?

El factor climático es uno de los factores claves que marcan la obtención de mejores o peores rendimientos y calidad de las cosechas, des de la siembra hasta el momento de la recolección se deben dar factores climatológicos óptimos con el fin de tener buenos rendimientos. Por lo tanto, el clima es un generador importante de incertidumbre y, por ende, de volatilidad, por lo que el mercado sufrirá un vaivén de precios al son de las noticias favorables o desfavorables

¿Cuándo podremos ver unos precios de cereales en una horquilla normalizada (entre 160 y 200 euros/toneladas)?

Nos sabe mal ser agoreros, pero a corto plazo nos parece altamente improbable. Es cierto que pueden volver a esa horquilla, ya lo vimos con anterioridad en 2014. Pero la diferencia radica en que esta vez estamos en un contexto de guerra en una zona productora muy importante y en un ambiente de inflación generalizado, por lo que los costes también subirán. Tampoco debemos olvidar el coste desorbitado de los insumos que encarecen de per se el precio de la futura cosecha. Por todos esos factores, parece complicado volver a ese rango, a no ser que apareciera un cisne negro (evento no esperado) que provocara una bajada no prevista.

¿Existen proyecciones a largo plazo con respecto a las materias primas? ¿Se pueden proyectar los costos para el ciclo 23/24?

La proyección es complicada debido a que la evolución de las cosechas depende del clima, y es un factor difícil de prever a largo plazo. Fenómenos como la Niña o el Niño afectan en gran medida las cosechas de Sudamérica, hay modelos que estiman la probabilidad de que ocurran, pero a tan largo plazo el error asociado es grande. Luego hay otros factores que pueden ser locales como disponibilidad o no en un momento dado de mercancía. Si en un momento dado hay falta de mercancía en un puerto por un motivo logístico, por ejemplo, los precios se verán afectados. A día de hoy una proyección de precios a tan largo plazo tendrá como base los precios actuales, muy por encima de la media, por lo que el margen de error es demasiado grande para considerarlos. Por otro lado, como hemos visto este año, la geopolítica está marcando el fluir de los mercados y con ello el precio de los cereales, siendo el driver principal este último año. Hacer proyecciones de tendencias geopolíticas a largo plazo con el escenario actual reduce el acierto considerablemente.

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3
Publica un nuevo comentario

Para comentar debes registrarte en 3tres3 y acceder como usuario.

Artículos relacionados