Posibilidades de tratamiento de purines y estiércoles

Lunes 27 noviembre 2000 (hace 16 años 7 días)
La problemática de los purines es una cuestión de excedentes. Es pues una problemática compleja y en muchos sentidos interdisciplinaria, ya que implica diversos problemas con diferentes orígenes, desde las molestias de los olores, pasando por la emisión de gases causantes del "efecto invernadero", pasando por el derroche energético en balance global de energía de los procesos industriales interrelacionados. Al mismo tiempo se trata de un reto, una gran posibilidad para aportar soluciones con la necesidad de favorecer un crecimiento sostenible ayudando a la creación de una nueva cultura tecnológica capaz de utilizar los residuos ganaderos con criterios de valorización, reciclaje y aprovechamiento, desde la obtención de energía renovable hasta el reciclado más eficiente de nutrientes valiosos para la producción agraria. El proceso tecnológico se fundamenta en la valorización íntegra de las fracciones resultantes y no únicamente depurar los efluentes, esto significa la coexistencia de un doble ciclo cerrado, por un lado el de bondad medioambiental y por otro el económicamente viable. Este efluente presenta una especial dificultad de manejo y gestión, ya que su contenido en materia seca varía entre el 1-7% para los purines porcinos y entre el 10-20% para los purines bovinos; es pues básicamente un líquido con una gran cantidad de partículas en suspensión bajo la forma de nutrientes orgánicos, oligoelementos y materia carbonosa reducida. El purín y la PAM reaccionan y el proceso consigue crear "puentes moleculares" mediante ruptura- agrupación, tanto a nivel molecular como entre las partículas y flóculos, pegándose a las superficies absorbentes de los coloides y "construyendo" masas moleculares mayores. Estas masas son trazables y bien evidentes en la fracción sólida, desde el vibrotamiz de escurrido hasta la era de secado, ya que la forman la "capa" de agua que contiene a los macroflóculos y que luego percola fácilmente al contacto con la solera mediante escurrimiento hasta la arqueta de recogida de la era. El líquido percolado es reconducido hasta la cabecera del proceso (balsa homogeneización) para su tratamiento, mientras que el sólido es utilizado como materia prima para procesos de fabricación de abonos y/o compost o usos terciarios.

XXI SYMPOSIUM ANAPORC. Expoaviga 2000. Martínez Almela, J.; Barrera Marzá, J.; Martínez Adsuara, V. SELCO, M.C.

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags