Vacunas contra Mycoplasma: comerciales y autógenas

Martes 3 abril 2001 (hace 15 años 8 meses 3 días)
La autora de este artículo resume sus experiencias con las vacunas contra Mycoplasma en la industria porcina. Las vacunas comerciales se fabrican con organismos muertos de M. hyopneumoniae o preparaciones de membranas. Todas las vacunas comerciales de actuales de dos dosis reducen significativamente las lesiones neumónicas. Sin embargo, no se ha observado ninguna diferencia significativa entre las vacunas comerciales de dos dosis en su capacidad de reducción de las lesiones inducidas mediante la exposición experimental. Una diferencia entre las vacunas contra Mycoplasma comerciales es la presencia de cerdos vacunados analizados mediante ELISA que se seroconvierten después de vacunarse. No se sabe cuales son las proteínas específicas asociadas con la virulencia y con la inducción de protección contra M. hyopneumoniae. Existen muchas proteínas que inducen anticuerpos contra M. hyopneumoniae en suero de animales convalecientes, sin embargo, no existe ninguna correlación entre los anticuerpos en suero y la capacidad de una vacuna de inducir la protección. Aislar y cultivar M. hyopneumoniae resulta pesado y difícil. La primera experiencia de la autora con la vacuna autógena fue con un sistema de producción porcina que recibió varios miles de dosis tres semanas después de enviar cerdos o pulmones para el aislamiento del organismo. Al analizar los cultivos de las vacunas, el tipo de mycoplasma presente fue M. hyorhinis y no M. hyopneumoniae. En otra incidencia no relacionada, la autora descubrió que una compañía de vacunas autógenas utilizaba aislamientos de M. hyopneumoniae que había adquirido varios años antes. Las dudas acerca de las cepas más viejas de M. hyopneumoniae son la antigenicidad y el control de calidad. No se sabe que efecto puede tener el tiempo en la capacidad de los organismos de proteger a los cerdos. Una de las mayores preocupaciones es si el mycoplasma de la vacuna autógena es M. hyopneumoniae o M. hyorhinitis. Si se reciben las vacunas autógenas contra mycoplasma en un plazo de dos semanas, cabe pensar que no es realmente una vacuna autógena. Las vacunas micoplásmicas comerciales que fallan, seguramente fallan debido al momento inadecuado de la vacunación. La única prueba verdadera de un programa de vacunaciones es la eficacia.

Mycoplasma vaccines: commercial and autogenous, my exeriences. Swine Disease Conference for Swine Practitioners : 77-79, 2000

Abstracts

Plan de acción contra la Gastroenteritis Transmisible04-abr-2001 hace 15 años 8 meses 2 días
Seguimiento de un caso de Salmonella02-abr-2001 hace 15 años 8 meses 4 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags