Lee este artículo en:

Aclimatación de la reposición al virus PRRS (2/2). Pasos para conseguirlo

Nuestros veterinarios invitados hablan sobre la aclimatación de la reposición al virus del PRRS: los programas que implementan, cómo comprueban su estado inmune y describen escenarios de manejo especial para introducir la reposición a la granja de reproductoras.

En granjas de reproductoras, una introducción correcta de la reposición es clave para el control del virus PRRS. La entrada de una reposición desprotegida (o ya infectada), que muestra viremia en cubrición o/y durante gestación, podría llevar a cabo la transmisión del virus, tanto horizontal a otras cerdas, como verticalmente a su descendencia. Estos tipos de transmisión contribuyen a la desestabilización de la salud de la granja. El objetivo del programa de aclimatación al virus PRRS es el de exponer a la reposición a la misma cepa del virus frente a la cual la granja ya es inmune, permitirles que se recuperen y llevar a cabo su entrada tranquila junto a las reproductoras. En este artículo, revisaremos los diferentes pasos y tiempos de los programas de aclimatación que nuestros 4 veterinarios especialistas en porcino de Alemania, Norte América, China y España implementan en sus regiones.

Vidal, veterinario de Vall Companys (España), tiene un protocolo muy estandarizado para la introducción de reposición en sus granjas. Ellos entran cuatrimestralmente (cada 3 meses) grupos de animales, de entre 90-100 Kg, de sus unidades de cría de reposición (GDU, por sus siglas en inglés: gilt development unit) externas a sus naves de aclimatación en la granja. En cada una de esas 4 entradas anuales, los animales pasarán por un periodo de 8 semanas de aclimatación durante el cual se asegurarán de que todos los animales se exponen al virus modificado vacunal (MLV, por sus siglas en ingles), y potencialmente al virus propio de la granja. Esto último es difícil de asegurar, como explica Vidal. Tras la exposición sigue un periodo de 4 semanas de enfriamiento. Para conseguir esta exposición completa al virus PRRS, la reposición recibirá 2 dosis de vacuna MLV y, unos días después de la segunda dosis, el grupo de reposición será expuesto a cerdas de desvieje, heces de las parideras, y a lechones infecciosos (escogidos) del propio destete de la granja (Sitio 2).

Böhne, de Alemania, estuvo de acuerdo con este protocolo con relación a la exposición de la reposición a cerdas de desvieje y a otros animales virémicos. Ella describió este proceso muy gráficamente como “calentar a la reposición y después enfriarla”.

En Norte América, Pitkin nos explicó que para conseguir una entrada de reposición cuatrimestral se necesita un periodo de cuarentena de 30 días para asegurar el estatus sanitario deseado a la llegada a la granja de reproductoras. Ella remarca que, aunque no hacen falta 30 días para PRRS, son necesarios para verificar serológicamente el estado negativo frente a micoplasma tras la llegada a la cuarentena (foto 1). La duración del protocolo completo que ella sigue (cuarentena y aclimatación) es también de entre 10 y 12 semanas por lote de reposición. Por otra parte, Wang consideró que los protocolos de aclimatación de la reposición son mucho más cortos en China y que dependerán del tipo de estrategia para la inoculación del virus que la granja siga. Como mencionamos en nuestro artículo anterior, las granjas en China con sitios externos de reemplazo tienden a usar inoculación de virus vivo (LVI, de las siglas en ingles) y la aclimatación es entre 3 y 4 meses. Por otro lado, Wang explicó que si la granja tiene sitios para reemplazo en la granja, la tendencia es la de usar MLV y la aclimatación podría reducirse a 1 ó 2 meses. Esta es seguramente la gran diferencia entre la experiencia de Wang en China y el resto de los veterinarios de otras partes del mundo.

Foto 1. Sala para reemplazo en Norte América. Cortesía de la  Dr. Maria Jose Clavijo
Foto 1. Sala para reemplazo en Norte América. Cortesía de la  Dr. Maria Jose Clavijo

Como veterinaria de campo, también estaba interesada en saber si nuestro grupo de veterinarios animaba a sus clientes a evaluar el estado inmune de la reposición después del periodo de aclimatación y antes de moverlas dentro de la granja. Los 4 estuvieron de acuerdo en afirmar que esto no se hace de manera rutinaria. Pitkin describió los signos clínicos que la reposición puede tener durante el periodo de aclimatación cuando se ha realizado una buena exposición, y estos incluyen una bajada del consumo de pienso, tos, y aspecto "peludo". En su experiencia, estos signos son más evidentes cuando se usa LVI como método de exposición. Si no se observan estos signos, ella anima a los productores a hacer un ELISA de suero para confirmar que la exposición se ha hecho correctamente.

Finalmente, preguntamos a nuestro grupo de veterinarios que describieran los escenarios de manejo para introducir las cerdas aclimatadas al sistema de producción principal. Wang describió el uso de granjas de primer parto en China. En algunos sistemas de producción, el periodo de aclimatación de las cerdas se extiende hasta el momento de la cubrición de la segunda gestación. En estas granjas de primer parto, la cubrición y la gestación de la reposición se realiza a parte y no se mezclan con las multíparas hasta la segunda gestación. Ninguno de los otros veterinarios mencionó este manejo en sus regiones. Vidal explicó que, en su sistema, la reposición se mezcla con las cerdas de más partos en gestación. Asumen algunas pérdidas con este manejo pues puede que alguna cerda continúe aclimatándose durante el primer periodo de la gestación. Sin embargo, creen que este manejo permite producir lechones bien adaptados durante la fase de crecimiento y engorde. Böhne destacó el hecho de que la mayoría de sus granjas son más pequeñas que la media de Europa y que, al trabajar en sistemas de bandas de 3 a 5 semanas, no mantienen la reposición separada y la introducen en cada uno de los lotes. También destacó que estas granjas con bandas tenían una buena estabilidad frente al virus PRRS pues siempre tienen considerablemente menos grupos de edades de lechones.

En el siguiente artículo nuestros veterinarios describirán como miden la estabilidad frente al virus PRRS en sus granjas.

Artículos

Elementos implicados en la salud intestinal19-oct-2018 hace 9 meses 4 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3
Publica un nuevo comentario

Para comentar debes registrarte en 3tres3 y acceder como usuario.

¿Aún no eres usuario de 333?regístratey accede a precios de porcino, buscador, ...
Es gratuito y rápido
¿Ya estás registrado en 333?ACCEDESi has olvidado tu contraseña te la enviamos aquí

tags